jueves, 16 de noviembre de 2017

sábado, 11 de noviembre de 2017

CON LA PLATA DE MIS IMPUESTOS

La evidencia usía. Acá se ven dos perfiles falsos publicando noticias falsas en Facebook. Pescados por quien suscribe.
Obsérvense dos particularidades: no publican la noticia directamente sino que colocan un recorte y abajo, en los comentarios, el link correspondiente.
Eso lo hacen para ocultar el nombre del portal: El Realista, una página que desparrama pescado podrido, las llamadas fake news.
Una vez insertado el enlace cierran los comentarios. De esta forma evitan que alguien los pesque y le informe al resto del grupo que son usuarios falsos publicando información falsa. 
Y todo ésto con la plata de mis impuestos.
...
...
Gracias José López Peña

viernes, 10 de noviembre de 2017

YA ESTÁ, LISTO, VAMOLÓN

Otra vez lo mismo. Es cansador, hartante. De nuevo estas mismas recetas, las mismas huevadas de siempre y los mismos huevones acompañando a estos socotrocos. Basta boló, basta.
...
...
Si, el 2001 fue un año de vigoroso crecimiento.

jueves, 9 de noviembre de 2017

VENÍ DESCRIBIME ÉSTA

Creo que por mucho, pero mucho tiempo, será imposible superar a Nicolás Massot y sus "filtraciones descriptivas". Con la autoridad que me da escarbar en la mierda de estos tipos todos los días, te diría que esta frase es casi insuperable.
...

LA LIBERTAD ES LA ESCLAVITUD

Las opiniones sobre ésto quedan a cargo de los sufridos lectores
...

martes, 7 de noviembre de 2017

GABINETE OFFSHORE

No entiendo porqué no establecen la sede del gobierno en Islas Caimán o Panamá, o Delaware. Para que los funcionarios estén más cerca de sus negocios. Sinceramiento le llaman ellos.
...
Caputo, Aranguren en los Paradise Papers
Bullrich, Macri entre otros en los Panamá Papers
Vamos muchachos, ahorremos en infraestructura
Total, bajamos la Casa Rosada y se puede hacer una torre hermosa
Frente al río, 200 pisos...
Negoción

viernes, 3 de noviembre de 2017

QUE EL BOUDOU NO TE TAPE EL BOSQUE

El bosque
...
...
No la ve el que no quiere verla
No hay peor ciedo que el que no quiere oir