jueves, 28 de enero de 2016

PRIMERO LO IMPORTANTE

 ...
En los años noventa, tan cercanos en el dolor y tan lejanos en la memoria, me cansé de explicar la "tendencia decreciente de la tasa de ganancia" a un montón de cosos que evidentemente no entendieron o si entendieron hicieron como que no entendían. 
Ahora que vuelvo a leer el asunto, no me parece tan complicado (más allá de las bifurcaciones matemáticas que no alcanzan para espantar a los agnósticos) y ya que hemos volvido a los noventa económicamente y a 1930 políticamente (digo 1930 para evitar el efecto "infinito" que mentó Aristóteles y no remontarme hasta Rivadavia), lo que explicaba allá cerca y no hace tiempo calculo que necesita volver a ocupar un lugar en nuestra consideración.
Sin duda corrió agua under the bridge, y en esa correntada iban y venían críticas y contranálisis. Pero el asunto sigue teniendo una actualidad que te da vértigo te da. Por lo tanto, renuevo la explicación, pero como soy vago mejor dejo que se explaye uno que sabe mucho más que yo: Claudio Katz.
Ya sé, ya sé. Demasiado pensar recalienta los sesos, pero bueno, uno sigue siendo octimista.
...
"Marx expuso la ley de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia en tres capítulos del tomo III de ¨El Capital¨ a través de una presentación muy simple. Definió a la tasa de ganancia (g´) cómo una proporción del plusvalor (p) en relación al capital total invertido. Dividiendo ese plusvalor por el capital variable (v: gastos en salarios) y constante (c: gastos en maquinaria y materias primas) se obtiene: g´ = p/ v + c.   La tasa de ganancia declina como consecuencia del aumento de la composición técnica (ct : proporción de la maquinaria en relación a la mano de obra) y del incremento de la composición orgánica (co: proporción del capital constante en relación al variable) que genera la mecanización.
Con esta presentación Marx buscó indicar que aunque existen muchas causas determinantes de la declinación de la tasa de ganancia, el motivo estructural de esta disminución es la creciente tecnificación del proceso productivo. Cómo la presión competitiva reduce el procentaje del nuevo trabajo vivo incorporado en las mercancías en relación al trabajo muerto (ya objetivado en las materias primas y el capital fijo de las maquinarias), la tasa de beneficio -basada en la plusvalía primordialmente relativa extraída a los asalariados- tiende a decrecer.

Pero Marx puntualizó al mismo tiempo la existencia de seis fuerzas compensatorias de este proceso. El aumento del grado de explotación (plusvalía absoluta obtenida a través de la intensificación o prolongación de la jornada de trabajo), la reducción del salario por debajo de su valor, el abaratamiento del capital constante (derivado de la depreciación del capital existente), la superpoblación relativa (abundancia del trabajo asalariado disponible para incrementar la explotación o reducir el salario), el comercio exterior (favorable a los países desarrollados mediante el abaratamiento de las materias primas y los bienes de consumo de los asalariados) y el aumento del capital por acciones (cuyos dividendos permiten ganancias extraordinarias). Marx destacó, además, que el incremento de la capacidad productiva, del volúmen de las ventas y de la masa total de ganancias contrarrestan, pero no revierten la caída de la tasa de beneficio."
...
Lo peor de Marx y el marxismo, añado yo, es que siga teniendo sustancia y vigencia. Lo que indica que el sistema capitalista y cada una de las perversiones analizadas por Marx (que ahora los marxistas dogmáticos usan como los diez mandamientos abandonando la dialéctica imprescindible para cualquier análisis) siguen ahí. La explotación, la plusvalía y la alienación peinan largas y vigorosas guedejas aunque han mutado, se han recubierto y encubierto bajo otros procesos sociales, han modificado su forma pero no su esencia. Los que no modificaron su forma para combatir al capitalismo son la mayoría de los partidos de izquierda y los marxismos ingénuos que andan por el mundo con la regla de cálculo. No comprendieron que el capitalismo mutó. Sigue siendo él mismo pero no se parece a él mismo. Digamos, a riesgo de ser superficiales, el capitalismo ocultó las aristas que lo volvían atacable. La izquierda boba no logra todavía comprenderlo.
Muchos otros tampoco, pero al menos no dicen que son de izquierda.

12 comentarios:

Moscón dijo...

Es simple, se le gastan los colmillos a los hematófagos; solución:
¡Ajugas, y a chupar directo de la vena (hay opciones VIP para sorber directamente de las arterias)!

Erkekjetter Silenoz dijo...

Anticipando que siento un profundo respeto por el cro. Marx y también por Katz, no creo que las crisis se deban a una caída de la tasa de ganancia, de hecho ésta se relaciona inversamente con los salarios pero positivamente con la UCI (capacidad instalada) una mayor tecnificación (que procura mayor productividad) con un alto porcentaje de uso en dicha capacidad, aumentan la tasa de ganancia y las ganancias.

De todas formas, resaltando la última parte de tu párrafo si creo que los marxistas (sin lugar a dudas los economistas) precisamente ”No comprendieron que el capitalismo mutó”, pero la culpa de esto no es de Marx sino de sus seguidores que no pudieron readaptar y/o rechazar conceptos que hace ya algunas largas décadas, quedaron vetustos.

En lo relativo a lo económico, no siguieron la tradición de un Kalecki, Sraffa, hombres que abrevando –no exclusivamente- del marxismo pusieron hitos fundamentales del keynesianismo.

Pero bueno, como de chupar sangre se trata, y ante la inentendible –a veces y para algunos- voracidad de los “capitalistas” dejo unas reflexiones de este notable economista polaco:

”En verdad, bajo un régimen de pleno empleo permanente, “el cese” dejaría de desempeñar su papel como medida disciplinaria. La posición social del jefe se minaría y la seguridad en sí misma y la conciencia de clase de la clase trabajadora aumentaría. Las huelgas por aumentos de salarios y mejores condiciones de trabajo crearían tensión política. Es cierto que las ganancias serían mayores bajo un régimen de pleno empleo que su promedio bajo el laissez faire, y aun el aumento de salarios resultante del mayor poder de negociación de los trabajadores tenderá menos a reducir las ganancias que a aumentar los precios, de modo que sólo perjudicará los intereses de los rentistas. Pero los dirigentes empresariales aprecian más la “disciplina en las fábricas” y la “estabilidad política” que los beneficios. Su instinto de clase les dice que el pleno empleo duradero es poco conveniente desde su punto de vista y que el desempleo forma parte integral del sistema capitalista “normal”.”

ASPECTOS POLÍTICOS DEL PLENO EMPLEO - M. Kalecki 1943

Dormidano dijo...

Moscón:
Sonda directa y a otra cosa.

Dormidano dijo...

Erkekjetter Silenoz:
Yo creo que sí tiene algo que ver pero como un macroproceso que habla de estertor final del sistema capitalista que intenta tomar aire de donde puede.

¡Que buen pensador Kalecki!

Erkekjetter Silenoz dijo...

Mmmm

No sería tan lapidario con el capitalismo, cada tanto da rebotes de gato muerto y...

Ojo lo que decís sobre la ganancia a expensas del laburante existe, es la lucha por el una parte del excedente económico o plusvalía que reconocián inclusive tipos como Smith y Ricardo fundamentalmente. Pero las crisis provienen de otro lado a mi entender y no se levantan ahogando a los laburantes.

Lo que pasa es que la timba reemplazó la forma de ganarse el mango peeeero..

Y si, en rigor a mi entender el keynesianismo debería ser "kaleckianismo" por que el polaco es mucho más interesante que el lord por que el tipo -por su formación marxista- veía el conflicto y no lo desechaba como suelen hacer los economistas ortodoxos. Es más, Keynes a veces se torna un tanto esotérico como con su famoso "animal spirit"

Saludos

Anónimo dijo...

que opinan del coso este , ¿un populista mas?
https://es.wikipedia.org/wiki/Friedrich_List

Anónimo dijo...

pero mientras aqui... y acullá se discute y bla,bla blablea, el admirador del obelisco, el diálogo entre gamez y angelici, la rendición de cuentas a mr mañeto an others, y otras lindezas no descansa, hoy inició su arremetida contra esta joya
empezando por sus profesionales o cabezas pensantes...http://www.fab-militares.gov.ar/productos/
en menos de dos meses, mamam mia que pesadilla

Anónimo dijo...

que pasa que ademas nos vienen comprando gobernas con la "hipoteca" de la boleta electrónica, xilocaina para todos, no nos los sacamos mas de encima
ahora nos chusmean con la excusa de la tarifa electrica, par ver si sos taaan pobre
despues van a chequear a quien votamos, xq con esa m. sepuede, no se qué dirá mr marx

Dormidano dijo...

Erkekjetter Silenoz:
Por motivos que sería largo enumerar, diría que esto no es una crisis sino una agonía. Larga pero agonía al fin, como el final del Padrino III.

Dormidano dijo...

Anónimo:
Si si, otro populista. Que duda cabe.

Dormidano dijo...

Anónimo:
Es un ataque, desde que comenzó.
Me preocupa el tenor del contraataque y las reacciones. Porque esto no es gratarola, como ningún proceso social lo es.

Dormidano dijo...

Anónimo:
Marx hablaría de la superestructura y la determinación en última instancia y también mentaría al estado. El que más tendría para decir de estos asuntos sería Louis Althusser.