jueves, 11 de septiembre de 2014

EL 11 DE SEPTIEMBRE QUE YO RECUERDO

...
...
Este otro, esta impostura, no me merece el mismo respeto.
Hablando de impostura.

5 comentarios:

Daniel dijo...

Sí, me enteré ayer de lo de Philip Marshall, dando vueltas nuevamente el tema del mayor autoatentado del siglo, donde todos los jerarcas de la World Trade casualmente, "se retrasaron" en ir a su trabajo y no estaban en las Torres a la hora señalada.

Y el recuerdo infinito a Salvador Allende, quien se agiganta en nuestra memoria un poco más con cada aniversario de su brutal asesinato.

Moscón dijo...

También un 11 de setiembre.
Día de la rebelión de la provincia de Buenos Aires contra el gobierno federal y posterior secesión de la Confederación Argentina.
Dejamos de ser país federal, como bien le convenían al centralismo hematófago cipayo y sus socios británicos.

Moscón dijo...

Dormi, nos tenía preocupados su ausencia.

Iris van Kirsten dijo...

Un grande, Don Salvador Allende...
Han pasado los años, pero sus enemigos siguen siendo los enemigos de todo proyecto popular y emancipador que intente levantar cabeza.
El neoliberalismo , que entonces hacía sus primeros pasos, ha crecido fuerte y robusto, henchido de sangre humana.
Obama,otro premio Nobel de la Paz- como Kissinguer- siembra guerras y cosecha muertos. Ya se sabe: Bussiness are bussiness...pero después hay que soportarle su pose de víctimas.
Si hay algo que aprender de aquella, una de tanta lecciones, es que el imperio no premia a los vencidos, y que no llena cacerolas, más bien las vacía...

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con la nota sobre Allende, en el punto en el que habla de los famosos "radicales de izquierda" que supuestamente lo traicionaron.

Allende cometió graves errores, uno de ellos fue confiar en Pinochet, y sobre todo suponer que había unas ffaa "legalistas" que iban a parar el golpe. En lugar de armar a la clase trabajadora, confió en el aparato del partido aliado a unas ffaa que iban a "sostener" al gobierno del PS.

Los cordones obreros de la periferia de Santiago ya se habían movilizado anteriormente durante una previa intentona golpista. pidiendo desesperadamente armas para defenderse, armas que les fueron negadas porque eso era "ultraizquierdista". Había que "confiar en las instituciones".

Pues bien, se confió y así les fue. No le echen la culpa a quien quiso enfrentar el golpe.

Jack Celliers