viernes, 13 de febrero de 2015

NO SEAMOS TONTOS ARGENTINOS

...
He dicho hoy en otro post que estoy hasta las pelotas de los campeones morales. Y de eso el videito insertado está lleno. A ver, pensemos argentinos.
Todas las preguntas retóricas formuladas por la familia bien pensante y decente de este país de mierda (así le llaman en sus charlas cotidianas al lugar en donde viven dado que no se pueden ir a Mayami día por medio) son pedos en un canasto, sin sustancia ni delimitación particular, excepto que se las apliquen a un sujeto tácito que no aparece nombrado pero es evidente por sí mismo. El objeto de odio y censura. 
Un "ellos" que resume todo lo malo, al que se le hacen esas preguntas generales. O sea, vamos desmontando, "sin consignas ni identificaciones partidarias". ¡Como si hicieran falta!
Y un "ellos" perverso, corrupto, asesino, en el que no se puede confiar, implica un "nosotros" en donde habitan las virtudes que el "ellos" no posee. Un "nosotros" autoexculpado a priori que no es objeto de crítica y mucho menos sujeto de autocrítica. El parnaso de la superioridad moral, como señala Dolina.
Si soy parte del "ellos" entonces soy redondamente una porquería, si formo parte del "nosotros" San Pedro ya tiene un lugar asignado para mi en una nube all inclusive.
Como parte del "ellos" soy corrupto, estúpido o corrupto y estúpido, en el mejor de los casos. Aunque la mayor parte de las veces no sumo puntos para formar parte de la humanidad. Si soy del club del "nosotros" la sabiduría yace a mis pieses y me baño en certezas día por medio.
Lamento decirles analfabetos políticos que ese maniqueismo elemental en este humilde blog no prospera. Ni uds. son todos una manga de inteligentes al por mayor ni nosotros, entre ellos el que suscribe, somos una caterva de degenerados que desayunamos oligarcas escalfados. La cosa está mucho más mezclada, por suerte.
Pero hay una diferencia que no me voy a cansar de señalar: aunque pregonen lo contrario uds. no buscan justicia, ni democracia ni república. Lo que anhelan es venganza. Venganza que se adhiere a sus prejuicios de clase y los convierte en tipos jodidos y peligrosos. Porque, como ya dijo Rodolfo Walsh, no hay que dejarse engañar por las bellas almas de los asesinos. ¿Fue muy duro el concepto? Yo creo que me quedé corto.

3 comentarios:

gustavo piazza dijo...

Mi mujer hoy a las diez de la noche olía a golpe. Si hay un golpe nosotros nos tenemos que ir del país, avisarles a nuestros hijos, casados, viviendo sus vidas, que también se tienen que ir. Un quilombo. Un trastorno mayúsculo. Yo la tranquilicé, creo, diciéndole que no pueden hacerlo. Se lo dije cruzando los dedos...
Así que no, maestro, no te extralimitaste ni un poquito. Este país se arregla ahora o se pierde para siempre.

Dormidano dijo...

Gustavo:
Yo temo por la memoria. Porque se ha vuelto tan fragil, tan cosa vaporosaa y veo a cada uno diciendo cada cosa...
Y sabemos que sin memoria vuelven los Macri

ram dijo...

La verdad es que la cosa ésa de la "superioridad moral" de los culo sucio de la patriame tiene podrido, especialmente desde la cacareada "falta de libertad" que le produciríamos "nosotros", los fascistas, estalinistas, polpotianos, chauchechistas y, claro, populistas de lesa negritud.. y estoy harto de esta gentuza porque, si sólo fuera cierto el 10% de sus delirios de mala leche, estarían viendo crecer los gladiolos desde abajo, picando cascotes o cagados en las patas debajo de la cama..... así de sencillito y así de estúpida toda esta movida "moral", de los culo sucio, perdón, inmundo, más el coro estúpido repetidor como la doña del videíto.