miércoles, 3 de junio de 2015

NUNCA ME GUSTÓ ELVIS


...
Resulta ser que vengo de un hogar marcádamente antiperonista. En donde la palabra "peronista" es casi un insulto. "Gorilas" sería una descripción bastante acertada. De ese núcleo primario fui el primer hereje volviéndome "zurdito" a poco de andar las lecturas políticas (de acuerdo a la petición de principio de Churchill "Quien a los 20 años no sea revolucionario no tiene corazón, y quien a los 40 lo siga siendo, no tiene cabeza", yo no tengo cerebro alguno, quevachaché). Me encontré con el barbudo a poco de andar y le entré a El Capital desde mocoso insolente. Al barbudo y a tantos. Tipos que me permitieron entender, comprender, abrir los ojos como en aquella escena antológica de Matrix: yo tomé la pastilla roja (nunca mejor dicho) y me di cuenta de lo profundo del hoyo. A partir de ahí, of course, nada volvió a ser lo mismo.
Comprendiendo la potencia que encerraba la sospecha (que como forma de aproximarme al conocimiento ya tenía en el marulo, aunque en versión Beta) me dispuse a deconstruir el orbe y planetas aledaños, provisto de herramientas más bien rudimentarias y poco sofisticadas.
No hay que ser muy piola para darse cuenta que esta elección me consiguió una nada despreciable cantidad de conflictos. Porque si hay algo que a los que prefieren la pastilla azul les jode y les molesta es que le digas que ellos optan por la pastilla azul. Y por más que ellos crean que la pastilla azul es lo más mejor, al menos está la pastilla roja y no tendrías que tener una mirada tan absoluta y omnipotente porque está la pastilla roja.
Por lo cual anduve arrastrando las patas durante mucho tiempo, arando en tierra seca, nadando en dulce de leche. Intentando escapar de ese asuntito que a veces nos anega a los que tomamos la pastilla roja (que no deja de ser una pastilla y cómo mierda no me di cuenta antes, la puta madre si es tan obvio): la tentación de pararnos arriba de un banquito a lo Julieta Lanteri (pero sin su legitimidad) y ponernos dedo en mano a arengar a las multitudes que, con toda razón, pasan por el costado ignorándonos en nuestra prosopopeya iluminada.
Tarda uno un poco más en darse cuenta de que nadie habla en nombre de nadie. Que no puedo pretender semejante cosa, porque, ahí nomás te digo, yo no soy la subjetividad del otro. El otro, a lo sumo, estará de acuerdo con algunas cosas que digo, incluso ciertos matices, pero pará de contar. La identificación punto a punto, la identidad completa no existe. Por suerte.
Entonces, de la experiencia descripta torpemente provienen mis votos a lo largo de mi vida de votante. De toda mi sarta de elecciones tengo que arrepentirme solamente de una: voté a Frenando de la Duda. Así, sin pensarlo. Lo voté por cansancio de Carlos Saúl I, rey de las pampas chatas. Voto bronca ponele. Voto pelotudo, ponele. ¿Las razones? Bueno, están a la vista. Muy a la vista y cada vez que tengo que enfrentar el cuarto oscuro las recuerdo para no volver a meter la gamba. Porque me siento responsable (no puede ser de otra manera) de aquel voto. Y aunque me digan que fueron muchos los que pensaron como yo (mal de muchos consuelo de salames) eso no me quita ni un ápice de responsabilidad por él.
Excepto esa vez, nunca voté sin analizar mi voto, nunca voté por obediencia debida, nunca voté para salvaguardar la verticalidad. Nunca voté pensando en ganar como si fuera un campeonato del mundo de algo. Cuando mi voto fue a dar a un ganador, esa fue una circunstancia ad hoc. Yo había elegido lo que voté pensando y repensando las alternativas que esa elección lanzaría en dirección al futuro (voto como proyecto, sartreano, digamos)
Y dada aquella equivocación aliancista, sigo haciendo lo mismo.
Por eso, viniendo desde un hogar antiperonista, voté al FPV. Porque elegí, porque opté, a partir de pensar y repensar mi voto. Por eso me sobrepuse a los prejuicios que uno cree no tener y apoyé al FPV. Lo voté porque me parecía la mejor alternativa, no porque fuera a ganar.
Nunca dejé de ser zurdito (dicho esto cariñosamente para aquellos que creen que ese adjetivo es un insulto), lo soy (pero de una vertiente, si vale la ironía, marxista). Nunca dejé de ser progresista (siendo esto último un tema espinoso que mejor dejamos para otro día). No pienso abandonar las convicciones en la puerta del cuarto oscuro.
Por eso, cuando escucho a tipos como Brienza que medio escupen de costado cuando nombran a cosos que se parecen a mi y me reclaman un verticalismo por la ortodoxia porque "lo importante es ganar" yo reculo. Porque apoyo al FPV por el proyecto que lleva adelante y quisiera elegir a un tipo que continúe con lo que se está haciendo y lo mejore. Y si me dicen que lo importante es ganar, y que para ganar quizás tenga que votar a Scioli, que si no lo hago así no entiendo nada de peronismo ni de nada, yo te digo que no, gracias.
Yo apoyo al FPV porque analizo que es la mejor opción, que hace cosas que se parecen a las que yo espero y considero necesarias para, en el marco de este tipo de democracia, nos aproximemos ni que sea un poco, a una sociedad más igualitaria. Apoyo gramscianamente estratégico, diría yo.
Siguiendo el camino que me llevó a apoyar al FPV, considero, fundado en las evidencias que no dejo de amontonar, que Daniel Scioli no está dispuesto a continuar con la impronta del proyecto. Por todos lados el tipo se encarga de informar que él, aunque proviene del FPV, es una instancia superadora hacia el diálogo y el consenso y esas cosas. Cosas con las que yo no acuerdo (no quiero, por ejemplo, que consensúe con el Departamento de Estado qué políticas va a aplicar durante su hipotético gobierno). Por eso, no estoy dipuesto a votarlo. Decirme que tengo que elegirlo por una supuesta disciplina de los que apoyamos al FPV es una pavada. Si yo fuera un verticalista a ultranza debería votar candidatos antiperonistas o de la izquierda ortodoxa y nostálgica que hemos sabido conseguir. No hago ni lo uno ni lo otro dado que no me sirven las apelaciones a la ortodoxia, mucho menos las de un movimiento al que, por "progre" no "comprendo".
Dado que algo logré entender de peronismo es que voté al FPV. Y porque trataré de ser fiel a lo que considero son mis ideas: si el candidato es Scioli, no lo votaré. Porque, ay Tutatis, traicionaría mis principios, como lo hice al votar a Mermando de la Duda. Y no pienso cargar con ese error, ya suficiente tengo con el otro.
Por otro lado, nadie me va a extrañar. Al fin y al cabo el ortodoxo siempre cree que se basta a sí mismo. Que el otro al que le reclama comprensión es apenas un accesorio electoral. A lo sumo.
Seguiré siendo el progresista siome, el que no sabe nada de peronismo, el que no entiende que lo importante es ganar (forma es contenido), etc. Seré, como ya soy, blanco de las invectivas de los que largan el "zurdito" entre dientes y le tienen cierto asco al que tiene la mala suerte de pertenecer, aunque sea de prestado, al mundo intelectual. Me importa un comino. Como dice Brienza, no me interesa la corrección política.
Si he llegado hasta aquí sin la ayuda de un cerebro (Churchill dixit) puedo seguir adelante sin su auxilio. Decime maximalista. Quizás.
¿Qué es eso de que no me gusta Elvis? Bueno, yo no te puedo explicar todo.

20 comentarios:

Daniel dijo...

Nunca le gustó Elvis? A mi tampoco.

Dormidano dijo...

Daniel:
Fíjese Ud.
Y eso que el tipo canta bárbaro. Pero el repertorio que desgranaba nunca me movió un pelo.
Y esa estética jolivud y las películas onda Palito Sortega pero yanquis tampoco contrivuyeron.
Insisto, el tipo canta hermoso, pero qué le vamos a hacer...

Mariam dijo...

A mi me gusta Elvis.

Mariam dijo...

Ahora, me pregunto.
¿Hace falta tanta explicación para no votar a Scioli?
Más explicación merece lo de Elvis.

Dormidano dijo...

Crecí escuchando que Elvis era bárbaro, un fuera de serie. Y lo escuché concienzudamente hasta cansarme. Y descubrí que sí, que canta bárbaro, etc., pero que no me gustaba. Y lo de rigor en estos casos "cómo a un tipo que le gusta la música como a vos puede no gustarle Elvis" "Te tiene que gustar Elvis porque si te gusta la música te tiene que gustar porque de lo contrario no te gusta la música" Y a mi no me gustaba. Y pensaba que era porque algo se me escapaba, que se yo, algún condimento que no veía. Y luego de andar un montón la cosa es que no me gustaba. Y por más que me dijeran que debía obedecer la corriente que sostenía que o te gusta Elvis o no te gusta la música, no había caso. Por lo que teníamos que concluir que o no me gustaba la música, o siempre habia escuchado cualquier otra cosa o que, así de jodido soy, no me gustaba Elvis. Y decidí desconocer la ortodoxia musical que plantea que te tiene que gustar Elvis (dice otras cosas la ortodoxia musical pero para qué ganarme más amigos).

RT dijo...

Dormidano,

Estoy riendo. No de usted, estoy riendo de mi mismo al mirarme en el pasado.
No hace mucho tiempo le firmaba al pie de este post, sin modificar ni una coma, ni frase.
Trate de encontrarse en este post:
¿Qué hacía, en que pensaba un marxista votando a De la Rua?
¿Votó a De la Rua por el Chacho?
¿Es más zurdo ahora o más consciente de su voto? O ¿Se está volviendo un argentino del medio más intelectual, con más herramientas de análisis?

¿Principios?

Principios: Un principio es una ley o regla que se cumple o debe seguirse con cierto propósito, como consecuencia necesaria de algo o con el fin de lograr
cierto propósito.

¿Cuál es el propósito de no traicionarse a si mismo? Y disculpe que se lo diga de esta forma: ¿Desde cuando un zurdo opta por la opción individual y egoísta de ponerse a si mismo en el centro del universo?

Usted tiene mucho miedo de equivocarse y yo también. Uno evoca el pasado con dolor y eso provoca angustia.
Mire, Scioli no es Herminio, y Randazzo no es Guevara, a eso yo también lo sé. Le pido: quédese adentro, espere a tener verdaderos motivos para centrifugarse por fuerza propia. Los otros motivos; esos que usted, otros y yo vamos apuntando,
constituyen el "ser" político nacional.
El "ser" es estático o se mueve a baja velocidad, por eso puede definirse en durante largos periodos de tiempo. En eso hay un espacio de pelea. ¿No tiene
ganas de darle un buen empujón?

ram dijo...

El problema con Elvis, no es si cantaba bien o mal, el problema (según yo, obviamente experto en todo) fueron las películas de Elvis, cabal demostración de ese talento yanqui para arruinar todo, sino me cree, fíjese en Bob Dylan y su voz de rallador, como no se dejó deshacer por el cine, a los mil años es mito, placer, nostalgia, inventor para el lucimiento ajeno... éso, es Bob Dylan.
Creo que muchos llegamos al FPV por caminos parecidos, creo que fuí lúcido votando al que creía el peor candidato para salir del menemato, el menos dotado o siquiera interesado (lo pensaba así, en esa época) como fue delarúa. La alternativa, invotabble, era el cabezón.
Nadie pensaba que pudiera llegarse a tanto en la caída, tanto tanto que al final el cabezón terminó pareciendo un estadista.
Lo imperdonablefue el 2003, ese voto a la entonces matrona soviética carrió, ese chamuyo de "izquierda decente" y la necesidad de "creer" en algo que no pareciera una mugre - pensé en NK, no tanto por él, si por la Cris pero, ay!, otra vez el cabezón asomando, pero bueno, esperaba el 75-25 de la 2da. vuelta que complete la obra raticida, pero la rata huyó. Siempre lamentaré ese doble no-voto a NK .
Votar a la Cris fue fácil, es la ventaja de los oficialismos que hacen lo que a uno le parece debe hacerse.
La verdad, lo que diga Brienza, no me interesa mucho; no soy peronista ni lo quiero ser pero jamás fuí antiperonista; entiendo que les jodan los "progres" pero, que no me jodan con la "ortodoxia" peronista, si es justamente esa ortodoxia, amorfa y reptante, la que más daño le hizo a lo mejor del peronismo y al país.... lopez rega, la rata riojana son "ganar"?. Por favor, boludeces no.
Para mí scioli es un híbrido, un poco macri, otro delarúa, otro poco el innombrable con chispas del cabezón y sí, tal vez, puede ser, quizás, en una de ésas, a lo mejor, en estos años aprendió algo del Néstor y la Cris. Lo último es sólo posible, con ninguna garantía ni certeza.
Pero ahí discrepo con usted, Dormi, por esa remota chance de portación de kirchnerismo, porque es menos gurkha y menos burro que la porquería absoluta amarilla es que le justifico un voto "perdido por perdido", con broche en la nariz, estrujamiento de esfínter, todo lo que quiera pero, ayudar al amarillo, NO.
Pero antes, está el pibe del ferrocarril y la chance de una módica continuidad. No es poco.

Carolina dijo...

Como experta en todo, coincido doblemente con usted: no me gustan Elvis ni Scioli, por los mismos motivos, musicales y de los otros en ambos casos.
Además, ya estoy cansada de que nos acusen de "progres" que "buscan la pureza" ideológica cuando justamente, se trata de algo pragmático. Scioli NO va a profundizar el modelo kirchnerista y ya dio sobradas muestras de que no lo condiciona nadie, ni la Cámpora, ni Mariotto ni Néstor ni Cristina, que lo presionaron todo este tiempo.
Si se quedó, a mi entender, es porque por afuera del FPV no tenía la misma cantidad de votos.
En mi caos, primero voto a Randazzo (y no porque crea que es Néstor reencarnado, ni ninguna de esas lindeces con las que nos desprecian a los "progres siomes").
Ahora, si después en las generales tengo que elegir entre Scioli y Macri, es muy difícil la cosa. Creo que hay que tener responsabilidad cívica y política. Estas son las reglas del juego democrático y no vale la pena tirar un voto. Mientras no cambiemos radicalmente el sistema, tendremos que votar a los candidatos que se propongan.
Digo que es difícil porque en el fondo sé que Scioli y Macri son como Kang y Kodos. Y seguramente me arrepienta, pero prefiero votar con una mínima esperanza de que Scioli por lo menos mantenga el status quo (aunque seguramente hará lo mismo que Macri pero con más disimulo... ).
Igual lo voy a seguir pensando hasta último momento.
Un abrazo!

Leo dijo...

Gracias. Gracias por hacerme saber que no estoy solo. Me ocurre lo mismo que a vos: que los demás se queden con su lealtad o su miedo al cuco; yo me quedo con mi conciencia que no me deja vivir. De la Rúa fue una lección importante: Nunca más. Por lo menos no con mi voto. Y es que estoy seguro de que ni bien gane, Scioli nos pasa al cuarto. Los que crean que van a poder controlarlo, recuerden cuanto tiempo gobernó el kirchnerismo sin presupuesto, así que seré un progre siome, pero si Scioli va a las generales, votaré boleta corta, porque mi problema es con Scioli, no con todo el FPV. Puedo tolerar a Scioli en el FPV (y eso que vivo en la PBA), pero de ningún modo conduciendo al país.
Porque más allá del temor a lo que pueda pasar, es cierto que Scioli no me gusta: Me parece sumamente incapaz, vago y versero. No lo voto ni a punta de pistola, como no votaría a Macri jamás.

Gracias, una vez más. Saludos.

PD: Si te sirve de algo, considero que cuando votamos a DLR estábamos bien engañados. Te lo ofrezco por si te sirve, a mi de todos modos no me sirve de nada.

eduardo j. dijo...

NO,NO HAY DISCUSIÓN...Elvis fue GARDEL...Tenía 12 años,y compré el primer 78...AGITADO Y EL HOTEL DE LOS CORAZONES DESTROZADOS..ese Elvis es el que no olvidaré...De los films ,el único es PRISIONERO..Por qué??por la puesta del tema de la película..y el TREAT ME NICE de la grabación en la Sun Records..(así era el origen de la primera grabación)..La dama de la película era una nena yanqui de los 50,muñequita de cera,pocos meses después se mataba en un accidente,Del resto de la filmogarafía sólo rescato ala bestial belleza de Ann Margret..

Dormidano dijo...

RT:
No soy yo el que cambia, yo sigo siendo el mismo, pensando lo mismo, apoyando lo mismo. Si gana Scioli el que cambia es el proyecto. Digamos, metiendo un caballo de Troya en la ciudadela perdemos.
No hay forma de combatir a ese caballo de Troya, porque tendremos apelaciones a la ortodoxia.
Por eso no, no votaré a Scioli.
Justo porque considero que votar a Scioli es comenzar a desmantelar el proyecto colectivo del FPV desde el peor lugar: desde adentro.

Dormidano dijo...

Ram:
Yo no creo que haya aprendido algo.
Más bien creo que se hizo el boludo y fue leal porque todavía no le daba para otra cosa.
No quiero fomentar la escalada de un tipo que se saca fotos con un embajador norteamericano mientras atacan al gobierno al que dice pertenecer.

Dormidano dijo...

Carolina:
Yo creo que entre Scioli y Macri no hay gran diferencia. De hecho creo que Scioli es la apuesta de mínima de la corporación. O, maquiavélicamente pensando, que encumbra a un Macri para que votemos a un Scioli (incluso los que no lo quieren tanto) corridos por el espanto al troglodita amarillo.

Dormidano dijo...

Leo:
Coincidimos.
Seremos siomes nomás.

Dormidano dijo...

Eduardo:
No llego a ese entusiasmo.
Le aclaro: Elvis me parece un cantor excelente, con unas cualidades inmensas.
Simplemente a mi no me gusta.

RT dijo...

Dormidano,

Néstor fue el significante vacío en un momento de crisis.
En él pusimos nuestras expectativas los ciudadanos de a pie, las diferentes corrientes políticas, los movimientos de derechos humanos, las asociaciones comerciales, los gremios y el resto de los partidos políticos, también, aunque digan lo contrario a esos también los devolvió a la política.
Néstor tuvo el coraje de aceptar ese gran desafío y,
se convirtió en un significante absolutamente vacío,
pudo contenerlos a todos, y cumplió con amplitud
los objetivos. Luego, Cristina representa la continuidad
de ese significante vacío.
El padre y la madre... La madre más amorosa pero, como suelen ser las madres, también severa.
Ya cumplió con objetivos, mostró el camino y es hora de que sus hijos crezcan y tomen sus propias decisiones, así que la madre abre las manos y deja ir a sus hijos. Es hora de que decidan que quieren ser: "Va a pasar lo que ustedes quieran que pase. Porque ustedes son los que están empoderados, ustedes son los titulares de los derechos."
Entiendo que usted no es hijo de esa madre, entiendo
que usted acompaño en tanto podía poner sus expectativas en el significante vacío. Entiendo.
Hay dos peligros, uno el que usted menciona (el caballo de troya) y otro el potencial antagónico entre las diferentes corrientes del frente. No sea cosa que terminemos poniendo la culpa en Scioli de algo que sucederá lo mismo aunque él no interviniere. Así que en mi caso quizá solo es que quiero volver a sentirme hijo de una familia hasta ahora exitosa. Como sea, yo me permitiré equivocarme con el colectivo, si es que eso sucede.


Saludos.

GrouchoMarx dijo...

Coincido con ram que lo malo de Elvis eran las películas. Por culpa de las películas nunca le di bola a su música. Me ahuyentaron. Y también coincido en lo demás.
Yendo al punto del post, tengo mis discrepancias.
Scioli fue el vice de Néstor. Fue el gobernador en la PBA de CFK en sus dos mandatos.
Tiene el apoyo de un amplio espectro de gobernadores, intendentes y políticos del PJ.
Hasta ahí, daría un perfil FPV aceptable.
Ahora bien, todos sospechamos, con fundamento, que es proclive a bajarse los lienzos ante las corporaciones. Que puede ser un topo del neoliberalismo para cagarnos la vida. Que ha dado señales contradictorias como mantenerse como un soldado del FPV aún en los peores momentos, pero también como un tipo proclive a subirse a lugares inadecuados (Expoagro, Espacio Clarín, etc.)
Obviamente que, para aquellos que no venimos del PJ, genera más dudas que certezas. El problema, como he dicho varias veces, es que Macri no me genera ninguna duda.
No sabemos cómo va a jugar CFK. Pienso que va a jugar fuerte. Que no se va a jubilar en Calafate. Porque acá se definen dos modelos. Macri es la derecha pura, el conservadurismo liberal del PP español. Un triunfo del PRO sería una tragedia para todo el “progresismo” latinoamericano. Sería retroceder en todo lo ganado, aún cuando el niño Mauricio se encontraría complicado para poder gobernar por estar en absoluta minoría en las Cámaras. Pero se instalaría una cabeza de playa de la derecha dura en un momento delicado para nuestros aliados como Brasil y Venezuela.
Tampoco creo que Scioli la tenga tan fácil para” desmantelar el proyecto colectivo del FPV desde el peor lugar: desde adentro.”. No hay lugar para otro menemismo. Está más complicado para el tipo traicionar al FPV. Ahora hay movilización, no es tan sencillo jugar al caballo de Troya. De llegar Scioli al poder lo haría en un contexto muy diferente al de Menem, con una hiperinflación agobiante. No son tiempos donde la “cirugía sin anestesia” sea popular.
Obviamente el establishment nos ha ido bajando opciones y el único que pudo sobrevivir es Randazzo que da un perfil más cristinista. Tampoco se puede descartar que gane las PASO. Faltan dos meses. Lo que sí tengo claro es que la prioridad es evitar el triunfo del macrismo. Desde adentro se puede pelear. Con Macri en el poder nos arriesgamos a 8 años de globitos y tirar abajo todo lo avanzado. El tipo recibiría un país con los principales problemas arreglados y la inflación te la arreglan “alla Cavallo”, abriendo la economía, devaluando y endeudando. Y muchos tarados de la clase media le agradecerían, sobre todo porque tendría todo el apoyo mediático.
Aun admitiendo que Scioli sea casi igual a Macri, el FPV no es el PRO. A mí no me motiva demasiado, no me seduce DOS, para nada. Pero nunca jugaría a facilitar el triunfo de Macri. Hasta humanamente creo que Scioli es un tipo mucho menos turbio que el bicialcalde y su banda de mafiosos.
Creo que, por el bien del modelo, debemos bajar el nivel de paranoia y hacernos goles en contra.

ram dijo...

Dormi, da la casualidad que pensamos cosas parecidas, incluso acerca de scioli pero, si se diera la opción que no quiero, que gane las PASO y sea el candidato del FPV, el no votarlo genera un problema adicional y peor, ese no voto al final suma a la contra y suma a la porquería absoluta, macri.
Y no hay equivalencias, scioli no tiene tanto margen para hacer mierda todo de entrada, la versión actual del peronismo no es ni tan neutra ni tan ortodoxa como para regalarle cheques en blanco y no hay tampoco fundamento para inventar una "crisis terminal" como en 1989, viene flojo de patas el caballo de troya y todavía no ganó y, ojo, toda esta polémica sobre el muchacho favorito de suegras y comadres, le sirve en bandeja el disfraz de "víctima" y con la bendición mediática que goza, de caballo de troya a plan A opo, hay un suspiro de distancia.

Moscón dijo...

Si este tema de Pelvis Presley no te mueve se debe a que tenés el espinazo subdesarrollado:

www.youtube.com/watch?v=Zx1_6F-nCaw

Traducción


Menos conversación y más acción por favor
Toda esta provocación no me satisface
Mas mordidas y menos ladridos
Menos peleas y más chispa
Cierra la boca, abre el corazón y nena satisfáceme
Satisfáceme nena

Nena cierra los ojos y escucha la música
Deslizándonos en la brisa de verano
Es una noche maravillosa y puedo mostrarte cómo usarla
Acompáñame y pon tu mete en blanco

Menos conversación y más acción por favor
Toda esta provocación no me satisface
Mas mordidas y menos ladridos
Menos peleas y más chispa
Cierra la boca, abre el corazón y nena satisfáceme
Satisfáceme nena

Vamos nena estoy cansado ya de tanto hablar
Toma tu abrigo y empecemos a caminar

Vamos, vamos…

No perdamos más tiempo, no hablemos
Se nos va a hacer tarde, y saldrá mal de tanto esperar

Menos conversación y más acción por favor
Toda esta provocación no me satisface
Mas mordidas y menos ladridos
Menos peleas y más chispa
Cierra la boca, abre el corazón y nena satisfáceme
Nena satisfáceme

Vamos nena estoy cansado ya de tanto hablar
Toma tu abrigo y empecemos a caminar

Vamos, vamos…

No perdamos más tiempo, no hablemos
Se nos va a hacer tarde, y saldrá mal de tanto esperar

Menos conversación y más acción por favor
Toda esta provocación no me satisface
Mas mordidas y menos ladridos
Menos peleas y más chispa
Cierra la boca, abre el corazón y nena satisfáceme
Nena satisfáceme

Resulta ser que la nena es la Nación, la Patria.
Porque la cosa también es Prêt-à-porter.
Las ciencias sociales lograron sayos elásticos, unos de los mayores hitos de los brujos del poder.
No me gusta Pelvis, mascaron de proa del corsario de la subcultura pantanosa en en lo mas asqueroso del mercantilismo, tipo Palega Ortito.

Al fin y al cabo, hasta con algo tan importante como elegir un regidor, se calcula con la metáfora del ganador. Metáfora antojadiza al momento del análisis cuali- cuantitativo del grupo de ganadores y perdedores.

Raúl Ricardo Carrió dijo...

Muy bueno lo que decís viejo, me sentí muy identificado.
Ojalá no vengan tiempos peores.
Slds