martes, 29 de enero de 2013

ALI BABA Y LOS MÁS DE CUARENTA LADRONES

Lindo asunto para meter la uña y desarmar la usura inmensa que representa. ¡Don Moreno, eh, Don Moreno!. Este tema merece su atención.
Y ya que estamos, también le podría pegar una miradita al precio de los pasajes de larga distancia, rubro en el cual los señores empresarios hacen lo que se les canta el culo sin que nadie les diga nada.
Pongo por caso: supongamos que Ud. quiere viajar a Mendoza. Lo primero que va a descubrir es que a Mendoza siempre se viaja en colectivo por una sola empresa: Andesmar que absorbió al resto y actúa cuasi en forma cartelizada (he sido generoso, como se puede comprobar)
Y lo segundo, verá que las tarifas están infladas y siguen hinchándose minuto a minuto. Suben cuando el gobierno autoriza el incremento, suben cuando llega la temporada de verano, suben cuando llega la temporada de invierno, y jamás nunca bajan, aún fuera de temporada de verano e invierno. Subas "estacionales" que aprovechan la mayor demanda para embolsar algunas decadracmas de más. Subas autorizadas vaya a saber por quién.
Por otra parte, con un mercado monopólico no existe la necesidad de competir: ergo, se hace lo que se quiere y que el usuario se joda en todos los idiomas posibles.
Además de la llamativa paridad de precios que existe entre todas las "empresas" que disimulan malamente que Andesmar es la que está detrás del asunto. O sea, la cacareada competencia de libre mercado en este rubro, al menos en cuanto a los viajes a Mendoza se refiere, es inexistente.
Cuento una anécdota que ilustra el entripado: en una ocasión fui a Retiro a comprar un pasaje a Mendoza.  Subí al primer piso en donde están las boleterías que cubren esa zona. Resulta que en la primera que pregunté, El Rápido Internacional, se les había caído el sistema. Dada esta situación, intenté adquirir el pasaje en otra empresa, Andesmar, y ¡oh sorpresa!, también tenía el sistema caído. Seguí preguntando y todas las boleterías que expendían pasajes a Mendoza tenían el sistema caído. ¿Adivinen por qué?
Es tan burdo el oligopolio, tan desembozado y flagrante que parece un chiste, aunque no lo es.
Y aquí vale la expresión: no he visto a nadie hacer nada sobre este tema. Nada de nada. Bueno, si. Mirar y hacerse los boludos que es hacer algo. Quizás con alguna recompensa. ¡Hola Diego!

4 comentarios:

iris dijo...

Aumentan los precios más no la calidad del servicio. Negocio redondo que se dice.

Luis Quijote dijo...

La competencia de libre mercado solo existe en los negocitos barriales.
Lo inventaron los grupos monopólicos con Joe como su personero nacional (?) a la cabeza, para embaucarnos.
En el transporte están acordados entre las empresas que prestan los mismos servicios.

Reinaldo Larroudé dijo...

En el segundo enlace (¡y pa'que vea que lo leí!) dejé varios comentarios, tan banales como yo.
¡Ah, me olvidaba!: Si no responde a los comentarios, ¿ES PORQUE NO LOS LEE, son insignificantes para Expertos o simple desidia?

Dormidano dijo...

Reinaldo:
Se leen todos los comentarios, pero por motivos varios, llámese trabajo, hijo, o cuestiones así, no siempre se pueden responder.
Pero claro que los leo y además, me honran con su comentario, aunque este salamín que soy no tenga la perseverancia necesaria.
Chas gracias,