lunes, 14 de mayo de 2012

NOSOTROS TAMBIÉN QUEREMOS PREGUNTAR

Tenemos muchas preguntas para Uds., padres putativos del periodismo argentino. Muchas inquietudes nos aquejan y no sería malo que brindaran alguna respuesta. Por las cosas que nosotros sabemos que uds.han hecho. Cosas por las que jamás han respondido. ¡Vaya si merecemos preguntar! Pero Uds. nunca han querido responder. A nada ni a nadie.
¿Escrachar a periodistas independientes? No. Dejarlos en evidencia, mostrar los hilos que manejan vuestras opiniones, exponer sus fallas argumentales, confrontarlos. En fin, esgrimir la réplica necesaria.
Es esto último lo que les molesta. El cuestionamiento al que no están acostumbrados.
...
...
Calculá cómo serán de patriotas que hasta Rial salió a pedir derecho de pregunta.
Una delicia.

5 comentarios:

Rob K dijo...

¿Ud. dice que todo ese grupo de periodistas tiene mala leche, o está equivocado, o miente porque es servil, o todo eso junto?

Dormidano dijo...

Rob:
Mentir algunos. Equivocados algunos. Serviles algunos. Mala leche si, todos.
En principio me parece de mierda usar como recurso algo que reivindicó a Tato Bores. Porque no es el mismo asunto, ahí mediaba una censura explícita de Barú Budú Budía.
Y segundo: no me interesa que opinen distinto, me interesa que blanqueen su posición. Quizás ésto sea algo como lo que pido.
Y para ser tipos censurados hablan bastante, muy seguido y se los escucha. Cosa que está muy bien.
Pero también, e insisto con el punto: se les responde. Se les responde desde todos lados. Y no están acostumbrados a las respuestas. Les encanta hablar solos y simular pluralidad.
No son un ejemplo de periodismo la verdad. Pero ese no es el problema.
El problema es que jueguen a ser víctimas cuando son lo contrario.
Nunca olvidaré por ejemplo a Bonelli de reunión corrida con Anop Sing, o a Morales Solá a los besos con los represores y siguen las firmas.
No tienen ganas de ser confrontados, no quieren ser cuestionados.
Ud. me dirá que del otro lado pasa lo mismo. Y yo le diré que también lo deploro tal como lo he hecho en este blog más de una vez.
Está muy bien que hablen, griten y protesten. Y que informen. Es en eso último en lo que fallan.
Y no es una falla casual.
Y repito, eso no importa, lo que interesa es que alguien, algunos, muchos, podamos interpelarlos.

Ringo (volviendo a entrar después de mucho tiempo) dijo...

No estoy de acuerdo. Es un sofisma. Uno más. Como dijo en algún momento Lanata: la respuesta a esto no puede ser la corpo, la opo. Cortémosla, ya está, ya todos entendemos que representan intereses espurios, que encarnan lo más rancio de la derecha y todo lo demás.
Así y todo: no plantearon libertad de expresión. Plantearon: queremos preguntar. Y ¿sabés qué? Yo quiero que pregunten. Me parece un ejercicio sano, no? Un/a gobernante presentándose ante la prensa, a dar explicaciones.
Me preocupa realmente de tanto cuidarnos de que Clarín no nos embobe, no vayamos a terminar sobándole los huevos a Barone.

Grupo de Expertos en Todo dijo...

Ringo:
Si si. Me encantaría que ellos puedan preguntar. De hecho siempre lo pedí y me he peleado bastante por ese tema.
Eso del Falsacionismo de Estado es algo que me gusta ejercitar.
Y yo también quiero preguntar.
Como ejercicio inverso.
Preguntarles a los que quieren preguntar.
Porque si hay algo que nunca han hecho es contestar.

ram dijo...

Habrìa, antes, sospecho, que exigir un mejor control de calidad de los verbos, porque "preguntar" no siempre significa lo mismo...¿qué puede preguntar un lanata o un majul?, o una señora indignada pepetua como la magdalena, o un fabulador serial como nelsiton castro, o el rugbier histèrico obarrio?. Y así, lista larga, no?
Podrán usarlo de coartada pero, el verbo que los aflige no es preguntar, son otros, figurar, sobreactuar, trepar en la estima patronal, para luego distorsionar, tergiversar y si hace falta, mentir, para de nuevo, figurar, sobreactuar, etc.
Y hablando con el corazoncito, la única pregunta que se me ocurre a m
í hacerle a estos próceres es respecto a cuando se pueden ir a la mierda y con la reverendísima que los parió...