viernes, 17 de julio de 2015

PARA LA GUARDIA IDEOLÓGICA QUE ANDA POR EL MUNDO PERONÓMETRO EN MANO

...
Quiero recordarles una cosita. Chiquita nomás, humildona, pero no por eso menos oportuna. El peronismo rancio, almidonado y transero que durante años desgobernó al país hasta el 2003 estaba incluido en ese sujeto colectivo del "Que se vayan todos". Ese peronismo, el de muchos peronistas que ahora andan por el mundo reclamando pureza y ortodoxia, era también el destinatario de la bronca popular (y justificada) que pedía a los gritos en la calle que se fueran todos redondamente a la mierda, porque se los percibía como culpables del quilombo que explotó en el 2001.
No tengo que recordarles los nombres ilustres de ese peronismo responsables del desastre. Más que nada porque a esta hora me va a cortar la digestión.
De ese descrédito, de ese pozo, los vino a rescatar Néstor Kirchner. Construyendo alianzas y dándole entidad a las convicciones que comenzaron a operar en la realidad, abandonando las consignas vacías de carne y acción.
Néstor Kirchner entendió que en el peronismo esclerosado no había esperanza y apeló a la horizontalidad, enlazándola con el PJ para producir cambios. Cambios reales, no solo acuerdos de cúpulas y corporaciones, como venían haciendo los Duhalde de este país (y todavía hacen)
Esa articulación con el progresismo siome que ahora con una mueca de asco señalan los puros, permitió el movimiento, la aceleración de procesos, el comienzo de otros, en fin, imprimió dinámica a la vida social congelada por el status quo.
Esos acuerdos, programáticos en serio, permitieron que una generación se sumara a la política con entusiasmo y que otras generaciones volviéramos a creer en un Proyecto que de verdad estaba ahí y nos convocaba.
No fue solo el peronismo. Fue a pesar del peronismo. Y luego fue con el peronismo.
Recuérdenlo. Con el peronismo solo no alcanza. Con el peronismo autista también llegamos al 2001.
Ahora que las brigadas cazazurdos toman aliento, no lo olviden.
Al peronismo osificado también le decían "que se vayan todos".
...
Fuente de la imagen

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y a vos te parece que Scioli es un "cazazurdos"?
¿Te parece que Scioli es un ortodoxo o un fanático?

Que el árbol no te tape el bosque. El hecho de que haya dos o tres boludos menemistas perdidos por ahí no significa que vaya a volver la derecha al peronismo.

Tienen tantos miedos y tantos prejuicios hacia el peronismo que terminan aislándose como si estuvieran ante el lobo feroz.

Dormidano dijo...

El que nombró a Scioli fue ud.
El que caracterizó a la tropa sciolista es Ud.
El que se hace cargo es Ud.
Todo lo anterior no hace más que confirmar mis preocupaciones.

Ahora le respondo sobre sus apreciaciones que son off topic del post:
Scioli es un discipulo de Carlos Saúl y no es que lo ande rondando uno que otro menemista, hay varios y además, varios peores que los mendemistas, nombremos a Blejer que es radical, ponele.
Es todo un bosque y quienes están en las gateras tienen unas ideas que mamita querida. Y la pelea y la purga que ya está en marcha apenas se disimula detrás de la necesidad de la campaña. Hay muchas evidencias de eso también.
Scioli ya estuvo cazando zurdos, ahí tiene como ejemplo la renuncia de la ministra de educación ante el recorte que le solicitaba Scioli. Un solo ejemplo y hay varios.
Scioli es peor que un ortodoxo o un fanático, es un tipo que se acomoda y ahora se recuesta sobre el Pejotismo más rancio (¿le recuerdo a la Juan Domingo o a la Jorge Osinde, agrupaciones que apoyan a Daniel?).
No crea que uno habla porque el aire es gratis Don.
El peronismo que denuncio, que no es el de Cooke, Germán Abdala u Obregón Cano está de vuelta amigo.
Abra los ojos, que el ciprés no le tape el Fujiyama

Anónimo dijo...

Ud es muy poco gracioso, y bastaaaante soberbio. Y prejuicioso.

Pero los "malos" siempre están del otro lado, ¿verdad?

Nadie está echando a nadie, ustedes (los iluminados dueños absolutos de la verdad) se están cerrando solitos. Y todo porque el candidato resultó ser un menemista y no un duhaldista como Randazzo, la esperanza blanca.O progre. O blanca y progre. Enorme diferencia.

La verdad, personamente a los tipos como ud no los voy a extrañar porque vanguardistas de pacotilla sabelotodos como ud ya hemos tenido de sobra y nunca jamás llegamos ni a la esquina con ellos.

Cuando llegamos, lo hicimos caminando al lado del Pueblo, a su ritmo (ese que a ud le da alergia) y no al ritmo de nuestros caprichos y pajas mentales.

Dormidano dijo...

Claro, como en los noventa...entendí, siempre firme junto al pueblo.
Delicioso
Gracias por darme la razón en todo.