martes, 10 de julio de 2012

LO ESPERADO

Uno, porque es un salame, no termina de acostumbrarse a la obsoleta OEA, que desde que naciò, no hace más que hacer nada o, en el mejor de los casos, defiende los intereses de EE.UU. Y Paraguay no podía ser la excepción. Y no lo fue. Allí estuvo Insulza (insulso), Secretario General de la OEA y dijo que no era conveniente hacer nada con Paraguay. A lo sumo van a mandar "observadores" para monitorear el "proceso" hasta las elecciones de abril de 2013. O sea, nada.
Fiel a su costumbre la OEA no mueve el culo a favor de los pueblos lastimados por los crápulas de siempre. No hace falta decirlo, esta inacción termina legitimando el golpe y al impresentable Franco. También sirve para institucionalizar la cuña que logró meter el gran vecino del norte en el seno del Mercosur.
Gracias Insulza, fiera, campeón, titán.

4 comentarios:

Daniel dijo...

Y como si fuera poco, el quinta columna que tienen los uruguayos en su gobierno (en este y el anterior): Astori, llora por la "institucionalización" pisoteada en el Mercosur.
Cuando cese en sus funciones sería un funcionario ideal para la OEA.

Dormidano dijo...

Daniel:
Ya se tiene que haber postulado.
Yo no entiendo (o sì entiendo pero no lo quiero aceptar) la cortedad de miras de tipos que propugnan romper el Mercosur.
La lògica màs pelotuda de todas dice que, si estàn tan preocupados y mueven todas las fichas que pueden para romperlo, el Mercosur debe ser bueno. Pero no, juegan a ser los amigos del patio trasero de los rompetujes de siempre
Me anojè, que lo pariò.

Mordi dijo...

Me parece que dentro de pocos años, la OEA cesará de existir. En algún momento, los países del Mercosur se las tomarán. Es cuestiốn de consolidar la CELAC.
La decisión de la CELAC sobre Paraguay sí influyó para que diputados europeos condenaran el hecho. Aún el presidente de la Delegación Eurolat debió referirse al tema (y es un conservador).
Como cantaba Carlos Puebla "La OEA es cosa de risa".

Dormidano dijo...

Mordi:
Comparto el pronóstico.
La OEA es al menos un anacronismo qoe proviene de aquel viejo patio de atrás en el que mucha "gente como uno" paraguaya quiere estar.