martes, 16 de junio de 2015

LA NUEVA POLÍTICA

Las palabras, de tan manoseadas, han perdido el filo. Como sables oxidados amenazan pero no cortan, nombran pero no dicen, hablan pero están mudas. Por eso los sátrapas pueden darse el mítico lujo de usarlas sin temor a que luego los comprometan. Y para semejante estafa cuentan con la memoria a pedal de la mayoría licenciosa a la que le da lo mismo una cosa u otra. Los perpetuamente adaptables que suelen llamarse "opinión pública".
Por eso Lousteau, uno de los adalides de la restauración conservadora, puede postularse como la nueva política, mirando a la cámara prometiendo una "evolución" y a la misma vez firmar un acuerdo con Luis Barrionuevo, dirigente sindical del que todos conocemos el prontuario.
Y lo peor, si es que algo peor que acordar con Barrionuevo hay en este mundo, es que los sagaces ciudadanos de CABA consideran a Lousteau como una opción "nueva" que viene a traer ideas novedosas y una práctica cool al gobierno de la ciudad. Piensan (o dicen que piensan) que este muchachito es una alternativa, que de endeveras es distinto al Guasón Larreta.
¡Teléfono ingénuos! Si, eso que suena es un teléfono. Si, ese Doña Rosa.
...
 ...
"La campaña irónica" de los macristas de La Solano Lima es casi para llorar.
Y lloraría si la risa no me lo impidiera.

4 comentarios:

Esther dijo...

¿Barrionuevo con Lustó?

¡Jaaaaa!

Norberto dijo...

La campaña debe ser por el PAMI,.......digo, porque como ya está allí Nosiglia.....
Nunca menos y abrazos

Dormidano dijo...

Esther:
Debe ser un canje...

Dormidano dijo...

Norberto:
La reserva moral de La Nación