jueves, 3 de septiembre de 2015

HAY QUE DEJAR DE USAR POR DOS AÑOS LA DEFENSA: "ESTO ES UN TEMA POLÍTICO"

A ver Niembraaaa. Of course que es un tema político. Digamos, se discute la política de contrataciones del gobierno del vicariato de CABA, una política que fue al menos vulnerada para contratar la empresa en la que ud. estaba enredado.
Sin duda es un tema político, más que nada porque ud. es candidato del PRO y como todos los supernumerarios del PRO denuncia corrupción en todas partes proclamándose a si mismo como un impoluto ciudadano. Digamos, está en duda su probidad y eso es un tema político si tenemos en cuenta que ud. aspira a un cargo electivo. Sin duda es un tema político.
Ahora, la politicidad del asunto no quita ni un gramo de su responsabilidad en cuanto a la contratación irregular de su empresa por parte del califato de CABA. Eso es un tema distinto y tiene que ver con lo legal, porque estamos hablando de un probable delito o al menos una contravención a la ley de contrataciones del gobierno de CABA.
Asi que sí, hay un trasfondo político. Y también es posible que haya incurrido en un delito. A otro can con ese resto óseo.
...
...
Lindo lo de Parlamentario.com.
"Supuestos", aydió.

2 comentarios:

Unknown dijo...

No, Dormi, don fernandito tiene razón, solamente en su malsano interés político, usted quiere presentar como punguista o testaferro al honesto carterista presta nombre, candidato de lujo de la renovación (fuera chorros incógnitos, hola chorros famosos) amarilla.
Lo suyo no tiene perdón posible, rescátese.

ram

RT dijo...

Con estos temas me pasa que siempre me queda la duda de si se conocen desde hace mucho tiempo y se espera la "ocasión" para hacerlos públicos.
Y es ahí en donde veo el oportunismo de la denuncia "política", o mejor decir de real política.
En cuanto a Niembro, conjeturo que un republicano de fuste como él, candidato de un partido que pregona el respeto por las instituciones; no tiene, ni tienen miedo a quedar institucionalizados en
un frente, fondo y transfondo netamente judicial.
Así que Don Niembro haría bien en someterse a la inspección de la justicia, él y a la Ciudad que tiene distintas maneras de contratar.