jueves, 7 de marzo de 2013

AGUAFIESTAS CANDANGA

En el año 2003 Hugo Chávez le arruinó el almuerzo en lo de Mirtha Legrand a Mauricio Macri. El niño mimado amenazó con irse si Chávez se sentaba en la mesa. Recordemos que Hugo estaba invitado solamente al living. De más está decir quién dominó la charla en la mesa.
Ayer, muerto y nacido ya, Chávez le volvió a arruinar la operación de prensa a Mauricio. Paso a explicarme.
El niño Mauricio había adelantado la inauguración del subte A para el día miércoles 6-03-13. Conjeturo que de esa forma Macri se aseguraba una generosa cobertura de los canales amigos durante dos días hábiles cosa que no hubiera ocurrido de hacer la apertura el día viernes 8-03.
Incluso con la intención de sentar plaza de estadista había preparado una columna con sus ¿pensamientos? como parte de un movimiento mayor que, sospecho, trataba de presentarlo como un hacedor frente al resto de la clase política, especialmente frente al kirchnerismo. La columna se publicó ayer, 6 de marzo, para complementar la reapertura. Al leerla se advierte que fue escrita antes de la muerte de Chávez.
Adelantar la reapertura también lo mostraba como "eficiente". Porque habían completado las "obras" dos días antes de lo previsto.
Supongo que Macri habrá sospechado que de nuevo le iban a robar las primeras planas.
Y eso fue lo que pasó. Toda la operación cayó como un castillo de naipes porque desde el anuncio del fallecimiento del líder bolivariano el tema monopolizó los titulares de la prensa argentina. Imaginate ayer con el funeral en marcha y con millones de venezolanos en la calle acompañando el féretro si alguien iba a reparar en la insignificante y municipal reinauguración de un subterráneo.
Además Mauri y Durañona y Barba habían montado una pequeña trampa para la presidente al invitarla al acto. Supongo que preveían su no asistencia lo que daría pie a ellos mismos y a sus plumíferos para desgranar una retahila de pensamientos sobre el consenso y cosas así. Quizás también al adelantar el acto intentaban complicar cualquier agenda que contemplara la asistencia de algún funcionario del gobierno nacional.
Pero Cristina tenía que viajar al funeral de Hugo. Si encontrás una mejor excusa para no ir a la reinauguración avisame. Y encima fue Randazzo en su reemplazo por lo que el fracaso se completó.
Supongo también que, viendo la marea roja inundar los diarios Mauricio y sus asesores habrán querido comerse la lengua que adelantó la reapertura del Subte. Pero ya no se podía dar marcha atrás.
Es más, si hoy uno recorre las portadas de los diarios on line de la prensa seria argentina verá que la noticia del subte A figura muy abajo de todo, sin la visibilidad que buscaba Macri.
Otra vez Hugo Chávez le cagó los titulares a Mauricio.
Y recién nacido che.

4 comentarios:

ram dijo...

Fíjese, Dormi, que el "dictador" (ése, tan querido por tantos y tantos) hasta borró de las noticias al papa renunciante y al proceso de inventar otro; el mauri, que no califica ni para monaguillo suplente, se iba a salvar de la intrascendencia que se merece?

Alejandra dijo...

La última broma de Hugo al niño Mauricio ;)

Dormidano dijo...

Ram:
Cierto, desapareció la mascarada vaticana de las primeras planas...

Dormidano dijo...

Alejandra:
Lo que se debe estar riendo el Hugo.
Mientras Mauri intenta volver a las primeras planas y no lo logra.