miércoles, 23 de enero de 2013

TODOS PUEDEN

Un enorme cartel de propaganda de la Hormiguita Ocaña indica con toda soltura: "Podemos tener una ciudad mejor". En plena zona norte, enclavado en una columna de una altura considerable, en otra propaganda descomunal, en este caso en vibrante color rojo con letras blancas, el rostro de Francisco de Narváez sentencia "El desafío es vivir tranquilos".
Dos ejemplos que son una muestra de la profusión de peticiones de principio que asolan la calle en forma de reclamos publicitarios polìticos "Momo pueblo" dice una pintada. "La familia ferroviaria es Verde", dice otra, "Mauricio Puede" insiste otra en el paredón exterior de los terrenos del Borda. Ad infinitum, ad nauseam.
Lo que tienen en común estos carteles (¿cárteles?) es que no pueden ser verificados en la práctica. No se puede comprobar en la empiria la realidad de estas afirmaciones. Ni siquiera son promesas lanzadas al aire como tales, son afirmaciones sin sustento, palabras al flato, lugares comunes que no comprometen ninguna acción, que establecen como válido un escenario que nadie puede constatar. Por su ubicación en un futuro probable o por la imposibilidad de establecer la condición indicada para todos los "y" invocados como el universo de aplicación de la petición.
Tampoco son consignas. Nada de "Abajo ésto o lo otro" o "Patria o muerte" o cosa por el estilo. Solo esa media frase que intenta establecer que el pronunciante es una persona honorable preocupada por...por quién sabe qué cosas.
De eso están hechas esas peticiones. De vaguedades que bien pueden indicar esto, pero también lo otro. Etiquetas que se diluyen, como aquellos hombres de azúcar, apenas la lluvia las toque.
Lo que hay detrás, lo que esconden, lo que no quieren mostrar con su arbitraria asepsia, éso es lo que tendríamos que tratar de descubrir.

2 comentarios:

roberto dijo...

Dormi, detrás de ellos no hay nada, vacio total... es lo que preocupa.

Dormidano dijo...

Roberto:
Hay un vacío en algunos casos y en otros, fines inconfesables.
Mientras tanto nos queda Menganno.
¿Habremos vuelto a la Edad Media?

http://www.diariouno.com.ar/pais/El-Capitan-Menganno-se-tiroteo-con-delincuentes-en-Lanus-y-ahora-sus-seguidores-en-Facebook-lo-felicitan-20130123-0038.html