viernes, 31 de mayo de 2013

MISS MALTHUS

No.
Los dejo a Uds. que tendrán bastante qué decir del asunto.

4 comentarios:

Iris van Kirsten dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Iris van Kirsten dijo...

Una peligrosa combinación de maldad y estupidez.
Es obvio que siempre se buscan excusas para pagar bajos salarios, pero que quieran reemplazar las ventajas de una buena educación pública por las aplicación de un método que además de inhumano, es inútil, porque no hay un fatalismo en lo que a inteligencia se refiere es lo más absurdo que se le pudo ocurrir.
No faltan los ricos estúpidos (esta señora es un buen ejemplo), y aunque la pobreza extrema conspira contra el desarrollo de las facultades intelectuales (si te estás muriendo de hambre perdés todas tus facultades), eso no significa que no se pueda ser pobre y mostrar una gran inteligencia en la vida cotidiana.
Lo de los empleados hijos de doctores, y no de meseros sugiere que prefiere el descenso social antes que el ascenso social. Pero siempre hacen falta gente que haga tareas poco glamorosas que a veces son más indispensables que las glamorosas (alguien tiene que recoger basura, limpiar tanques atmosféricos, hacer colonoscopias, lavar millones de platos, bañar enfermos,etc. No me queda claro que ella cumpla una función tan útil como la del mesero.

Dormidano dijo...

Iris:
Comentario aparte, la señora "heredó" su fortuna.

Ishka dijo...

Puede que tenga algo de razón la señora sobre la desigualdad económica producto de las diferencias de inteligencia, es claro que no es justo que una descerebrada como ella sea multimillonaria sin haber hecho absolutamente ningún mérito para merecerlo mientras hay millones de personas muchísimo más capaces, inteligentes y que no causan repugnancia trabajando por un sueldito.