viernes, 20 de noviembre de 2015

EL QUE AVISA NO TRAICIONA

...
En la campaña presidencial de 1989 Carlos Saúl I Rey de las Pampas Chatas usaba slogans de corte peronista para convencer: la revolución productiva (que luego la revista Humor calificó con certeza como "revolución productimba") por ejemplo.
Cuando ganó y asumió hizo todo lo contrario a lo que había pregonado. Un poco más adelante, muy suelto de cuerpo, informó que "si hubiera dicho en campaña lo que iba a hacer, no me votaba nadie".
Hoy estamos frente a un escenario distinto. Escenario que nos informa dos cosas: que la derecha se ha vuelto obscenamente explícita y que gran parte de la sociedad está dispuesta a suicidarse incluso conociendo las consecuencias de un pistoletazo en la sien; la muerte misma.
El chiste gráfico de Rudy y Paz grafica con solvencia esta situación.
Carlos Saúl escondió su juego hasta que lo eligieron.
Mauricio que es Macri no hace más que mostrar sus cartas todo el tiempo y a cara descubierta.
Carlos Saúl convirtió al país en un páramo.
Mauricio que es Macri lo quiere convertir de nuevo en un páramo y lo dice sin tapujos.
En el caso del primer gobierno de Carlos Saúl la "gente" podía aducir desconocimiento.
En el caso de Mauricio que es Macri no tiene disponible semejante excusa.
Porque la exposición de los planes de Macri alcanza el grado de XXX.
Ha dicho exactamente lo que quiere hacer: el dispositivo DA DA, Devaluación, Ajuste, Deuda, Apertura. En definitiva, la estrategia que en los noventa nos llevó de cabeza al infierno. Infierno en el que a muchos de los que hoy quieren votar a Mauricio Macri Blanco Villegas se les quemó el culo.
Pero parece que una quemadura de cuarto grado no alcanza para garantizar la memoria.
Parece que las imágenes del caos en el que vivimos durante la agonía final en diciembre de 2001 no han dejado huellas en el ánimo de los que hoy quieren votar a Macri. Insisto: no pueden decir que no conocen a Macri, no pueden invocar la ignorancia como excusa. Lo votan con los ojos abiertos.
Para justificar su voto usan argumentos que suenan muy civilizados, republicanos, incluso lindantes con las máximas de la Revolución Francesa (que no por nada fue una revolución burguesa): Libertad, Igualdad y Fraternidad. Pero de eso no hay nada. Porque los hemos visto pidiendo venganza a los gritos, enarbolando carteles que chorreaban sangre, porque los hemos escuchado solicitando lisa y llanamente la expulsión de Cristina Fernández de Kirchner, incluso anhelando su muerte, porque los hemos sufrido vomitando toneladas de odio en los foros en donde podían desnudar los colmillos, etc. No los desvelan los valores democráticos, apenas les sirven de excusa.
Tampoco la economía es un motivo porque la mayor parte de esa masa vociferante que exige la restitución del orden conservador se ha beneficiado con creces en la última década. El famoso "-A vos no te va tan mal gordito" les corresponde por derecho.
¿Entonces?
Resumo groseramente: en el fondo los moviliza el odio. Es nada más ni nada menos que odio. Odio militante, grotesco y repulsivo. El famoso "resentimiento" que suelen adjudicarle a las "clases inferiores" que tienen metido en los huesos. Odio a los negros de mierda, a los zurdos, a los putos, a las tortas, a las viejas de mierda de Plaza de Mayo (Marcos Aguinis es un ejemplo de ese odio): en fin, odio a todos aquellos que no son gente como uno. Luego se maquillan y andan por ahí oliendo a perfume francés, pero es odio.
Odio que también es una admisión de culpa. Odian porque se saben monstruos, incitadores de monstruos, promotores de monstruos. Odian. Han velado los espejos para que la superficie bruñida no les devuelva su propia monstruosidad. Odian y recubren la crueldad de sus actos detrás de apelaciones republicanas.
El que vota a Macri más de una vez en el día dice "-Negros de mierda" y muchas veces ha pedido que los maten a todos. Algunos por corrección política no lo manifiestan, pero piensan que con los militares estábamos mejor. 
Son un país jardín de infantes, la República de Trapalanda que postulara Marco Denevi. Tienen miedo de la libertad, temen perder los privilegios que tienen a costa del resto de la sociedad. Les chupa uno y la mitad del otro el destino de los demás. Para ellos la patria no es el otro, ni siquiera ellos, sino un lugar tenebroso en donde la Matrix absorbe energía de los humanos. Ellos aman el espejismo. Ni siquiera están dispuestos a que les muestren la existencia de una pastilla roja y otra azul
Por eso cuando les auguran sufrimiento no se mosquean, porque su monstruosidad desea esa destrucción, porque quisieran extinguir a esos tipos que vienen a cuestionar su existencia, a Morfeo que viene a decirles que sus paraísos son al menos artificiales. Optan por la pastilla azul.
Odio. Eso destilan sus palabras y acciones.
Y también el voto con el que planean vengarse.
Hoy no puedo dejar de pensar en esta canción. Juro que no puedo.

9 comentarios:

Daniel dijo...

Pero ojo; a Menem lo habrían votado la primera vez porque fueron engañados. Y la segunda?

Dormidano dijo...

Daniel:
Exacto.
Luego de escribir este mamotreto pensé lo mismo.
O sea, los monstruos peinan largas canas.

Adrian Anido dijo...

Brillante don Dormi a mi lo que mas me apena es ver a muchos amigos queridos metidos hasta el cuello en ese colectivo que usted describe con tanta claridad . Un abrazo.

Dormidano dijo...

Adrián:
Debido a lo que indica, yo estoy recalculando algunas supuestas amistades y mucho más, varios conocidos. Es que de verdad no me voy a juntar a tomar un vermú con manises con gente que en el fondo me quiere picado fino.

ram dijo...

Dormi, sí, lo "quieren picado fino" pero, no se olvide usté que "ellos" (esos....... elija cómo mentarlos) ya están en la picadora de carne. Son salames precoces.
Uno se encariña con los animalitos (hijos, sin ir muy lejos) y en el fondo, no olvida que les tiene asco pero también lástima (somos imperfectos y contradictorios, fíjese).
Lo que puede pasar es que, sospecho, es que aquellos que nos caían regular nos caigan definitivamente mal (y no darle más bola sea, además de justo, un alivio) y, quizás, por infortunio compartido terminamos más amigos de algún no tan amigo de antes.... ya sabe, nos adaptamos, del vermut al fernet y, guarda que no le de por la granadina....

Daniel dijo...

Dormi; tengo, TENÍA un amigo a quien conozco hace 40 años y quien sabe porqué jugada del destino, le hice (no debería decirlo) infinidad de favores. El susodicho anduvo diciendo que a mi me pagaban un dinero todos los meses desde el gobierno.
Sino fuera no-violento ya hubiera ido a cagarlo a trompadas pero, en fin... se trata de un tipo con el que jamás volveré a compartir nada.

Moscón dijo...

Dani pasá por el Ateneo, haceme el favor!

Nn dijo...

Como dice Daniel en el primer comentario, lo eligieron dos veces al turco. Yo, que en esa época era joven y sabia menos que ahora, (como el diablo, aprendí algo por vieja nomas) lo vote la primera vez, pero cuando vi que empezaba a vender o regalar todo, me di cuenta que iba a hundir el país el muy HDP. Así que no lo vote por segunda vez. Cuando gano quede sorprendida, como viviendo una realidad paralela. Quien sabe si no hubiera sido así, nos hubiéramos ahorrado tanto dolor y destrucción del pais.

Gabegar dijo...

Hola Dormidano.
Una joya lo suyo para describir a ese votante.
Hace un tiempo escribí una frase que describe a algunos de estos (o muchos o todos, no sé):
"Y un día, siendo esclavo, tus dueños te nombraron capataz de los esclavos, pero en tu mente, te transformaste en dueño de tus
compañeros en desgracia."