viernes, 9 de septiembre de 2016

RETRATO DE LA SOCIOPATOCRACIA DOMINANTE

 ...
Gustavo Varela, filósofo, músico y estudioso de la historia política y social argentina talló un retrato hablado de la Sociopatrocracia dominante. Una descripción descarnada sobre la fría crueldad de los sociópatas que por estos días ocupan los puestos de gobierno. 
Dos cosas antes de leerla:
1.-Harían bien en tomar nota quienes deseen oponerse a estos criminales seriales de la frialdad con la que cometen sus asesinatos. Como dice Rodolfo Walsh "para no dejarse conmover por las sagradas ideas, los sagrados principios y, en general, las bellas almas de los verdugos". Son humanamente insensibles, carecen de empatía, no les interesa, no les importa. Ni antes, ni ahora, ni nunca.
2.-No alcanzará con ganarles una elección. No comprenden la política en los mismos términos que nosotros. Para ellos la política en sentido fuerta ha muerto y además, han convencido a muchos orejones del tarro sobre ese punto. Por eso luchar contra ellos es derrotarlos en todas las líneas. Que pierdan un comicio o varios sirve a los fines de una democracia acotada, pero no garantiza que sus tesis sean rebatidas. Hace falta profundizar la batalla cultural.
Ahora, tómense unos minutos y lean.
...
SON OTRA COSA
Gustavo Varela
...
"No son la rancia aristocracia del XIX; no son las fieras fascistas del treinta. Se parecen a los de la Revolución Libertadora (los antiperonistas se parecen, cualquiera sea la filiación política o ideológica). Pero estos de ahora son definitivamente otra cosa. Varias, no una, pero lo que más son es mostrarse y ser eficientes (por eso mismo son patoteros)
En la política son de genealogía corta, de fines de los años setenta y comienzos de los ochenta: finanzas y era digital. O sea, máquinas de producción y resultado. Ni Roca, ni Agustín P. Justo, ni Frondizi. Ni Onganía, ni De la Sota, ni Cobos. Eso es carne vieja. Los de ahora son buitres de carroña actual. No son de derecha: no es ese el rango que los mide. Son otra cosa, neo-empresarios, de bicicleta, aire libre y viernes casual. No tienen país de origen, no les importa la Argentina. Pueden vivir aquí o en cualquier lado.
No son conservadores ni ilustrados. Son gentes a pura eficiencia y con muchos recursos técnicos. No tienen cultura, apenas aquella necesaria para el desplazamiento. En general son iletrados, de bostezo fácil frente a un libro.
Tienen preocupación por las formas, porque es parte del mismo asunto. Formas superficiales, de packaging de felicidad y armonía, de cartel en el subte que dice: Si alguien se siente mal, ayudémoslo. Lo obvio se convierte en slogan. Este marketing de vida sana y comprensión es la exudación de la economía política que sostienen.
Son corporaciones que negocian. Ni fábricas fordistas ni empresa familiar. Estas corporaciones no tienen dueño, los excede. Son más grandes las acciones que la voluntad individual de un dueño. Por eso no importa si es Macri o quién sea. Macri es un muy buen exponente, sí, pero el asunto es más amplio, de inscripción internacional, de lazos más complicados, de intereses cruzados.
Tienen entrenamiento en el exterior, todos bajo el ala de las finanzas; son eficaces, muy eficaces para lo que quieren. Insisto: no son la derecha ni son conservadores. Son neo. Pura demolición a fuerza de anticipación financiera.
Neo, no es ambición sino procedimiento: es la forma de operación sobre los otros. La eficacia no admite caras, ni parentescos, ni pertenencia grupal. Cuando hablan de equipo es porque los vínculos responden a esquemas funcionales. Son cuerpos de abrazo rígido, de compromiso con la tarea y nada de comunión. Es un equipo gélido. Por eso se abrazan como repeliéndose.
La forma de operar sobre los otros es bajo una apariencia (amenaza) de modernización permanente. El Ministerio de modernización es la institucionalización del dominio financiero por encima de cualquier otra razón.
No son humanistas.
No dudan. Retroceden, a veces, pero no dudan. Saben a dónde van y no necesitan que haya alguna mediación (superan en esto a Martínez de Hoz o a Cavallo).
No tienen un proyecto de país. No les importa. Son lo más agudo del capitalismo, su bisturí más impiadoso. No es un nombre. Son otra cosa: una raza política nueva que casi no conocemos."
...
Habrá que perder entre otras cosas la falsa piedad, para enfrentarlos. Dejar de lado el argumento de "los tiempos de la política" porque para estos asesinos esos tiempos no operan. Comprender que no hay alianza posible con ellos, porque solamente acuerdan para ganar tiempo y seguir atacando.
Hay que volver a entender y más que nada actuar.

10 comentarios:

claudia dijo...

Se agradece tan certero post. Es cierto, son otra cosa. Pero el talón de Aquiles más visible de estos tipos. Y no veo que en los encuentros con ellos, los políticos (incluso los jóvenes que, sin embargo, están formados en los ideales del XX) acierten sobre cómo desestructurarlos. Y para mí eso pasa por el lenguaje, por una rápida reacción que marque los contenidos delirantes insertos en sus breves proposiciones que tiran de un chijetazo, en la mala construcción lógica de sus latiguillos.
Fijáte que cuando los enfrenta Mario Secco, los destroza. Secco, que al lado de ellos es un aristotélico-tomista, los golpea desde la insostenibilidad lógica de sus premisas. Pero Secco es una rara avis salida del esquema que ellos conformaron acerca del enemigo como "corrupto, ideológico, verticalista y limitado"; Secco, casi que es un "líbero" aunque reporte a Cristina y la gracia es que no es más ni menos que un cultor de "al pan, pan y al vino, vino". Y por eso todavía no encuentran desde dónde atacarlo: virtuoso, buen funcionario, gran administrador del municipio - caramba, un eficientista como ellos -, conserva poder territorial y consenso). Por eso a Secco le han mandado un primate a enfrentarlo (Ritondo) que es el encargado de joderle la seguridad de la ciudad (frenando la habilitación de los patrulleros que el mismo Secco ha comprado, y otras lindezas).
De donde hay que atacarlos por el discurso, rápida y letalmente. Sacarlos de zona de comodidad. Fijáte los pendejos PRO que han vuelto a aparecer por Minuto1, salidos de una misma horneada, clones casi.
A mí me subleva cuando los políticos les dejen "pasar" barbaridades que cuelan como idea-fuerza. Porque lo que no derribás, sedimenta y crece. Aunque comprendo que, formados mayoritariamente en el XX o con los parámetros de tal siglo, como todos nosotros, los opositores (los reales) sufran cierta desestructuración cuando los encuentran. Por esa cosa de lo sociopático: enfrentás tipos sin empatía (por lo que tampoco podés traer argumentos de orden empático para enfrentarlos). Sociópatas que solo en tren de conquista de un objetivo hacen alianza entre sí (el sociópata siempre es un solitario y tolera bien poco a otros como él; son del 3 al 6% de la población mundial y hay que aclarar que para las sociedades, SON MUY FUNCIONALES EN TIEMPOS DE DISCIPLINAMIENTO, que es cuando ésta - atención a nuestra nunca inocente población - les asigna roles principales. Solo cuando sobrevienen tiempos de paz, se los abandona a su suerte patológica y previsiblemente punitiva). }Tenés que atacarlos deconstruyéndoles la premisa que ese día trajeron pero EVIDENCIANDO ante el público, que son ILÓGICOS (aunque entre nosotros les concedamos la lógica brutal de la última fase capitalista). Si recordamos lo que decía Bourdieu sobre el carácter mítico del capitalismo, quizás encontremos argumentos mejores. Mis saludos y a laburar en esto!!

claudia dijo...

Y a riesgo de cansarte y cansar a todos, insisto en Bourdieu:

"Dicho esto, esta teoría originariamente desocializada y deshistorizada cuenta hoy más que nunca con los medios para volverse verdadera, empíricamente verificable (...)
En nombre de este programa científico de conocimiento convertido en programa político de acción, se lleva a cabo un inmenso trabajo político que apunta a crear las condiciones de realización y de funcionamiento de la teoría; un programa de destrucción metódica de los colectivos (...) capaces de obstaculizar la lógica del mercado puro (...)(el Neoliberalismo) tiende globalmente a favorecer la ruptura entre la economía y las realidades sociales. Y a construir así, en la realidad, un sistema económico conforme a la descripción teórica. Es decir, una suerte de máquina lógica que se presenta como una cadena de limitaciones que generan los agentes económicos (...) La institución práctica de un mundo darwiniano de una lucha de todos contra todos, en todos los niveles jerárquicos, que encuentran los motores de la adhesión a la tarea y a la empresa en la inseguridad, el sufrimiento y el estrés (...) El discurso empresarial nunca habló tanto de confianza, cooperación, lealtad y cultura empresarial como en una época en la que se obtiene la adhesión a cada instante haciendo desaparecer todas las garantías temporales (...) (los neoliberales) están inclinados a confundir las cosas de la lógica con la lógica de las cosas. Confiados en modelos que prácticamente nunca pueden someter a la prueba de la verificación experimental, inclinados a mirar desde arriba los progresos de otras ciencias históricas, cuya verdadera necesidad y profunda complejidad son incapaces de comprender, participan y colaboran en un cambio económico y social que no puede resultarles desagradable ya que tienden a hacer real la utopía ultraconsecuente (como ciertas formas de locura) a la que dedican su vida." (Neoliberalismo: la lucha de todos contra todos*, Pierre Bourdieu).

Anónimo dijo...

Si Caludia nos cansaste a todos. La capacidad de sintesis es algo en lo que deberias trabajar.

Las parrafadas interminables son mejores para otros contextos/situaciones.

Angel dijo...

excelente descripcion
Yo le agregaria que ademas son fanaticos del "newage" y todo el pelotudeo que rodea a esta falsa "filosofia de vida", que por supuesto se caga en la solidaridad con el otro. Falsos budistas

Dormidano dijo...

Anónimo:
En este blog no se usa el adjetivo "todos". Más que nada cuando habla por ud. Podría haber escrito "me cansaste". Con eso alcanzaba para manifestar su fastidio. Recuérdelo para otra vez, pero si vuelve a ofender a otro comentarista, será borrado.

Norberto dijo...

No concuerdo con que sean eficientes, en todo caso son solo brutales ante la posibilidad del despojo, eficiente es hacer una tarea con el menor daño colateral posible, si bien sus objetivos son definidos, los logran forzando todo más allá de los límites, con el problema para ellos que se les nota demasiado la falta de escrúpulos.
Hoy nuestra sociedad está dividida en porciones muy claras, un cuarto de ella comparte moral y métodos con esas bestias, otro cuarto lo votó y y hoy mira con asombro los resultados de su propia acción, oscilando entre la opción que creen distinta del Empleado, que por ser tal no puede ser distinto so pena de eyeccion del Virreinato con sede en Avda. Libertador, y desensillar hasta que aclare, lentamente aceptando su inconsciencia y error, pasando a integrar el cada vez más numeroso apoyo a La Presidenta, que hoy ronda el cuarenta por ciento, con un diez por ciento orbitando alrededor de la izquierda irredenta y republicanos varios.
De ese veinticinco por ciento flotante, un diez por ciento es antiK por ósmosis, serían rescatables, pero no es necesario tanto esfuerzo, mejor concentrarse en ese quince que ya nos votó, 2011, y volverá a hacerlo, por qué aún con toda la protección mierdática, sus sablazos se sienten, y para ejemplo, lo tenemos muy cercano en espacio y tiempo, es el Gobierno de CEOs, que por cierto no inventaron estos palurdos, de Piñera en Chile, que con mayor cobertura del establishment y en una sociedad conservadora en extremo, terminó no sólo su Gobierno sino también con la derecha como opción a pesar de los esfuerzos que para su rescate hace Bachellet.
Y es claro que ninguna de las políticas públicas anunciadas puede provocar un vuelco en esta clara pendiente de la estima hacia Isidoro y su caterva, son demasiado angurrientos y están muy a la vista.
Nunca menos y abrazos

Angel dijo...

Norberto, son eficaces( no eficientes), lo hacen con esa intencion, no son daños colaterales

saludos

claudia dijo...

Sí, Anónimo, tenés razón en el punto de mi extensión. Pero no responde a incapacidad de síntesis (o a narcisismo virtual, agrego), sino a mi inútil obsesión por alertar sobre señales que reconozco de otros tiempos. Y la verdad es que uno no puede transferir a terceros lo visto y oído en una experiencia de extinción. Son aprendizajes malditos y personales que no pueden socializarse. De mi parte, es hora de entenderlo.

ram dijo...

Si se me permite una reflexiòn filosófica, acá nadie, ni anònimo ni renombrado està obligado a leer mucho, a cansarse leyendo ni cosa parecida, si quiere leer, lee y si no, no lee y chau. Asì que anònimo cansado, andate a la mierda!. Gracias.

Anónimo dijo...

aparentemente en el exito esta el germen de la destruccion roobin hood acaso no era un cabeza hueca oligarca que lo tiraron del catre y pudo entrar en la otra realidad.
la mascara del zorro tiene el mismo argumento
alguien que era bueno pero estaba en una nube de pedo alguien que no nacio con el lomo agachado y al que traicionan y lo quieren domesticar aca cuantas pymes y comercios han quebrado.
y el otro caso espartaco alguien que ya no puede seguir porque ya no hay lomo agachado que valga cuantos changueros no dan mas.
y el mesianico o idealista el che o favaloro.
en definitiba su exito es la profundizacion de la crisis en los otros, pero no todos los otros seran eternas ovejas y menos ante la profundizacion de la cricis algunas ovejas se daran cuenta de que su hora ha llegado y asi surgio gandhy y luther king, belgrano,peron.
la violencia no sirve tienen el poder y se alian con las bestias que solo quieren jugar al autoritario y represor y ni toman conciencia que son tan pueblo como alque estan apaleando o que estan apoyando a loa vende patrias.
la lucha tendra que ser pacifica democratica y contundente, no se puede caer en la violencia ni en el yudo de los poderosaos , eso es lo que mas quieren descarrilar la protesta para tener la excusa minima pare recurrir a la violencia mas infame como solucion eficiente de su sociopata gobierno para conservarse un tiempo mas en el poder saqueando todo y entregandonos, dejandonos sin soberania economica, ni los derechos civiles y sociales que esta sustenta.
me esfacil hablar de la no violencia de parte del que no tiene nada ,pero me pongo en el lugar del que tubo y quebro ante la traicion de un gobierno y pienzo que si yo hubiera perdido una empresa y pasara a flamante pobre sin los cayos en del alma del pobre, me seria muy dificil pensar en la no violencia