martes, 30 de agosto de 2016

CLARO, HACE DOS MESES ERA LA ÚNICA PREOCUPACIÓN

Ahora, además de la inflación está el desempleo creciente, el tarifazo salvaje, la destrucción del aparato productivo, la implosión del mercado interno, etc. Tenés razón Alfonso: el gobierno de Cambiemos ha logrado que la inflación no sea la "única preocupación",  dado que han multiplicado los quilombos de forma tal que el descalabro inflacionario se emparda con otro montón de problemas que han creado, alimentado y multiplicado.
Así cualquiera Alfonsito.
...
...
Pero me quedo mucho más tranquilo. Por suerte ¡no superará el 45%!. Además, solo van a aumentar las tarifas ¡un 300%!. Campeones de las ofertas, barriletes cósmicos de las liquidaciones. ¿Qué más podemos agradecerte Alfonsito? ¿Que los sueldos no van a aumentar en lo que resta del año? ¿Que están endeudándose en dólares a una velocidad tal que la mentada ecuación de Einstein se muere de envidia? ¿Que el FMI vuelve a caballo de su genuflexión a contarnos las tripas? ¿Qué más Alfonsito? Dale, contame así veo la luz al final del Túnel.

7 comentarios:

Adrián Anido dijo...

Le preguntaban a Victoria Donda acerca de que ella estuvo en campaña con este tipo y ella, muy suelta de cuerpo contestaba que le pregunten a él, que él es quien debe explicar su "cambio". No querida, el tipo no cambió, lo que ustedes y los sectores "progresistas" deben es preguntarse porqué ayudaron a que estos HDP lleguen al poder, como se opusieron por mirarse el ombligo a un gobierno popular y fueron funcionales a todas las mentiras con que Macri y el poder ecónomico engañaron al ejercito de giles dispuestos.

Dormidano dijo...

Adrián:
En esta misma línea me vengo preguntando ¿cómo consiguio el FIT recursos para mejorar tanto sus comunicaciones? ¿De dónde salió la guita para convertir el diario de la izquierda, que era precario y a pulmón, en un medio con pretensiones? ¿De dónde salieron las decadracmas para conseguirse un programa de televisión con formato profesional? Tantas cosas me pregunto yo, debe ser por desconfiado y porque además soy de izquierda y estas cosas me repugnan.

ram dijo...

No, Dormi, disculpe pero alguien se lo tiene que decir, está muy mal su incalificable agresividad con nuestro querido - y esforzado - ministro de incompetencia y jetoneo al pedo, alfonso (ya sabe, cuanto más grande, más...) prat grasa y su fino humor involuntario..... está científicamente comprobado que la inflación BO ES el "único tema", mire, se la hago corta, cuando en el super ve los precios, en qué piensa?, solamente en la malvada inflación?, o en los genitales de la hermana, la mamá y hasta la abuelita de nuestro querido virrey?, y ya que está, en las del inhábil declarante ministro?. La inflación no vino, ni está sola.
Otra cosa, rescataron por ahí a la diputada donda, que supo ser de la misma "izquierda" que nuestro héroe prat grasa..... pregunto, ¿qué sabe el chancho de caramelos?, o mejor, ¿qué sabe una glándula mamaria atrofiada de política y/o economía?. Seamos serios, Dormi, no le parece?.
Tenemos que festejar a los chistosos como prat grasa, sólo así podremos entender la verdadera dimensión del éxito de la presente revolución de la porquería, con una sonrisa, un globito, un bailecito y un tarifazo, han conseguido lo imposible, la unidad de los argentinos, todos juntos y pegoteados, detrás del asco que despiertan.... éso es maravilloso y usté que no lo aprecia, muy injusto, muy, capaz que es K usté....

Dormidano dijo...

Ram:
Tiene razón.
Uno se dispersa insultando a estos íncubos.

RT dijo...

A mí me parece que lo que pasa es que la "izquierda" está aprendiendo o (¿aprendiendo?) a ser progresista.
El capitalismo tiene por costumbre matar a los que se oponen, además de descargar toda la mala prensa que disponen. Esa realidad y el fracaso de conceptos propios persuadió a sectores de la izquierda en derivar hacia el progresismo. Así es que la izquierda para construir espacios de poder debió dejar de lado lo determinado para imbuirse (necesariamente) de pragmatismo.
La historia no es el eje del pragmatismo, sino lo útil, lo provisional y los resultados del pragmatismo se miden después de lo hecho. El pragmatismo no es predictivo, es de lógica difusa. Y como evaluar los resultados de la política en desarrollo son a futuro, dice de esa manera evitar todo prejuicio. Es decir patean cualquier autocrítica para adelante.
Así es que resulta que aquellos que se definen como "progresistas" y por fuera de cualquier ideología (pragmáticos) son útiles para captar a los sectores "bien pensantes". Dicho esto creo que la pregunta atinada es ¿Por qué es la derecha la que los tiene de su lado?
¿Es la mala prensa de los movimientos populares lo que aleja a los progresistas?
Si la respuesta es: sí, se alejan de los movimientos populares por la mala propaganda, entonces tienen prejuicios, no son progresistas. Peor aún, en ese caso dicen ser progresista con todo lo que eso implica en el imaginario extendido, pero en yunta con aquellos que no son progresistas, toda una contradicción.
¿Es el aporte de dinero lo que acerca a los progresistas a la derecha? Entonces son pragmáticos.
O sea, no son de izquierda, no son de derecha, no son de centro... Es el ambiente coyuntural que pueden conseguir lo que da forma y contenido a la política a seguir. El progresismo o, al menos ciertas corrientes del progresismo, son dúctiles, maleables, la "plastilina" de la política.

Juan Guillermo Cocina dijo...

El progresismo post-caída de la URSS no es otra cosa que neoliberalismo con sonrisa de plástico, mueca ridícula que trata de transmitir empatía donde no existe. Se nutre del discurso honestista y de algún énfasis puesto en lo cultural o en las luchas aisladas que han proliferado en los últimos treinta años (las luchas sexuales, eclogistas, etc.) Pero es eso: esencialmente neoliberalismo. Son el progresismo del consenso al centro, de la erradicación del antagonismo y de la aceptación del libre mercado como regulador de la vida.

Esto es así acá y en todo el mundo. No hay salida progresista con el progresismo de derecha.

El populismo es la única salida, es el único camino posible en este momento. ¿Qué es el populismo? Es la articulación de demandas de sectores sociales disímiles bajo la hegemonía y conducción de una particularidad que les imprime su propia identidad a todas las demás particularidades. Así se construye el Pueblo:mediante la agregación de diferentes sectores sociales bajo una sola dirección y en franca oposición a un mismo adversario. Ahí es cuando surge la famosa grieta.

La buena noticia es que tenemos gran parte del laburo hecho; tenemos una estructura movimientista populista en el PJ con un gran arsenal de imágenes, culturas, imaginarios, símbolos, sentimientos, pasiones, etc (no importa tanto hoy la dirección del dinosaurio Gioja, ya pasará); tenemos dos campos antagónicos en disputa (la grieta) ya delimitados de forma nítida, producto de 12 años de politización social, y tenemos una nueva generación que espera su turno para entrar a jugar: son los hijos del kirchnerismo. Los pibes de 15-25 vivirán estos años macristas de un modo particular, contrastando épocas y oponiéndose al neoliberalismo. Debemos hacer que se produzca una nacionalización ideológica en los sectores jóvenes.

No soy pesimista porque hay material con el cual trabajar. Pero hay que trabajar.

Ricardo Aricó dijo...

Más allá de la excelente ironía de tu entrada, lo que debe quedar claro es que, aunque la inflación se detenga de aquí hasta el final de la gestión de Macri, si los salarios no suben (cosa que parece imposible que fuera a suceder, ni con paros y movilizaciones se reabren las paritarias)el daño persiste. La pérdida del poder adquisitivo es descomunal. y esta transferencia de dinero, del bolsillo de los pobres a la cuenta bancaria de los ricos es, en términos jurídicos, un DELITO DE ACCIÓN CONTÍNUA. No hay que perder esto de vista. Sino, alguien quizás se ponga contento porque nos roban 100.000 millones de pesos por mes, pero esta cifra no aumenta porque la inflación está estable. En mi blog, "Respuestas Mínimas", está esto bastante claro y ampliado, por supuesto. Los invito a visitarlo. Un abrazo