viernes, 27 de marzo de 2015

STRONZO

A esta altura de los acontecimientos, las presiones de la Ratta Zzi me tienen podrido. Mirá pibe, si no te conviene el negocio, cachá las valijas y andate a, ponele, un país en donde haya un festival de competitividad, en donde no te cobren impuestos y te hagan caso en el ministerio de economía.
Aunque sospecho que, a pesar de tus bravatas, a vos no te va tan mal gordito y por eso dejás tus nalgas firmemente asentadas en Argentina.
Entonces, si estás en Argentina tenés que cumplir las leyes argentinas. Y si no te gusta, su ruta.
...
 ...
A mi la tranquilidad de empresarios como el citado me importan tres silbatos. Por mi que se vayan a descabezar hormigas asesinas a lo profundo del desierto.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lo que vengo sosteniendo hace ya un tiempo largo. El empresario, y esto vale para empresarios de cualquier pais, el empresario que sostiene que le va mal en realidad como mucho no esta ganando todo lo que quisiera. Con esto quiero decir, no esta ganando lo que ganaria con costos cero (mano de obra escalava, cero impuestos, cero costos de insumos, etc).

Dormidano dijo...

Anónimo:
Exacto.
A eso le llaman "falta de competitividad"

MUMI dijo...

toda la razón del mundo,hace unos negocios barbaros y esta siempre criticando, a mi tambien me tiene harta

RT dijo...

El tipo no me cae bien por motivos que no tienen
nada que ver con la competitividad.
Aclarado eso, digo que el precio de un auto está
muy distorsionado por la presión impositiva.
Se mantienen los viejos impuestos y se agrega el
impuesto a autos de alta gama.
El punto es que ese impuesto termina alcanzando
a autos fabricados en el país. Por lo tanto mal
puede proteger a la industria nacional.
Por otro lado y por ejemplo considerar autos de alta
gama a Vento (VW), Bravo (Fiat), o a un Fluence
(Renault) es un error. Son autos que no pertenecen a
los clasificados como "low cost" pero no son alta gama.
En la práctica, ya son cuatro los modelos de producción
local afectados por el impuesto: Citroën C4 Lounge,
Ford Focus, Renault Fluence y Toyota SW4. Peugeot 308 y
408. Algo similar ocurre con las motos.
Aunque debo reconocer que no estoy actualizado con
respecto a las modificaciones que se hicieron en el 2014,
el tema es que estos impuestos -distorsionan- el mercado
automotor y no fomentan la competencia en una industria
que en esencia es muy competitiva.
Resulta que lo que pierden de ganar por la baja de ventas
en los autos de mayor precio hicieron que trasladaran
esas perdidas como aumento en el precio de los "low cost".
Así que lo que antes tributaban los compradores de mayor
poder adquisitivo ahora lo tributan los que compran los
autos más baratos. Si eso no es distorsionar el mercado
no sé que es...

Norberto dijo...

Rata Zi es Agnelli por parte de madre, y es argento por nacimiento, pero es muy raro que haya permanecido en el país luego del desguace industrial de los '90s, donde FIAT transladó su producción a Brasil, dejando aquí solo los galpones como algo mas que almacenes, entonces, ¿que hacía aquí?
La respuesta es sencilla y facilita saber porque se la pasa pidiendo dolar alto para exportaciones, que su empresa pantalla no está en condiciones de hacer.
Lo que hace es administrar los campos de la familia en Argentina, cuyos granos si exporta.
Nunca menos y abrazos

ram dijo...

No, RT, éso de que "los impuestos distorsionan" es mucho más excusa que realidad. Los precios EN DOLARES, de los autos de baja, media o alta gama, de utilitarios han aumentado a lo pavo.
Un Honda Accord que hace 4 ó 5 años estaba en USD 40/45 mil, ahora está en los 100 mil... ¿impuesto de USD 55 mil?, no jodamos.
Una Toyota HiLux de USD 30 mil a 60 mil?.... el "costo laboral" es más alto que en Japón?.
Las automotrices - multinacionales todas - con el mercado local en progreso constante, están compensando las caídas que tienen en todos lados, no hay que tragarse los chamuyos tan fácil.
Y dicen que al coso ése, lauchazzi, lo mantienen acá para que no joda los negocios de la familia, al fin y al cabo, otro mauricio, solo que a nivel internacional, vistes?

RT dijo...

ram,

Desde mi punto de vista desentrañar la manera
en que los impuestos influyen en el precio de
algunos bienes es tarea de entendidos, sin duda.
Lo cierto es que fue después de la devaluación y
el impuesto a los autos más caros que -todos los
modelos- tuvieron aumentos que suenan a desmedidos.
¿será que la codicia encontró la excusa?
Vaya a saber...
En una industria que se fija si pone o no una palanca
para abrir el acceso al tanque de nafta, que a lo mejor
no cuesta más de un dólar, y porque piensan fabricar
un millon de autos, en eso se ahorran un millón de dólares
y con eso pagan muuuuuchos salarios...
¿será la codicia? o será que si otra marca tampoco la
instala no hay necesidad de competir en ese tema del
dispositivo que abre la tapa del tanque...

Peeero, ¿chamuyo? no sé hasta que punto. A veces
la codicia se expresa de las maneras más lineales.
Por caso un aumento de salarios se traduce en un
inmediato aumento de precios, y las diferencias
en el reparto se mantienen.
Conjeturo como posible que los tipos dijeron:¿ah sí?
vamos a vender menos unidades de las mas caras, ok!
entonces les trasladamos las perdidas como aumentos
a los de menor precio; total los pagan en quichicientas
cuotas y/o con la ayuda de la demanda agregada lo financia
el estado. Así un auto que en Diciembre de 2014
costaba $120.000 hoy vale $170.000, o más.
Tampoco se ve como acertado que a la codicia se le
sume el estado gravando aún más a los modelos que se
hacen en el país. A eso hay que sumarle los costos
fijos: seguro, impuestos provinciales, impuestos
municipales que también aumentan cada vez que que
aumentan los precios de los cero km.
Que es este gobierno el que con sus políticas
construyó y sigue construyendo mercado local en
progreso constante, tampoco hay duda. Es más, no
recuerdo otro tiempo en el que aumentaron las
posibilidades de incrementar y renovar el parque
automotor como el de estos años. Con las consecuentes
mejoras, los autos modernos son más seguros, el ABS
y airbag como parte standard, por ejemplo, y
lo hizo este gobierno. Faltaría que les exijan
que los modelos "globales" latinoamericanos
tengan la capacidad de pasar los mismos test
de choque que los europeos, algo que en más
de un caso no sucede, a pesar de que los autos
se ven iguales, y peor para nosotros cuestan
más o menos lo mismo o más.

Saludos

ram dijo...

RT; está bien que el tema impuestos lo entiendan los entendidos pero, si usamos auto entendemos lo esencial que hay que entender, los precios que hay que pagar por los autos y por mantenerlos
Elnegocio automotriz en Argentina va a contramano que en el resto del mundo, acá se sompra más, sostenidamente más y, sin embargo, aumentan precios y, de yapa, no quieren vender más cuando aparece una política especifica para sostener demanda local (y producción) si bajan los mercados de exportación.
Una política A FAVOR de la industria automotriz, ¿cómo pagan? aumentando precios a lo pavo y en dólares y la excusa es eterna, impuestos y salarios más la yapita del "atraso cambiario".
Ponerle impuestos a los vehículos más caros, es una potestad del estado - cualquier estado - en tanto se pretende gastar menos divisas en importar esos vehículos o esos insumos y componentes más caros; no es una decisión inocente, es concretamente buscar no malgastar divisas y sostener el empleo (ambas cosas obligación de un estado).
La "respuesta" es mucho menos inocente, es aumentar los precios en dólares, lo que implica aumentar las remesas a las casas centrales e importar insumos más caros que el valor "internacional" y embolsar la diferencia. La mejor situación argentina, usada para compensar lo que dejan de ganar en mercados venidos a menos, bueno para las multinacionales, malo para los consumidores argentinos y la economía argentina en general.
Y encima hay que soportarles el lloriqueo, ye meten la manp al bosillo con alevosía y es a ellos que les va mal.... es mucha joda.
Te mencioné 2 marcas japonesas, los precios que cobran acá, NO SON ni por asomo los de Japón, en dólares y, apostaría con los ojos cerrados, los costos laborales y los impuestos son mayores en Japón que acá y, si es por flete, no pasa de los USD 1000 por coche.
Te guste o no, hay mucho chamuyo justificador de lo que no debe justificarse ni, menos, creerles.

RT dijo...

ram,

Se me escapó este detalle:

"La "respuesta" es mucho menos inocente, es aumentar los
precios en dólares, lo que implica aumentar las remesas
a las casas centrales e importar insumos más caros que
el valor "internacional" y embolsar la diferencia."

Y sí, eso es parte de lo que hacen, además de reducir
la oferta. Es decir que un mercado que demanda vehiculos
cero km, la oferta maneja el precio simplemente porque hay
clientes con capacidad de compra y dispuestos a pagar incluso
en aquellos casos en donde los precios no coinciden con las
listas de precios y/o en las concesionarias aparecen gastos
extras que no tienen justificativos, cuando en diferentes
concesionarias y aún vendiendo las mismas marcas y modelos
el precio final es diferente.
Entonces insisto, siendo el rubro automotor un rubro restringido
a un tipo de bien de uso y de trabajo, debería tener gravámenes
más fáciles de entender. Quizá un único impuesto aplicado al
rubro automotor evitaría la especulación.

Saludos