jueves, 6 de septiembre de 2012

COHERENCIA

Es muy bueno que no hayan sancionado al alumno que escribió que la muestra fotográfica de Evita le había causado "asco". El pibe puede pensar lo que quiera, y nadie tiene que castigarlo por eso. Son sus opiniones y el derecho a opinar lo que a uno se le venga en gana debe ser defendido a capa y espada. La ley establece además cuáles son los límites de la opinión, cuándo una opinión se transforma en delito. Y son límites estrictos. Lo que opina sobre una muestra fotográfica un alumno no es un delito ni una contravención. Sea quien fuere el destinatario del desprecio.
Por encima de las simpatías a uno u otro bando está la libertad de expresión. Libertad, derecho, por el que se ha derramado ya suficiente sangre. Vulnerarlo, fundados en la propia simpatía por esta o aquella causa, es un grave asunto.
Los que estamos de este lado, los que sufrimos en carne propia cada vez que insultan a los desaparecidos, al Che, a la revolución cubana, a "los zurdos" tenemos que tener la integridad necesaria para no reclamar un castigo como el que pretendían imponerle al alumno cordobés. Tendríamos que preocuparnos, eso si, por el origen de esas opiniones. Ahí está la madre del borrego.
Deberíamos preocuparnos por el fundamento de ese odio expresado en forma de asco. Discutirlo, debatirlo, analizarlo. Pero jamás castigar una opinión. 
En todo caso, quizás el asco que siente el alumno también tenga que ver con nuestras acciones u omisiones.
Además, dado que postulamos una sociedad distinta fundada en otro tipo de valores, no podemos convertirnos en aquello que aborrecemos.

4 comentarios:

daniel z dijo...

Este incidente me genera dos interrogantes 1)¿Que hubieran pensado los defensores de la libertad de expresion de este pibe si su asco hubiese estado dirigido a San Martin,Belgrano o Sarmiento,por ejemplo?
2)¿Ninguno de los que atribuyeron el hecho al perverso autoritarismo K se percato de que esto sucedio en un colegio que depende del gobierno encabezado por la nueva estrella republicana y federal JM De Lasota?
No mas preguntas Su Señoria

Dormidano dijo...

Daniel Z:
La verdad que plantea dos preguntaas peliagudas.
1.-Seguramente lo hubieran sancionado, con lo que habrían cometido un error. Porque tampoco puede sancionarse el asco a algún prócer. A mi me hubiera encantado decir que me daba asco Sarmiento y Roca, pero no pude.
2.-Parece que no.
De todas formas, insisto: nadie tiene que ser sancionado por sus opiniones, por mucho que no estemos de acuerdo con ellas.

daniel z dijo...

Dormi,quizas no fui claro.Yo no creo que deba ser sancionado ni en este caso concreto ni en los hipoteticos que planteo.Solo digo que si en lugar de Evita se tratara de un "procer de verdad" la eventual sancion no hubiera generado ningun escandalo y hasta habria sido aprobada.¿Se imagina la reaccion de La Nacion si hubiese dicho que le daba asco don Bartolo?

Dormidano dijo...

Daniel:
¡Ahhh si! Claro.
Bueno, en ese caso tendríamos una sarta de prohombres estilo Posse pidiendo la cabeza del alumno en cuestión.
En estos asuntos, las reacciones de los medios serios son una derivación de aquel vetusto "Viva el Cáncer" que sigue pintado en las paredes de más de una redacción.