viernes, 1 de abril de 2016

LOS SOPRANO IV: TORMENTA PERFECTA

Cumpliendo con lo prometido, la cuarta entrega del informe de Roberto Navarro sobre el socio del presidente, Nicolás Caputo. También aviso como siempre que el informe está guardado como corresponde por lo que cualquier esfuerzo por desactivar links o reventar la página es más bien al pedo.
Antes del informe, la reflexión nuestra de cada día.
En 1991 una serie de eventos climáticos dio lugar a la llamada "Tormenta Perfecta". Se presume que esa tormenta se morfó al barco pesquero "Andrea Gail". Todo este asunto fue llevado luego al cine con el nombre de "La Tormenta Perfecta", una película bastante decente si alguien me pregunta.
En nuestro país, Argentina, castigado por la administración Macri, estamos viendo surgir los elementos climáticos que producen tormentas perfectas: por un lado los salvajes aumentos en los servicios (agua, luz, gas, transporte, teléfono, etc.), por otro el aumento más que salvaje de los precios de los productos de la canasta familiar básica, más los despidos masivos en el sector público y privado, más la inmovilidad en términos reales de los salarios, más la quita de impuestos a los sectores económicos concentrados (quita de retenciones a la minería, al agro, liberación del mercado cambiario, etc.), más el arreglo con los fondos buitres que habilita un ciclo de endeudamiento vicioso (que servirá para fugar capitales y financiar el gasto corriente), más el desmantelamiento sistemático de los programas mediante los cuales el estado asistía a todos los sectores buscando equidad en cuanto a salud, recreación, educación, etc. y alguna otra cosa más que seguro se me pasa por algo, crean un caldo de cultivo explosivo. Casi te diría que es nitroglicerina por lo sensible e inestable.
Además y en el campo de lo subjetivo, asistimos a una campaña sistemática de persecución ideológica, demonización y agresiones que no solo son verbales. La administración Macri agrede a quienes no adherimos a su mirada del mundo y también agrede a sus propios votantes, de los que se mofa literalmente, indicándoles que lo que sufren no es para tanto, que ellos también sufren.
Lo que empieza a cuajar entonces es un clima de bronca generalizada que se suma al magma que circula bajo el apagón mediático desde el momento mismo en que Mauricio Macri puso una pata en la casa de gobierno. Gentes más bien moderadas, modositas, medidas, todas palabras que empiezan con "m",  están animándose a expresar algo más que incomodidad y responsabilidad cívica. El clima de la calle puede cortarse con un cuchillo, se suman voces críticas, incluso desde el apoyo brindado con el voto: yo te voté pero...
Ese clima que se hace ostensible a cada minuto también se filtró en los medios de comunicación. No los oficialistas que son casi todos (aunque alguito se pudo ver), sino en los que no paran de sumar oyentes o televidentes: es un secreto a voces que algo se está cocinando y no es un puchero. También algo de eso manifestó Espinoza cuando lanzó una amenaza explícita y un ultimatum obvio: si no retrotraen las políticas que llevan adelante el conurbano va a explotar. ¿Alguien piensa que Macri o alguno de sus laderos dará marcha atrás con, ponele, el aumento de la electricidad o el transporte? Por lo tanto lo de Espinoza es además una certeza, un predicción que ya está en marcha.
Y como si le faltara un ingrediente más al caldero: el bloque legislativo del FPV que debería defender a los ajustados, entrega alegremente el rosquete y transa con Cambiemos. De esta forma cualquier vía institucional para encauzar la tormenta que oscurece el horizonte quedó cancelada.
Y la tormenta allí está, alimentándose de todas las fuentes citadas anteriormente y algunas más que se trepan al remolino y espesan el viento.
No quisiera ser funcionario del PRO, de Cambiemos, de la UCR oficial, del FPV que apoyó a los nombrados, etc. Porque la tormenta nos va a pegar a todos, pero especialmente a ellos.
El informe:
...

4 comentarios:

ram dijo...

Esa película, Dormi, le cuento por si no lo sabe, fue protagonizada por George Clooney, primerísima figura que luego fuera elegido gobernador moral de Tucumán y es ahora demoledor de trenes, el no Belgrano expresamente - en fin, nostalgias, ahora todos juntitos votaron la misma porquería buitresca.
Pero no era ésa mi inquietud, sí que sospecho que al elegir la palabra "tormenta" se queda corto o es más educado que yo, sí, a mí me cuesta horrores pensar otra cosa que "la cagada perfecta".

Dormidano dijo...

Ram:
Es que hay gente mirando, por eso no dije "cagada", aunque la palabra es más gráfica.

Daniel dijo...

Aquí un post:

http://nestornautas.blogspot.com.ar/2016/04/razones-de-peso-s.html

sumamente esclarecedor de esto que escribe:

"el bloque legislativo del FPV que debería defender a los ajustados, entrega alegremente el rosquete y transa con Cambiemos"

Dormidano dijo...

Daniel:
Muy buen análisis, que coincide un cacho con lo que sospecho está ocurriendo: la votación de los senadores anuló cualquier camino institucional para la solución de conflictos sociales. Ahora, por fuera de los dirigentes, las cosas se pondrán mucho pero mucho más interesantes.