martes, 18 de septiembre de 2012

NO ES "PESE", ES "GRACIAS A"

Ámbito Financiero informa en un artículo "Pese a la crisis, en Alemania hay más ricos". Ese solo enunciado da cuenta de la ceguera y el dogmatismo económico que habita muchas redacciones y de la que son arte y parte un sinfín de periodistas que se postulan como tales.
Las anteojeras se vuelven más evidentes cuando uno revisa el artículo y descubre esta sentencia: "El nuevo estudio sobre riqueza y pobreza que el gobierno alemán elabora cada cuatro años y que adelanta hoy el diario "Süddeutsche Zeitung" refleja también que la distribución de esa riqueza es cada vez más desigual."
Pregunto, más allá de la evidencia palmaria: ¿de dónde creen que proviene el aumento del patrimonio de los ricos en Alemania? ¿Adivinen?
Los que pasan a diario por esta humilde radioemisora, no tendrán problema alguno en contestar la preguntita capciosa del párrafo anterior. Las políticas de ajuste de corte neoliberal provocan (ex-profeso y no por un mal funcionamiento) un traspaso enorme de riquezas de los sectores menos favorecidos a las clases dominantes que ven aumentado su patrimonio en forma exponencial dado que se privatizan riquezas sociales que costaron decenas de años de esfuerzo y construcción, a precio de ganga. Cualquiera que haya vivido en un infierno neoliberal sabe a lo que me refiero.
También sabemos que en una economía regida por la doctrina de Milton Friedman el estado se reduce a su mínima dimensión dejando la salud, educación, justicia y vivienda bajo la mano nada invisible del mercado que transforma en un negocio cualquier espacio de la vida social. Hecho éste que contribuye a profundizar el trasvase de riquezas de la sociedad a manos privadas.
Y como si faltaran infortunios, la aplicación de políticas fiscales monetaristas carga sobre los hombros de las clases subalternas el costo de la crisis, dejando a salvo al sector financiero, a la especulación bursatil y a las "inversiones" en empresas públicas privatizadas que obtienen beneficios record al obtener un mercado cautivo.
¿Hace falta que explique algo más?
Ahhh si.
El apotegma neoliberal: privatizar las ganancias y socializar los costos. Que en realidad es el axioma de todo buen "empresario" pero que cobra dimensiones dramáticas y furibundas bajo la férula neoliberal.
Asi que, yo le preguntaría al titulador de esta nota ¿me estás cargando?
...
Nota:
Ya que estamos, como siempre aprovechamos para decir, repasar el libro "La Doctrina del Shock" de Naomi Klein serviría bastante para entender lo anterior.

3 comentarios:

praxxo dijo...

Totalmente!!!! Leí ese "pese a la crisis" en muchos lados. Una vez más se demuestra que los fines del neoliberalismo son inconfesables.

praxxo dijo...

Totalmente!!!! Leí ese "pese a la crisis" en muchos lados. Una vez más se demuestra que los fines del neoliberalismo son inconfesables.

Dormidano dijo...

Praxxo:
Si señor.
Tan inconfesables son que ocultan sus postulados políticos e ideológicos detrás de una supuesta inevitabilidad de las "leyes naturales" del mercado.