lunes, 27 de abril de 2015

LA CIUDAD DE BANDERITAS Y GLOBOS


 ...
Antes que nada, reiteramos lo dicho lunes 20 de abril de 2015. No es éste el espacio para decir que el votante es un pelotudo o que no sabe elegir. La voluntad de la mayoría es ley y debe ser respetada en tanto expresión colectiva (nada de que la voluntad del pueblo es "sagrada", sagrada las pelotas, no es necesaria ninguna intervención divina que le de sentido a la democracia).
Dicho lo cual, entrémosle al CSI elecciones porteñas.
Antes de arrancar nomás hagamos un distingo: se votó con miras a la elección de un Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. O sea, una elección en un municipio. ¿A qué viene ésto?: municipio proviene del latín municipium (parezco Grondona y no White) y hace referencia a la gestión de ciudades, sus servicios y su recaudación de impuestos, como forma de autogobierno urbano dentro de la entidad mayor: el Estado.
Un Jefe de Gobierno con funciones municipales se encarga de todo lo anterior, de la gestión de la ciudad. Por tanto el elector, que tiene contacto directo con la cara visible de la gestión de la ciudad, dirime con su voto la naturaleza de la misma para el espacio urbano que habita. El Jefe Municipal no tiene (aunque puede tenerlas) otras metas que las correspondientes a la gestión de la ciudad. Las políticas del Estado, las que no están relacionadas con la gestión municipal, están en manos de otras instancias que fijan políticas de mayor alcance y que exceden con mucho la gestión municipal.
Por eso, y repito, el elector vota fundado en la gestión municipal, al menos cuando la elección adopta ese carácter. Confundir los tantos es un error y a veces una trampa.
Entonces, el elector que votó a favor de Rodríguez Larreta votó a favor de la continuidad de un proyecto de gestión municipal del espacio urbano que habita (en cualquier momento digo "centro de hidratación permanente") y ese voto es la expresión de la conformidad con las características y orientación de esas prácticas municipales.
En otras palabras, el votante del PRO está de acuerdo y comparte el proyecto municipal del PRO. Se pueden buscar muchas razones y sinrazones, pero nos vamos a tropezar con esa obviedad. Los motivos de la coincidencia son harina de otra bolsa y exceden las intenciones de este post.
Por eso, expresar mediante una mayoría significativa el apoyo a una gestión municipal signada por unos valores manifiestos también indica que el elector que acompaña ese proyecto comparte la mirada que tiene de la ciudad el actual proyecto en danza. Digo esto para comenzar a desmontar esa paparruchada acerca de que "la gente" no sabe lo que vota. Claro que sabe. Y sabe mucho más en una ciudad que está sometida a una sobrecarga simbólica en donde casi todo está dicho en muchos soportes (quizás la sobrecarga sea un buen concepto para analizar ciertas campañas). La apelación a la ignorancia del electorado es una pavada atómica. El elector del PRO sabe donde va el PRO y también cuáles son los métodos del PRO. Y al votarlo los comparte (no podría ser de otra manera). Y comparte, of course, los valores del PRO.
Dicen los ingénuos (algunos quedan) que el votante del PRO no sabe que vota a un proyecto municipal que propone una ciudad para una minoría. Señor, señores, el votante del PRO lo sabe. Y cree (y acá entra la fe y otros aspectos del análisis que quedarán para otro día) que esa minoría lo incluye. Puede o no estar equivocado, pero lo cree y expresa esa fe mediante su voto. El votante del PRO adhiere a esa mirada y al votar a Larreta le dice que está de acuerdo con lo hecho y sostendrá lo que Larreta va a hacer,
El votante del PRO no es un boludo que se morfa las palabras de estudiantina amarilla del bunker del PRO. Lo que el votante del PRO apoya son las acciones taxativas y virulentas que difieren con las palabras que se vierten al final de cada elección. Es éso lo que votante del PRO requiere para la ciudad que habita. Y es éso lo que sostiene con su preferencia.
Lo último, antes de que se caigan de sopor ante tantas palabras: hemos dicho que nadie es culpable de su voto, pero si responsable. El elector del PRO es, entonces, responsable por la gestión de la ciudad que aprueba mediante su voto. No puede mirar para otro lado ni decir que él no fue. Digo ésto para cuando -y reitero- tengan la pretensión de retroceder en chancletas. Porque una gestión que propicia la expulsión de una cantidad importante de ciudadanos, la destrucción de los lazos de contención social y el desmantelamiento de la infraestructura pública termina (y los ejemplos abundan) en una tragedia. 
Por lo pronto, y acá sí soy terminante, hay algo que no les voy a perdonar a los porteños: los festejos en el bunker del PRO y la danza de Macri. Ese es mi límite moral.

12 comentarios:

Colorado del Monte dijo...

Acuerdo en un todo con tu análisis.
Hace un rato, en el blog de Daniel, yo decía que era parte del juego democrático "equivocarse".
Y digo que el votante porteño se "equivoca" porque no comparto en absoluto esa mirada excluyente, individualista, disfrazada de "progre", de "independiente", de "centro" que es la máscara de una gran hipocresía.
Se "equivocan" para mí. Pero son bien concientes de su "equivocación".
Son RESPONSABLES de sus votos.
Yo viajo cada 6 meses a la ciudad de las Furias y cada vez que voy la veo peor.
Mugrienta, caótica, cara y alucinada.
Que se fumen lo que eligen.
Hacen realidad el mito borgeano: son una abuso de la estadística.
Abrazo patagónico !!!
...

Dormidano dijo...

Colorado:
Pescó el meollo del asunto.
La responsabilidad del voto es lo central.
Y de esa forma anulamos la objeción de "los negros no saben votar" no replicando el argumento.
Y luego, que asuman lo que seleccionan.

Daniel dijo...

Yo vivo en esa ciudad y la poca comunicación, últimamente hostil, se rompió, Dormi.
Quienes compartían velada antimenemistas pasaron a discutir desde distintas orillas de "la grieta", primero con cierta voluntad, luego con hostilidad manifiesta. Ya ni eso queda.
Más allá de la citada fiestita ni se en que andan antiguos interlocutores y sinceramente no me interesa como a ellos seguramente no les interesa de mi.
Así están las cosas, solo digo que si este engendro de Macri llegara a ser gobierno, que ni me llamen para llorar la que lloraron en el 2001 porque no voy a estar en absoluto.

Anónimo dijo...

Si vos no vas a estar ganando Macri, quizas no sea tan malo el futuro. Habra que repensar el voto.

el negro. dijo...

El que escribe el primer comentario ¿no se pone ni un poquito "colorado" por el disparate que expresa?. ¿que se "fumen" lo que eligen? ¡Por favor cuanto disparate!. La política no es "culpar" a los que no supimos convencer. La política es atraer a todos. La política es reflexionar, reconocer errores y cambiar.
Pero Bueh! como decía el paisano ¡Fácil es la palabra!, en este caso la escritura; Lo peor es que seguramente ni se va a poner "colorado" de vergüenza.

Colorado del Monte dijo...

NO.
Fijate que no.
Ni un poquito.
¿Vos lo elegiste?
Hacete cargo de tu elección.
Ninguna culpa de mi parte.
Como decía el paisano: "joderse pa´componerse"
Abrazo patagónico !!!
...

Dormidano dijo...

Esa hostilidad que hoy presencie en vivo y en directo es algo que me preocupa.
Tienen los ojos inyectados en sangre.
Mañana hablaré de ese tema.

Dormidano dijo...

Ataques personales en otro mostrador amigo.
Acá aceptamos argumentos, a lo sumo.

Dormidano dijo...

Negro:
Si lee el post verá que no culpamos a nadie, es más, expresamente indico que nadie es culpable de su voto.
Pero sí es responsable porque comparte los valores del votado.
Son cosas distintas

Dormidano dijo...

Colorado:
Y sí, había que responder.
Yo no intento convencer a nadie porque nadie me puso a mi como un iluminado para evangelizar al universo político.
Apenas señalo desatinos.

negro dijo...

¿Ni un poquito de reflexión,no?, solo defender lo indefendible ¿saben cuanto daño le hacen al FPV con esos disparates de descalificar a quién no nos votó?. Acá no se trata de "evangelizar" a nadie, se trata de Po lí ti ca, de convencer , persuadir, NO de descalificar ni despreciar con frases como "que se hagan responsables" "comparte los valores del votado"; NO pueden, NO saben o NO quieren darse cuenta?.
Perón decía: "Es más fácil que un malo se vuelva bueno a que un bruto se vuelva inteligente" ¡cuanta razón tenía.
Por mi parte, fin del intercambio.

Dormidano dijo...

Negro:
No entendió el post.
Y si, cada uno es responsable de su voto.
¿Acaso ud. no es responsable de su voto?
Yo si.
El votante del PRO también.
Y también hablo de política, todo junto. Pretender convencer a quien está convencido de otra cosa suena a evangelizar. Ud. habla de respeto: la primera parte de ese respeto es comprender que el otro no piensa como yo y no apoya lo que yo sí apoyo. Y reconocer analíticamente que apoya lo que apoya fundado en hechos. Que no nos gustan, pero allí están ¿le parece poca reflexión?
No todos van a estar de acuerdo, por más que intente convencerlos. Si no logra entenderlo entonces no hablamos de política sino de mesianismo.
¿Le parece que si yo voto al PFV no comparto los valores del votado? ¿En serio? Si no compartiera los valores del FPV no lo votaría ¿Ud.? Deduzco entonces que el votante del PRO comparte los valores del PRO debido a que opta por el PRO. No es tan descabellado ¿no?
Por último, si hay algo que acá no aceptamos es la descalificación. Y es eso lo que ud. hace con los que en este caso no le llevan el apunte.
Por más que insulte don, no estamos de acuerdo.
¿Ve que no puede convencer a todo el mundo?