lunes, 14 de noviembre de 2016

NOS TOMAN POR BOLUDOS

...
Roberto Navarro inció ayer su programa con un editorial filoso contra el gobierno de Cambiemos. Entre otras cosas criticó a los periodistas que le habían hecho la famosa nota en donde Macri contestó que las offshores son "cosas de su vida privada". Con razón, Navarro indicaba que Juan Miceli y Dolores Cahen D'Anvers ante esta respuesta no repreguntaron nada, la dejaron pasar y siguieron  tirándole centros a Macri para que balbuceara excusas.
Un poco más tarde en el programa Navarro entrevistó a Fernando alias "El Chino" Navarro. El reportaje comenzó con un clip casi de propaganda del espacio que ¿está armando? el Movimiento Evita (un poco antes Navarro había mostrado dos encuestas en donde Massa aparecía como ganador en la provincia de Buenos Aires) y luego Navarro informándonos que "había gente trabajando para la unidad del peronismo" invitó al Chino Navarro a que expusiera su parecer. Navarro fiel a su estilo no dijo nada, solo generalidades. Entre las que se cuenta describir cómo debería ser un movimiento para oponerse a Macri y por supuesto, el pedido de autocrítica (que no lo incluye, claro está). 
Recordando las recientes hazañas del Chino Navarro, por ejemplo el alejamiento del bloque del FPV, los rosqueos con Vidal, su viaje como "observador" a las elecciones en EE.UU. pagado vaya a saber por quién, etc., hubiera sido muy bueno que Roberto Navarro lo confrontara con todas esas acciones concretas que no tuvieron nada que ver con su reciente y discursivo espíritu combativo (pero no tanto). Era una excelente oportunidad para sondearlo, para indagar sus motivos, para consultarle si la autocrítica que reclamaba lo incluía. Por ejemplo, preguntarle cómo se podía oponer a Macri al mismo tiempo que firmaba la paz con María Eugenia Vidal.
Pero nada de eso ocurrió porque Roberto Navarro no repreguntó. Cada vez que el Chino Navarro decía una gansada que se llevaba de patadas con lo que había hecho, se la dejaba pasar como si tal cosa y además, cada tanto le tiraba un centro para clarificar el partido.
O sea, unos minutos antes había criticado a Juan Miceli y Dolores Cahen D'Anvers y ahora él repetía la pasividad y tolerancia de ambos al entrevistar al Chino Navarro (al que varios que solemos ver el programa del otro Navarro tenemos ganas de pedirle al menos algunas explicaciones, por lo de la autocrítica ¿vistes?)
Navarro puede llevar agua para el molino que quiera, pero la honestidad intelectual es la honestidad intelectual. Y anoche, Roberto Navarro no fue intelectualmente honesto. O sea, nos tomó por boludos.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Vidal es responsable directa de la tragedia de Iron Mountain, de actos de brutalidad asesina como lo acontecido en el Borda, mas el choreo monumental del presupuesto multimillonario de la ciudada mas rica e importante del país como "gerenta" del gob de CABA. Mientras Kagemusha jugaba al golf en Panamá.

Ahora otra vez, la gerenta robando las joyas de BsAs para la corona del Señor Gato.

¿A que hora piensan "nuestros dirigentes" enfrentar a semejante corrupta criminal? ¿O piensan ponerla en la Rosada igual que a Macri?

Dormidano dijo...

Anónimo:
Varios tienen ganas de que aterrice en la Rosada. Este muchacho Chino entre otros.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Dormidano dijo...

Anónimo:
Adios

Peatón, diga no. dijo...

No es la primera vez que Navarro "no repregunta", tanto a opositores como a oficialistas.....primero matonea y después se hace el boludo. ¿a qué jugás Navarro?

Dormidano dijo...

Peatón:
Si señó. Tengo para mi que al menos ahora, está haciendo carne a la massa...

RT dijo...

Dejando a salvo alguna diferencia: Navarro no tiene vínculos comerciales con el actual gobierno. Navarro no es "C5N", él tiene su productora de contenidos. O sea, Navarro no es Majul.
Qué cantidad de clientes tiene: no sé. Es posible que su mejor cliente es C5N porque es ahí en donde él puede dar continuidad a su propia línea editorial, la de los últimos años, quizá la de toda la vida.
En sus editoriales es notable la libertad con las que se expresa y es incisivo. Incluso para afirmar algunas de las situaciones que muestra, se extiende en el uso de palabras un tanto reñidas con el buen gusto. Un exceso sin mucho sentido para mí que me interesa la forma, pero trato de captar más del contendido.
En las entrevistas sin importar de quién se trata es moderado, claro que eso es si vamos por contraste con las editoriales. Y quizá es "estilo". En fin... sobre estilos no hay mucho para ponerse de acuerdo porque o pregunta y re-pregunta o deja hablar, conduciendo al entrevistado para que diga más de lo que quiere decir. Una habilidad que no se ve habitualmente.
La entrevista "pregunta y re-pregunta" es trabada, y en ocasiones (la mayoría) mal dispone al entrevistado.
También están las entrevistas pactadas en donde hay un guión del que entrevistador y entrevistado no se apartan. Algunos lo hacen muy bien hasta parecer verdaderas entrevistas a agenda abierta. No parece ser el caso (pactada) de la que menciona el post, ya que los "renuncios" son evidentes.
En todo caso a mi me parece que Navarro no tiene la habilidad necesaria para hacer "buenas" (y eso es a criterio de cada uno) entrevistas. Tiene talento para pararse totalmente solo durante una hora frente a la cámara y desarrollar con bastante fluidez una serie de temas. Es cierto que no sin errores.
Pero en tiempos en los que todos los indices de la economía que deberían estar subiendo o estables están a la baja, y todo lo que debería estar bajando, está subiendo: a cada hora se suma la perdida de un plan social, aumenta la deuda, hay despedidos, etc. Comunicar o, intentar comunicar sobre ese gran espectro desquiciado, desquicia. Así y en medio de deconstruir la mentira diaria parase solo frente a la cámara para dar lo mejor
mejor que puede hacer: a eso no lo hace cualquiera.
Hay algo de lo que no puede escapar Navarro (y a otros les pasa lo mismo). Y eso es que cuando mencionan algún tema para criticar al actual gobierno después de (10 meses de gobierno en curso de chocar la calesita), no pueden evitar hacer referencias al anterior, incluso en ocasiones montados sobre los mismo errados análisis o, las mismas mentiras del pasado. Es extraño porque esas mismas mentiras o datos falsos; antes, después, o quizá durante el mismo programa, son rectificados. Están como "enganchados" a ese pedido cínico de autocrítica por parte de los que apoyaron con mentiras desde el periodismo y el marketing, y desde las falsas promesas de los candidatos.
Perder es duro, difícil, pero cortarse una vena cada tanto para decir acá está mi sangre, te puede dejar anémico.

Dormidano dijo...

RT:
Si, en general lo que me jode en este caso puntual es que critique la poca predisposición de unos periodistas y haga lo mismo al minuto siguiente.
Yo cada día lo veo y escucho menos porque el manierismo le resta para mi gusto credibilidad.

ram dijo...

No sé, Dormi, uno que ya se quemó bastante en este asunto de "confiar" en algunos periodista que, personalmente, no hay que "comprar" a ninguno y simplemente alquilarlos por un tiempo, justamente el tiempo en que los percibamos cercanos a posturas que ya tenemos y no queremos dejar de lado.
El kirchnerismo fue divisor de aguas, MUY divisor y tenemos ahora a tipos (Navarro puede ser uno) que, siendo críticos con el mamarracho macrista, les "falta 5 pa´l peso" - No QUIEREN ser "confundidos" como kirchneristas y, cuando hablan y si no están incluídas las criticas a lo anterior, NO VALE.
Una entrevista al "chino" sirve para observar la dualidad, hay que santificar la "autocrítica" (de Cristina) y proponer "revoluciones" etéreas para algún otro momento mientras se negocia con quienes NO debería nagociarse nada,... es una situación fastidiosa, flagrantemente hipócrita y, lo que es peor, capaz que sea nacesaria, el "chino" y sus laderos aún no se pasaron del todo al amarillaje y, hay que sumar evitando y/opostergando el pase ..... ¿se acuerda aquellas discusiones del Scioli que nunca terminaba de gustar (bah, ni empezaba!) y sin embargo, era Lenin, comparado con la porquería que ganó.... este tiempo de males menores es una cagada, la joda es que pareciera que no hay otro disponible...

Norberto dijo...

En particular ayer comentaba algo con un amigo, hace ya varios meses le dije que estaba enamorado del Pálido Lavagna, por eso su ostilidad contra algunos de los economistas y métodos K, en particular su tirria contra el INDEC.
Y yo le recordaría que la gestión del Pálido con el Magadevaluador en el sillón de Balcarce, porque fue otro funcionario de los que heredamos, como Prat Gay en el Central, consolidó la crisis provocada por el neoliberalismo, elevando en ese año y pico la cantidad de desocupados, pobres e indigentes a cifras nunca vistas en la Argentina, siguiendo al pie de la letra las órdenes de Washington, y generando un ambiente confortable para sus patrones, los mentados de la patria contratista devenidos en los capitanes de la industria y posteriormente en los beneficiarios de las privatizaciones, en particular su mecenas el Techint/Ternium de los Rocca.
Por eso cuando habla, está hablando ese conjunto que se refugia detrás de la conducción de la UIA, en pelea de negocios contra la patria financiera que hoy maneja los resortes del Estado. Y agregó que de de triunfar el Empleado que representa los mismos intereses que defiende el Pálido, no sería de ningún modo una buena noticia, remember 2002 y la SuperSopa.
Entonces el repentino entusiasmo con el Pálido y sus equipos de Techint, me deja muchas dudas acerca no de su honestidad, pero si de sus simpatías.
Nunca menos y abrazos