domingo, 10 de marzo de 2013

TODOS MORIRAN EN VENEZUELA

...
Te lo dice Vargas Llosa que como escritor y político es un gran cocinero. Y por si faltara algún pronóstico en contra está su hijito Alvarito que dice lo suyo aunque no es mucho lo suyo sino lo de otros.

8 comentarios:

iris dijo...

Un émulo de aquel que dijo: ese coronel no durará mucho...

Nando Bonatto dijo...

que previsible, mezclar a Stalin con Peron ,con Trujillo,le falto Atila

Cosmocosme dijo...

Pucha.. como se nota que la petición de principio es gratis.
Si lo tuviera enfrente, le diría lo que vengo diciendo hace tiempo: demostrar que A es A y afirmar que A es A no son sinónimos. Suenan parecido, pero encierran significados (y praxis) diametralmente opuestos.

El resto: suena como mínimo curioso que hable del chavismo como un algutinamiento de de facciones, individuos, e intereses encontrados, justito él, que profesa una ideología que parece amontonar individualidades por un solo fin tan poco aglutinante como frágil dentro de un contexto de recursos finitos: hacer dinero lo más libremente que se pueda.

Rob K dijo...

Considerar que MVG como escritor "es un gran cocinero": me gustaría leer el fundamento de ese juicio, Dormidano.

Dormidano dijo...

Iris:
Estos refutadores de leyendas...

Dormidano dijo...

Nando:
Lugar común de un lugar común...

Dormidano dijo...

Cosmo:
Uno debiera suspender la lectura ni bien aparecen esas inconsistencias, pero tenemos alma de mártires nosotros.

Dormidano dijo...

Rob:
Ningún problema: MVG me parece un escritor mediocre tirando a malo, cuyos textos son como esos músicos de jazz que tapan la falta de ideas con la ejecución de muchas notas superpuestas. El aparente talento no pasa de ser piruetas idiomáticas superpuestas que encubren una literatura previsible plagada de lugares comunes. Cosa que se puede notar cuando uno lee "La ciudad y los perros". Y cualquier libro de MVG. El que más cerca estuvo de no molestarme tanto fue "La guerra del fin del mundo" pero ahí vuelve VG a caer en las acrobacias idiomáticas para no meterse en el tuétano del asunto.
Más o menos así.
Claro que es discutible estas postura y quién soy yo para desmentir a todo un comité Nobel.
Pero tengo para mi que una página de Ciro Alegría vale por toda la obra de MVG.