lunes, 4 de noviembre de 2013

CORAZONES VALIENTES: LAS DENUNCIAS ANTE LA CIDH QUE NADIE TE BOTONEÓ

Este humilde y escandaloso blog, en un alarde de producción periodística sobrehumano, logró tener acceso a las espeluznantes denuncias que los periodistas más creíbles de Argentina, Joaquín Morales Solá (JMS), Magdalena Ruíz Guiñazú (MRG), Luis Majul (LM), Nelson Castro (NC), Alfredo Leuco (AL) y José Pepitillo Eliaschev (JPE), presentaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Estas denuncias fueron silenciadas por la feroz censura que existe en la prensa argentina y solo ha llegado al gran público una versión edulcorada de las mismas.
Pero como nosotros no nos callamos nada de nothing, arriesgando nuestra seguridad, sabiendo que podemos sufrir en espalda propia el rigor del estado policíaco que nos amenaza desde cada edificio gubernamental, daremos a conocer esas denuncias para que ninguna voz sea silenciada por la ominosa Ley Mordaza que pretende sumergirnos en las mazmorras oscurantistas de la desinformación y afines.
Sepan disculpar nuestra emoción, vamos a jugarnos el cuello en esta patriada. Pero no hay otro camino a seguir para honrar la valentía interminable de los paladines de la prensa independiente que fueron en misión urgente a la OEA y luego, como era previsible, pasaron a la clandestinidad para salvar su vida.
En homenaje a ese valor sin límites es que publicamos la lista cuasi completa de las impactantes denuncias.
Si algo nos pasa, si no llegamos, arranquen nomás.
Las denuncias himself
...
-.”El otro día tomé un taxi y el conductor me miró mal. Debajo de la estampita del Gauchito Gil que tenía pegada en el espejo retrovisor creí ver una calcomanía de La Cámpora” (MRG)
-.”Concurrimos con otros periodistas independientes a tomar un café en un caracterizado establecimiento de la ciudad de Buenos Aires. Pedí un cortado y el mozo me trajo un capuchino. Cuando le reclamé la equivocación sonrió taimadamente e intercambió un saludo con los dedos en V con un mozo que estaba en el otro extremo del salón. Cambió mi pedido, pero el cortado llegó frío” (JMS)
-.”Me levanté de madrugada a tomar un vaso de agua. Cuando abrí la heladera en patas sentí un golpe de electricidad que me paralizó el brazo. Recordé que el día anterior había concurrido a mi hogar un empleado de la firma fabricante de la unidad para ajustar algunos desperfectos. Traía los auriculares puestos, cuando se los sacó para saludarme descubrí que estaba escuchando a Victor Heredia. Obviamente fue un atentado” (AL)
-.”El canillita dejó el diario Clarín en casa sin la bolsita de polietileno y se mojó con la lluvia, de forma tal que no pude leer ni una puta historieta. Si eso no es silenciar a los medios independientes” (LM)
-.”Los médicos psiquiatras, cooptados por el gobierno dictatorial, se han complotado contra mi persona desestimando mi pronóstico de Síndrome de Hubris aludiendo a que no tiene sustento científico y no está documentado ni investigado y que más bien se parece a un capricho de mi parte. Obviamente, La Cámpora ha copado la comunidad médico científica.” (NC)
-.”El gobierno es nazi fascista. ¿Por qué? Porque lo digo yo ¿por qué otra cosa?” (JPE)
-.”El dependiente de un comercio del rubro de la indumentaria se atrevió a hacerme esperar cuando fui a comprar un traje. Intentaba demorarme para que no fuera corriendo a escribir la verdad de la milanesa.” (JMS)
-.”Un sujeto del personal de servicio de un conocido shopping estaba limpiando los pisos del patio de comida. Cuando llegó al lugar en donde yo estaba parada en vez de decirme “-.Permiso Doña Magdalena, debo molestar a vuestra merced dado que mis deberes me obligan a higienizar la porción del suelo en donde Ud. reposa en este momento, sepa que me atrevo a incomodarla en previsión de la furia de mis mandantes” me dijo simplemente “-Permiso señora”. Me sentí amedrentada.” (MRG)
-.”Me dijeron petiso. Fue La Cámpora” (LM)
-.”Llamé para pedir una pizza y me dijeron que había una demora de cincuenta minutos. Cuando les dije que era Alfredo Leuco y los iba a denunciar ante la CIDH me repitieron: -Hay una demora de cincuenta minutos ¿le mando o no le mando la pizza? Eso es intimidación acá y en la China Popular.” (AL)
-.”Hace dos días ingresé al edificio de una entidad sin fines de lucro y al entrar el recepcionista me saludó diciendo: “-Buenas tardes ¿en qué lo puedo ayudar?” sin hacer una reverencia ni anunciarme inmediatamente ante la persona de mayor rango de la mentada organización. Esto es una evidencia de discriminación.” (NC)
-.”Estamos gobernados por una dictadura ¿por qué? Porque lo digo yo ¿por qué otra cosa?” (JPE)

Esto es un extracto de las explosivas denuncias. Por razones de espacio y cagazo no podemos publicar la nómina completa de las mismas. Quizás también porque algún dinero por debajo de la mesa nos habrán pasado y no nos enteramos. Ponele.
Pero para muestra sobran estos botones.
Resistamos argentinos, la dictadura no pasará.

PD: fijate el título de la nota de Perfil “Argentina en la CIDH”. Parece que fuimos todos, en forma unánime y nunca me enteré. Así no se vale, se van todos de joda y me dejan acá soportando a 6,7,8.
Un poco de piedad.

2 comentarios:

Iris van Kirsten dijo...

A mí tampoco me invitaron. Pero no me sorprende. Para ellos, Argentina son ellos y su ombligo, los demás somos advenedizos que no queremos "devolverles" el país.

Dormidano dijo...

Iris:
Por eso que Ud. dice es que no les gustan las respuestas, se vuelven locos cuando alguien los cuestiona.