sábado, 26 de noviembre de 2016

¿SE CIERRA?

No pueden con su genio. Delegada local de la gusanera, amiga entrañable de los soretes que medran en todos los rincones de este mundo que hoy es un lugar menos habitable, Sussana Malcorra dice entre líneas lo que no puede gritar por el puestito menor que ocupa en la estructura de la embajada de EE.UU. en la Argentina. 
...
...
¿Se cierra? ¿Qué cosa se cierra? La vida de Fidel no ha sido más que un abrir de puertas, puertas que aparecían herméticamente cerradas, puertas que tenían el cartelito "acá mueren las utopías", puertas que al decir de sus dueños, había cerrado dios mismo y la virgen santísima. La vida de Fidel consistió en la ruptura sistemática de esas barreras. ¿Y una funcionaria menor en todo sentido tiene el tupé de decretar el cierre de una etapa? Supongo que es solo una expresión de deseos o el cumplimiento de órdenes, porque Malcorra y todos los gusanos de todas las gusaneras saben que la muerte de Fidel convierte al estadista en una leyenda. Y con eso pone sus ideas y actos por encima de las consideraciones coyunturales que una empleada diplomática pueda conjeturar mientras concurre al excusado, munida con su revista Gente.
Fidel murió, pero no murió. No solo porque ya tiene un lugar en el recuerdo de muchas generaciones sino porque además, vuelve a abrir puertas, esas puertas que los mecanicistas del barrio postulan como selladas, puertas que los opinadores del diario del lunes vuelven a cerrar, puertas que los estrategas de sillón usan para justificar su inmovilidad militante.
Malcorra dice "se cierra un capítulo importante de la historia latinoamericana". Evita nombrar al estadista, al político, al militar. Lo ignora por ocultamiento. Pero a Malcorra apenas la recordará el libro de nombramientos y el talonario de cheques con el que financió su fallida campaña a la ONU a costa de los pelotudos. 
Fidel seguirá abriendo puertas. Una de las cuales es este nuevo capítulo de la historia latinoamericana que Fidel nunca declaró cerrado, ni acotado, ni terminado.
Fidel ha muerto. ¡Viva Fidel carajo!
...
PD: los comentarios de la gusanera en el twitter de Malcorra son deliciosos. Por eso Fidel ya está más allá de la muerte. Ahora es memoria punzante, ardiente y jodida.
...
PD PD: Gracias a los que plagiaron la idea de este humilde post. De alguna forma es un reconocimiento.
...
...
¿Vieron lo lindo que me quedó el subrayado?
Tengo futuro.
...

7 comentarios:

RT dijo...

Fidel es la historia misma.

Y en ocasiones, de contraste extremo amables con el tiempo pasado, alcanza con no dejar las convicciones en la puerta de la casa de gobierno o en la puerta de la legislatura para llevar al pueblo a puerto de aguas más calmas, en donde el pueblo encuentra los motivos y el tiempo necesario para pensar en el pasado: De esa manera unos son reconocidos como aquellos que escriben nuevas páginas de la historia y otros apenas son parte de los miserables de siempre que se oponen a que puedan ser escritas.

Por eso; hoy, día en el que se anuncia la muerte de Fidel, un saludo y reconocimiento para los que no dejan las convicciones en la puerta de ningún lugar, ni las cambian por sanguchitos.

Disculpen, la larga vida activa de Fidel y sus convicciones hablan por si mismas. Negarlo es de imbéciles.

Dormidano dijo...

RT:
Si, propio de gusanos.

Moscón dijo...

Esto es lo que la inmunda gusana quiere cerrar:

Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas.

Fidel Castro

Dormidano dijo...

Moscón:
Si, es éso.
Siempre fue, es y será eso.
Como herederos de Fidel tenemos que saberlo siempre.

Miguel dijo...

Casi 60 años intentando matarlo y se muere ahora, en 2016 (año de mierda), y los gusanitos, patéticos, festejan... que insignificantes que son. Lo único que lamento es que no hayamos tenido, parafraseando al Che, "2, 3, muchos Fideles" en latinoamerica.

Anónimo dijo...

juuuuuaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!
MALZORRAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

JUAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
LOS ARGENTINOS NO PUDIMOS CERRER EL CAPITULO DEL ANODINO CHUPEEETEEEE DELARUGA!!!!!!!!!

Y VOS CREES QUE SE PUEDE CERRAR EL CAPITULO DEL GRAN FIDEL!!!!!!!!!!!!

JUAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!POR QUE NO TE VAS A CERRAR EL CAPITULO DEL CHE GUEVARA, MALZORRA VIEJA DE CHORA DE CUARTA!!!!!!!!!!!!!!!!

Ricardo Aricó dijo...

La "Malcorrida" no tiene entidad para hablar de alguien con la estatura de Fidel. Cualquier persona, inclusive imparcial, (si es que se puede ser imparcial en este mundo) sabrá darse cuenta de la gigantesca relevancia histórica de Fidel. Para opinar mal sobre alguien tan grande sería conveniente ser igualmente grande. O sea que, terráqueos, abstenerse.
Desde que apareció la "Malcorrida" en la escena nacional me da vergüenza decir que soy rosarino. Y menos mal que no salgo al exterior sino me daría vergüenza, por culpa de Macri, decir que soy argentino. La "Malcorrida" no puede ocultar su deseo, que es ver a Cuba capitalista. Deseo compartido con Macri, que mandó condolencias solo al gobierno cubano, no al pueblo. Malcorrida quiere que se cierre la etapa comunista en Cuba. Además de secretaria medio pelo e inútil, es hija de puta, como casi todos los cuadros más importantes del PRO.
A ella y a todos los gusanos, les dedico dos frases de Fidel
"Una revolución es una lucha a muerte entre el futuro y el pasado." Fidel Alejandro Castro Ruz. (Fragmento del discurso pronunciado en el desfile efectuado en la Plaza Cívica el 2 de enero de 1961.)
"Luchar por una utopía es, en parte, construirla." Fidel Alejandro Castro Ruz.
Para que estas cosas se te hagan carne tenes que tener, aunque más no sea, un poquitito de grandeza, o sea que ni les van a llegar, pero,... en fin,... que se jodan. Que se envenenen bebiéndose su veneno clasista.