jueves, 27 de diciembre de 2012

UNA MANCHA MÁS POR SI FALTARA ALGUNA

Hoy parece que tendremos que ocuparnos todo el dìa de la justicia. En el post anterior reseñamos el vergonzoso sobreseimiento de Fernando de la Rúa por su responsabilidad en los asesinatos del 19 y 20 de diciembre de 2001.
Ahora, uno de los ¿señores? que absolvieron a los 13 imputados por el secuestro y desaparición de Marita Verón renunció. Y si me preguntan, sospecho que esa dimisión obedece a la necesidad de evitar la destitución. Un acto de mala conciencia si los hay.
Déjenme decirles que la renuncia de Emilio Herrera Molina vale por una admisión de parte. Seguramente tendrá asegurada su pensión ¿no?

2 comentarios:

Daniel dijo...

Es así Dormi; y ahí posteé sobre dos caso donde hubo "muuucha guita"; digo: "mucha justicia".

Dormidano dijo...

Daniel:
Sospecho quiénes son los monos que bailan por las decadrácmas...