miércoles, 1 de junio de 2016

MIENTRAS MIRÁBAMOS PARA OTRO LADO SE NOS PASÓ UN ELEFANTE MARCHANDO AL RITMO DE AVENIDA DE LAS CAMELIAS

Entretenidos como estábamos en tantas cosas importantes Macrí mediante un alegre y suscinto decreto le entregó a las Fuerzas Armadas su autogobierno, retrotrayendo el asunto a 1985. En castellano básico, el decreto 721/2016 implica que el poder político renuncia al control de las Fuerzas Armadas.
Una situación que ante el avance impúdico de ciertos acuerdos entre el gobierno argentino y su par de EE.UU. adquiere una relevancia inusitada y que, salvo escasas excepciones, ha pasado casi sin despertar sospechas ni huellas.
Y créanme que es un asunto jodido y de consecuencias lamentables. 
No me extraña el silencio de los medios serios. Me llama la atención la poca atención de los otros medios que intentan mostrar el lado oscuro de la luna. A ellos también la noticia se les escapó como la mítica tortuga maradoniana.
...

4 comentarios:

Adrian Anido dijo...

Reitero comentario que hice en otro sitio. Esto va con prisa y sin pausa en la misma dirección y la única forma de pararlo es en la calle, no podemos esperar nada de la oposición, ni de los medios y mucho menos del poder judicial.

Daniel dijo...

Nietos de puta.

Luiggi dijo...

Lo peor es que el hijo de putas se asegura el apoyo de la milicada, y además que cuando salgan a reprimir por su orden directa, el no tenga la culpa, porque va a poder invocar la autonomía que les regaló.

Y los globoludos me dicen "no entiendo por qué hizo algo así..."

ram dijo...

Suponer que el tipo que estaba felí como lumbrí cuando la visita del tío tom obama, podría hacer otra cosa es, digamos, un pecado de lesa ingenuidad. Si su razón de ser es subordinarse y hacer lo que le digan desde allá, apenas era cuestión de tiempo o de oportunidad y seamos serios, si estás en plena conmoción de tujes y bolsillo por el tarifazo, ¿te vas a calentar qué pasa o deja de pasar con los milicos?.
Quedaría por saber cómo están las cosas por el lado de, justamente, los milicos; cuánto los satisface el volver a girar en la órbita de ese tío sam que los cagó mal en Malvinas, cuánto les divierte el paulatino "seducir" a los ingleses haciéndose los boludos con reclamar por Malvinas... lo explicito de la pornografía no necesaiamente le gusta a todo el mundo, no?...