miércoles, 25 de febrero de 2015

EN REVERSA

La ofensiva del Partido Judicial abarca todos los frentes. Por supuesto, el comité de campaña del silencioso Ricardo Lorenzetti no podía estar ausente de esta épica confrontación. 
A la que contribuyó dando por tierra de un plumazo de tres líneas con la política de Derechos Humanos de los últimos diez años.
No sea cosa que a Clarín se le ocurra dejar de financiar el ocio de ciertos juristas. No hay que hacerlo enojar al señor ése que bien baila.
...
...
Por lo que hemos comprobado los últimos días, los tipos éstos han dejado de lado todo decoro y discreción. La han emprendido contra el gobierno nacional (que te guste o no te guste, fue elegido por votación, no como éstos vitalicios que están ahí por obra y gracia de quién sabe quién) y le buscan el pelo al huevo incluso cuando el huevo es notoriamente calvo.
Pero insisto con un concepto: estos no son aquellos tiempos. Digo, por si perdemos la paciencia y no se enteran a tiempo. Parece que están lejos del mundo real, pero no, están ahí cerquita, cerquita, cerquita.
...
Nota: vuelvo a leer aquello que señalé sobre el inefable Román Lejtman y cada vez que lo repaso me convenzo más de que el bigotón estaba al tanto de algo que bien podría explicar qué era. Digo yo.

2 comentarios:

Julia dijo...

Lejos de mi aprobar las sentencias de nadie, pero en este caso, digo, para no ser alarmistas a ultranza y al divino cuete porque no conduce a nada refutar esta sentencia en los blogs , si acaso en la CIDH; me parece que lo que no está bien es querer encuadrar lo que creo que es un delito de guerra, como un delito de genocidio, que sí es de lesa humanidad (o con la apropiación de bebes y robo de identidad sistematica). Por supuesto que el torturar y/o vejar a la tropa, propia o ajena es inhumano, pero tiene su tipificación. No se, si criticar a la corte o a los que presentaron el caso.

Dormidano dijo...

Julia:
Yo creo que es grave por lo que representa, por la falta de respeto del fallo de tres líneas, sin fundamentos, sin jurisprudencia, en una situación myu particular. Por ejemplo, que los heróicos oficiales torturaban soldados judíos por ser judíos.
Yo creo que este asunto supera ampliamente la categoría de crimen de guerra y alcanza el status de crimen de lesa humanidad.
De todas formas hay más cositas de esta corte silenciosa que contribuye al esfuerzo general de guerra.