jueves, 30 de mayo de 2013

DOS COSAS

...
1.-Hablemos del respeto por las ideas del otro (no seré original, aviso, ya que me prendo de una reflexión de Dolina): dice el mataburros que el respeto es "la consideración de que alguien o incluso algo tiene un valor por sí mismo". Hablando de ideas entonces, el respeto por las mismas consiste en otorgarle a las ideas de otros consideración dado que poseen valor por sí mismas.
En ese sentido entonces jamás podré tener respeto alguno por ideas como éstas o éstas porque entiendo que no tienen ningún valor en si mismas y no merecen consideración (además, agrego, quienes sostienen estas ideas son malos sujetos, más allá de sus "bellas almas" y con ellos no quiero juntarme a tomar la merienda porque son peligrosos).
Eso no significa que quiero matarlos que piensan de esa forma. Al contrario. Por convivencia, por humanidad, deseo que vivan todo lo que puedan. Y pelearía para defender el derecho que tienen a pensar lo que quieran. Pero no los respeto ni los respetaré por los motivos expuestos.
2.-Perón dijo alguna vez: "El 2000 nos encontrará unidos o dominados" planteando los dos términos como contradictorios entre sì (hacía referencia a la situación en latinoamérica, hay que decirlo). Y esa frase se ha repetido hasta la náusea. De tanto repeat again se convirtió en un lugar común y como todo lugar comùn terminó por excluir la reflexión en torno a su certeza.
Digamos entonces, para retomar la criticidad del asunto, que los términos no son antagónicos. Que perfectamente podríamos decir "unidos y dominados" sustituyendo el conector lógico. Y por otra parte, podríamos corroborar en la práctica que determinados consensos masivos ("unidos") han servido para construir o reforzar una dominación (casi digo "de clase" pero no me voy a arriesgar tanto). O sea, estar unidos en torno a un tema nos puede dar como resultado una solidaridad desbordante como en caso de la ayuda a los inundados en La Plata o la convicción de que hace falta "una mano dura" con vaya a saber qué.
Moraleja: el consenso no garantiza nada.
Que jodido que soy, pero bueno, dice el Subco Marcos que los intelectuales nunca dicen "ya está listo" sino que siempre joden con "acá sobra" o "acá falta". Yo, que soy hinchapelota pero no intelectual no podía ser menos.
...
Imagen afanada de acá

1 comentarios:

Iris van Kirsten dijo...

Hace ya un tiempo escribí un post acerca de eso: o sea que se puede estar unidos y dominados a la vez. Pero confieso que me da vergüenza autocitarme...
Lo cierto es que tanto en la unidad como en el consenso todo depende de dos preguntas ¿entre quienes? y ¿para qué?
Lo mismo se puede dar una unión para la dominación, que para la liberación, y lo mismo se puede tener una unión de pueblos o una unión de corporaciones.