viernes, 3 de abril de 2015

NOS CAGAN EL NEGOCIO

Es comprensible el rechazo al acuerdo nuclear con Irán. Porque Israel necesita un demonio terrorista para justificar su desmedido gasto en armas y, más que nada, para justificar su política genocida en varios lugares, pongo por caso, Palestina.
Firmar un acuerdo con Irán significa el comienzo del fin para el negocio del terror que produce Israel, que además exporta con sustanciosos beneficios.
El rechazo es la queja por la pérdida de un mercado. No se dejen engañar por las pretensiones de estadista de Netanyahu: lo que está detrás, por el costado y por delante es un negocio que se termina. Ojalá.
...
...
¿Y por casa como andamos Benjamín?
...
Nota: por otro lado me pregunto ¿por qué un acuerdo Irán-Argentina sirve para encubrir un atentado y un acuerdo Irán-otras potencias es histórico? Que se yo, por ahí confunden los parámetros.

2 comentarios:

ram dijo...

Lógico, Dormi, usté que no le tiene simpatía al buby netanyahu, pero imagínese que para ser el peor demonio terrorista mundial del mundo, necesita competidor, aunque sea uno y teórico (y no se a meter a competir com papá tío sam, no?, quedaría feo..)

Dormidano dijo...

Ram:
Claro, se quedaría solo ladrándole a la luna.