miércoles, 30 de marzo de 2016

LOS SOPRANO II

Lo prometido es deuda externa (Miguel Ángel Pichetto). La segunda parte del informe de Roberto Navarro sobre Nicolás Caputo, el socio del presidente Mauricio Macri. Tal como la primera parte, esta se va la segunda también ha sido guardada para que la armada cibernética no le ponga el dedo encima (hablando de eso, me anduvieron tratando de hackear el blog, cosa que no pudieron hacer porque el diablo sabe por diablo pero más sabe por viejo y yo soy un geronte de la cibernética).
Algunas palabras preliminares. Justo hasta ayer el que suscribe se ataba a la más rancia tradición republicana en donde la continuidad de los gobiernos elegidos democráticamente era sagrada (en la medida en que yo, agnóstico, puedo aceptar algo de semejante categoría). Justo hasta ayer decía porque se me ocurrió ver durante dos minutos escasos a dos legisladores del PRO en el programa del Gato Sylvestre en C5N. Luego de escuchar los argumentos repulsivos y superficiales que lanzaban al aire, luego de comprobar la soberbia y la prepotencia que cargan, luego de corroborar que todos las tipas y tipos del PRO hacen lo mismo, luego de confirmar que la democracia para ellos no es un valor demasiado importante y que si por ellos fuera anularían cualquier disidencia y gobernarían por la fuerza de las armas. luego de todo lo anterior y como resultado de cachear al PRO de armas durante más de una década he decidido que mi apego a los "valores republicanos" es más bien un fetiche. Un fetiche al estilo del fetichismo de la mercancía que Marx describió con precisión y que puedo aplicar aquí en tanto la democracia se convirtió en una mercancía (Las mercancías se nos presentan tal cual son, no nos ocultan que son cosas útiles y que tienen un precio. Al contrario, tan claro vemos que las mercancías son valores de uso con valores de cambio, que sólo vemos eso: valores de uso que portan valores de cambioEl valor de cambio aparece unido a cada mercancía y parece ser una propiedad del valor de uso que constituye cada mercancía. Los precios de las cosas parecen depender de las cosas mismas: un auto es más caro que un televisor “porque los autos son más caros que los televisores”. Es una cualidad de los objetos el tener cada uno un precio distinto, los autos por ser autos, y los televisores por ser televisores, y así por el estilo con toda la lista de mercancías.
Aquí empieza el fetichismo, o la falsificación del concepto, cuando el valor de cambio es visto como una cualidad del valor de uso al que está unido, porque el valor de uso es lo que realmente vemos, no podemos ver qué otra cosa puede ser la causa del valor de cambio, hasta no hacer un análisis más profundo)
En fin, y resistiéndome a la cabeza de la hidra a la que le da por teorizar, diré que la democracia subsumida bajo la forma de mercancía es un fetiche. Un fetiche que encima puede volverse contra los que supuestamente son sus beneficiarios. Porque la democracia como mercancía también contiene una sustitución. Los votados deberían representar la voluntad de los votantes dado que se optó por ellos en función de que estaban más cerca de la voluntad del votante. Pero en la práctica, en la democracia como mercancía, los representantes sustituyen la voluntad colectiva de los votantes por su propia voluntad individual. Siendo la democracia una mercancía pueden transarla y tiene un precio como un paquete de fideos. Por lo que tendríamos que hacer un análisis profundo para correr el velo y si es necesario construir un sistema de gobierno que revierta la decadencia de la democracia o sustituirla por otro modo de organización en donde la voluntad colectiva no pueda ser tergiversada con tanta facilidad.
Por tanto, diré que no estoy dispuesto a soportar cuatro años de este gobierno que se aprovecha del sistema democrático para empobrecer a las mayorías (incluso a sus votantes, o ante todo a sus votantes) y conformar una sociedad en donde muchos alimentemos el bienestar de pocos, muy pocos. Ya basta. No me voy a quedar tan piola, diciendo con cara de tipo civilizado: "-Es lo que eligió la mayoría, hay que respetar la voluntad popular" porque sostengo que Cambiemos rompió el contrato social, destruyó el sentido de las instituciones democráticas, pervirtió la conviencia con la ayuda del los medios de comunicación concentrados y el poder judicial e intenta mantener esta perversa entente mediante el uso liso y llano de la fuerza, entregando lo que es de todos a cualquier gobierno extranjero a cambio de un nuevo estatuto de coloniaje. Si la democracia permite todo ésto, disculpame que te diga, habrá que revisar bien lo que entendemos por democracia. Y lo que entendemos por respeto a la voluntad popular. Porque si lo que buscan es destruir a los laburantes, a los orejones del tarro entre los que me incluyo, me cago en el respeto a la voluntad popular. Porque so pretexto de respetar esto y aquello, me tengo que quedar piola mientras me aplastan todos los días. No más. Sanseacabó. Metete el respeto en el medio del conducto proceloso.
Así que, para que no lo escuchen por boca de otros o necesiten inferir una conclusión algo elusiva diré que desde hoy haré todo lo posible para que este gobierno temine cuanto antes. Existen medios previstos en ese otro fetiche llamado Constitución para remover a una administración que está haciendo pedazos al país. Si me vas a venir con el argumento de la herencia recibida o chantadas por el estilo, mejor dedicate a la cerámica en frío.
Cada minuto que Mauricio Macri y Cambiemos permanece en el gobierno significa la destrucción del presente y la hipoteca del futuro, mío, de los que quiero e incluso de los que no quiero. Asi que, ya lo saben, pueden decirme destituyente. La continuidad también es un fetiche. Los mismos que hablan de continuidad con el tono pegajoso de los maestros ciruela son los mismos que luego alaban el parlamentarismo y que con soltura también dicen "los 30.000 fueron asesinados por defender la democracia". Defendían algo más que la democracia. Luchaban por una sociedad más justa. Y esta sociedad, bajo esta democracia, no lo es.
Con uds. el informe.
...

16 comentarios:

Moscón dijo...

Con la chapa de representantes del pueblo tapan el proxenetismo institucional.
Cuanta mierda traidora.

Anónimo dijo...

gracias

Iris van Kirsten dijo...

Y es que cada día que pasa queda menos por defender,y más por reconstruir.
Cuatro años de destrucción es demasiado... El que quiere suicidarse debería imitar al fiscal Francachela, pero hipotecar el futuro de nuestro país por décadas, no corre como suicidio ( y más si pensamos que tanto los Macri como los Pichetto tienen su futuro asegurado)...

Anónimo dijo...

La demostracion mas contundente de que se cagan en la democracia es que ganaron con artimañas y la superposicion de VARIAS campañas sucias actuando simultaneamente sobre un electoradao estupido e ignorante (y bastante hijo de puta y desagradecido, no le saquemos meritos).

Lo del hackeo no es raro, es un sistema despotico que paso de Goebbels a Stalin y apunta a crear un verdadero estado policial.

Anónimo dijo...

Dormi, estan vendiendo sardinas en lata de Tailandia a 16 pesos. Hay dos sardinas gordas por lata y son exquisitas. Eso y un pan hace un almuerzo light mejor que el fiambre y llena. Haga la cuenta, Dormi, y todavia no llegaron los barcos atestados de productos importados a precios de dumping. Esto va ser peor que la crisis del 29 en Estados Unidos.

Igual da para la exaltacion religiosa y la conversion a la fe verdadera porque, hay un Dios o no hay un Dios? Me refiero a los nuevos aumentos de tarifas y los votantes pobres y de clase mierda obrera del PRO.

Dormidano dijo...

Moscón:
Dos cosas:
Muy bueno su post, aquel en donde me menciona. Y estoy investigando el concepto de disonancia cognitiva, y me está ayudando a pensar bastante.
Segundo: lo dicho, hay una sustitución. Y si hay una sustitución no hay más legitimidad.

Dormidano dijo...

Anónimo:
De nada.

Dormidano dijo...

Iris:
Si, es definitivamente, demasiado.

Dormidano dijo...

Anónimo:
Exacto. Y si todavía ese electorado quiere seguir siendo destruido no le vamos a dar el gusto.

Dormidano dijo...

Anónimo:
Si, recién comienza.

Hay un dios, pero parece que el representante en la tierra del mismo está en Roma y no le gusta mucho el señor Macri. Asi que los globoludos están convirtiéndose rápidamente al, no sé ¿budismo Sri Sri Ravi no sé cuánto y aprendiendo a respirar?

Adrian Anido dijo...

La democracia funciona en tanto y en cuanto los individuos se mantengan dentro de los límites de la ética. Cuando en los poderes del estado los amorales son mas (o tienen mas poder)que los otros es cuando el sistema falla, se prostituye, fija su precio y traiciona.

Dormidano dijo...

Adrián:
Y ahora se han amontonado esos tipos. Por ejemplo en la cámara de senadores en donde hoy nos van a abrochar.
Por eso digo que hasta acá llegué.

Anónimo dijo...

Se lo entiende bien, Dormi, pero no se apure. Todavia hay que ver a miles arrancandose los pelos a mechones. Ud solo no va a hacer verano, como dice el refran.

La hora es la hora.
Antes de la hora no es la hora.
Despues de la hora, es tarde.

La incineracion a lo bonzo es algo espantoso y destinado a llamar la atencion de los medios internacionales pero Ud. solo quemado vivo no va a servir. Quedese aca con nosotros que lo queremos.

Dormidano dijo...

Anónimo:
No me voy a quemar a lo bonzo yo solito. Pero desde hoy declaro que trabajo para que Globoludolandia termine.

Anónimo dijo...

Dormi, para terminar con Globoludolandia hay una sola manera: Pol Pot.

El hijo de Arrostito

ram dijo...

Pa'l disfrute, Dormi, detrás mío, por la tele cuentan que la porquería tiene un 70% de imagen positiva... ¿no es una lindura lindísima?, además de trucha, quiero suponer... perdone la pregunta pero, ¿es posible creer que esta bestialidad sea cierta?, tan perdidos estamos? . A este paso no va a hacer falta quemarse a lo bonzo, con tanta maravillosa noticia en la rebolución alegre, la combustión va a ser espontánea.... aparece un insecto legislativo del GEN, huyamos...