jueves, 15 de septiembre de 2016

LAS MALVINAS ERAN ARGENTINAS

Las Islas Malvinas eran argentinas hasta el día de ayer. Porque ayer la canciller itinerante del gobierno de Mauricio Macri firmó un "acuerdo" con el Reino Unido en torno a Malvinas con el viceministro británico de Asuntos Exteriores, Alan Duncan,
Lo que ponen por delante para que el mal trago pase sin que uno se de cuenta es "el establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección" hacia las Islas Malvinas" y el pleno apoyo (del Reino Unido) al proceso de identificación de ADN" de los soldados argentinos que murieron en la guerra de 1982, sepultados en el cementerio de Darwin, y que aún no fueron identificados."
Dos causas muy loables sin duda, pero que funcionan como tapadera de lo que verdaderamente quería el Reino Unido.
En primer lugar: "adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos". En criollo, otorgarle al Reino Unido patente de corso para que deprede sin problemas los recursos naturales del suelo argentino. ¿A cambio de qué? Supongo que Malcorra habrá conseguido algún voto para su peregrina nominación a Secretaria de la ONU o alguna otra cosa que quién sabe, pero que seguramente no tiene mucho que ver con los intereses argentinos en las islas.
Y en segundo lugar, y más importante aún: "ampliar la relación bilateral en torno a una agenda positiva que aborde los desafíos globales en el mediano y largo plazo, en áreas como democracia, derechos humanos, cooperación en paz y seguridad internacionales, no-proliferación, medio ambiente y cambio climático".
Lindo el lenguaje diplomático no. Mesurado, educadito, inextricable. Pero en criollo lo que hizo la canciller Malcorra (suponemos que con el aval del señor que ocupa la Casa Rosada) es reconocer la presencia del Reino Unido en el Atlántico Sur. Digamos, le otorgó, mediante toda esta parrafada y la anterior, legimitidad al despojo perpretrado por el Reino Unido que de a poco comienza a perder el status que con tanto trabajo diplomático Argentina había logrado imponer: el papel de potencia colonial, un papel que atrasaba varios siglos por el que el Reino Unido pasaba malos momentos en cada votación sobre la soberanía de Malvinas que tenía lugar y que luego repercutía en cualquier negociación que entablara con otros países, por ejemplo, España (recordemos el Peñón de Gibraltar).
Alegremente, sin tener en cuenta la historia diplomática del país, Malcorra reconoce de hecho la ocupación británica y eleva su condición, aproximándose a las tesis de Londres acerca de la "autodeterminación" de los isleños. 
Por otro lado, veamos el negoción que hizo Malcorra. A cambio de escalas de vuelos (porque vuelos ya había) y "conversaciones" acerca de la posibilidad de reconocimiento de ADN de los soldados argentinos sepultados en el cementerio de Darwin (o sea, una promesa) le entregó al Reino Unido la llave para la explotación de los recursos del Atlántico Sur. Tremendo negocio Susanita.
Claro, el temita de la soberanía tenía que ser nombrado en alguna parte, asi que "La soberanía es "una cuestión pendiente", o sea, ni siquiera una promesa.
El mejor equipo de los últimos 50 años.
...
...
Si esto no es "traición a la patria"...

5 comentarios:

Norberto dijo...

¿Qué dirán los colaboracionistas del Congreso, porque cualquier negociación de ese tipo debería ser aprobada por el mismo, creo?
¿Se subirán los lompas o los dejaran bajos como siempre?
Todos estos retrocesos que en todos los campos impulsa el Gobierno de Isidoro son posibles gracias a quienes tienen un mandato al que traicionan, mientras se someten a la compra o extorsión de esos delincuentes.
Nunca menos y abrazos

Dormidano dijo...

Norberto:
Si, es así.
Isidoro solo puede hacer lo que hace con la complicidad de los tipos que votamos para que Isidoro no hiciera lo que hace.

RT dijo...

Como casi siempre sucede hay más de una forma de hacer las cosas: Con mayor o menor soberanía y con mayor o menor respeto y dignidad para los trabajadores. Ahora, esperar que empresas y gobiernos que no tienen respeto por sus propios pueblos lo tengan con los Latinoamericanos es de imbéciles, y hacer "acuerdos" sabiendo las condiciones que imponen a las mayorías es de traidores: el uomo qualunque que los votó se lo van a cobrar a Mauri, sus acólitos y a todos los que lo acompañen. Sépanlo, los van a tratar de la misma forma que al ladrón del carnicero de Zárate. Y tendrán que disculparlos, no son eficientes razonando cuando el Estado se retira y deja al pueblo librado a la suerte.

En el año 2005 Néstor viajó a Berlín y le hizo a Siemens el mismo pedido que le hacia a otras empresas que también reclamaban ante el CIADI, el tribunal arbitral del Banco Mundial: que baje la demanda a cambio de participar en algunas otras inversiones.

Hoy Siemens vuelve a imponer condiciones. Así es que pone como condición para invertir la aprobación de una nueva ley de asociaciones público-privadas que, entre otras condiciones, le permitan a Siemens sujetar los contratos a tribunales arbitrales internacionales. O sea, una empresa privada redacta las leyes que regirán las condiciones de contratación del Estado.

Marcelo D. Foti dijo...

Es que ya sabemos, para nuestros mal llamados liberales, el país nunca será suficientemente pequeño (el mal de la Argentina es la extensión, dijo alguno de ellos)
Y además seguramente estos malnacidos que nos gobiernan gozan orgasmicamente cada vez que perpetran una agachada en favor de sus madres patrias.
Hay que estudiar seriamente la posibilidad, caso que volvamos al gobierno, de privar a todos estos buitres de su condición de argentinos, y luego desterrarlos.

Marcelo Foti

ram dijo...

Bueno, Dormi, usté pide mucho, es un insaciable.... si esas islas son inglesas, se las ganaron con el sudor de su rapiña.
Si de acá nunca se hizo nada, bueno, nada no, hubo unos chiflados que a 1000 km/h y a 6 metros sobre las olas, hundieron unos lindos barquitos ingleses; también otros más chiflados aún, pendejos, cagados de hambre y frío, mal entrenados y peor conducidos... que le hicieron frente a los ingleses ésos, a los gurkhas y, claro, a los sargentos "propios" que los estaqueaban.... y no desertó ni uno, no arrugó ni uno. Ah!, me olvidaba un detallito, gratarola, porque cumplían con una obligación con su país, Argentina....
Cosita interesante, la pérfida albión recién va a liberar toda la información de esa guerra en 2072, cuando ya no vivamos ninguno de los que fuimos testigos de ese tiempo, será casualiidad?, o será que recién entonces podrán admitir las pérdidas reales que sufrieron?.... como sea, no fue un pic nic y cobrar, cobraron surtido.. y, en general si vemos crónicas de fuente inglesa, no es dificil encontrar respeto y hasta admiración por los chiflados argies, lo que no se repetía hacia los mandos y "líderes" criollos, tampoco casualidad, claro - ser pirata no te inhibe de ver las cosas como son, es respetable el que te pelea para ganarte y son repugnantes las alimañas que se esmeran en perder, son útiles y los usás pero igual, asquerosos.
Lo de ahora es lo mismo, el coro de grillos pro festejando las migas que les tiren los ingleses, los ingleses pirateando como corresponde a su ADN y quizás, sólo quizás, una burócrata ineficiente consiga un asiento bien pago en sitio amable y al virrey balcarce le tiren un dogui.... el resto de argies chiflados vivos o muertos, que les garúe finito, como en Darwin, viste?