jueves, 27 de diciembre de 2012

HIJOS DE UNA CORPORACIÓN...

Todos, Frenando de la Duda y los que lo sobreseyeron definitivamente: Luis María Cabral, Raúl Madueño y Eduardo Riggi. Con unos fundamentos que se parecen bastante a una burla: "No existió ilegitimidad en el dictado del estado de sitio por parte del Poder Ejecutivo Nacional, que cumplió, en cambio, con los pasos que marca la Ley Suprema y los pactos internacionales a ella incorporados". En criollo, el principal responsable de las condiciones que propiciaron el asesinato de muchas personas en esos días no tiene responsabilidad porque "cumplió con los pasos que marca la Ley Suprema". Me cago en esos pasos, me cago mil veces en esos pasos. Porque el nabo conservador y sus adláteres tenían plena conciencia de lo que estaba pasando, no lo frenaron: es más, lo alentaron.
Y los que fogonearon con nafta el asunto también tendrían que dar cuenta de su responsabilidad. El Bañero, por nombrar a uno solo de los que conspiraron (porque hubo conspiración, a pesar de la inutilidad de Mermando de la Duda)
Pero no: "cumplieron con los pasos". Eso en mi barrio se llama, lisa y llanamente, impunidad. Y de nuevo, otra vez y no sé cuántas van porque perdí la cuenta hace más de tres décadas, la justicia con la venda por el pupo le da la espalda a la sociedad sin que se le mueva la peluca. También esa justicia debería ser llamada al banquillo para que de cuenta de sus acciones.
Los asesinatos sin responsables políticos se repiten una y otra vez, como una letanía. Los responsables siguen dando vueltas por ahí, alardeando una virtud que no poseen: De la Rúa, Duhalde, El Lole y siguen las firmas.
Nosotros siempre nos quedamos con las lágrimas y ese gusto amargo de injusticia persistente.

6 comentarios:

Cosmocosme dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cosmocosme dijo...

Republicanismo 2.0...
Cada vez que estoy frente a noticias como esta, inmediatamente busco solaz en textos de Castoriadis o Foucault, entre otros, para no olvidar que "los pasos que marca la Ley Suprema" no tienen (ni deben) por qué ser pétreos.
La "ley suprema" (toda una declaración de principios, casi casi eclesiástica) justamente lo que no debe ser es "suprema". De hecho, toda ley hecha por el hombre es tan falible como él ergo está hecha para modificarse las veces que sean necesarias.
Recordemos que "república" por sí sola no garantiza mucho de lo que pretendemos muchos ya puede también existir sin democracia: el Vaticano; un ejemplo de manual de república sin democracia.

Dormidano dijo...

Cosmo:
Sabias palabras las suyas, sabias palabras.
Estoy pensando en la placa de Carlos "Petete" Almirón en la Avenida de Mayo y me da unas ganas locas de ir a cagarlo a patadas a De la Rúa, abjurando de la poca fe que me queda en la justicia (una locura, ¿cómo cuernos voy a tener "fe"? En realidad debería confiar y renunciar a cualquier dispositivo mágico)

Daniel dijo...

Para que me manda a ese enlace, Dormi. Vi cada comentario al pie que son mas ruinosos y viles que esta sentencia, mire. Qué asco que es todo.

Dormidano dijo...

Daniel:
Y no le digo nada del enlace que publiqué recièn por la renuncia de uno de los ¿jueces? del caso Marita Verón. Hay que tener estómago para leer los comentarios.

Eduardo dijo...

Art.99: Atribuciones del poder ejecutivo

Punto 16: Declara en estado de sitio uno o varios puntos de la nación, en caso de ataque exterior y por un termino limitado, con acuerdo del Senado. En caso de conmoción interior solo tiene esta facultad cuando el congreso está en receso, porque es atribución que corresponde a este cuerpo.

Que yo sepa el congreso estaba en funciones asi que los procedimientos constitucionales no los siguió.