viernes, 22 de noviembre de 2013

EXTRAVIADOS

Los discursos preconciliares no solo provienen de los lefebvristas. Acá están las palabras de Aguer que no me dejan mentir.
...

2 comentarios:

Iris van Kirsten dijo...

La cara de piedra de Aguer no tiene límites, además del evidente afán de lucro, uno de los motores de la trata y la prostitución forzada es la idea de que el sexo es pecaminoso e indigno de mujeres "decentes" por lo que los hombres necesitan de mujeres "no decentes" para el sexo por placer (suyo, no de ellas), y mujeres "decentes" para parir hijos y criarlos. Esa idea tiene su origen directo en la represión sexual y en el odio al propio cuerpo, que la iglesia siempre impuso y que aún hoy pretende imponer. Son las dos caras de una misma moneda.

Iris van Kirsten dijo...

Y sí, no son fenómenos fatales de la naturaleza. El oscurantismo de estos señores de vestido negro tampoco.