miércoles, 5 de diciembre de 2012

ASUSTA, ASUSTA, QUE ALGUIEN SE ASUSTARÁ

Hete aquí un excelente ejemplo de fanstasming prenavideño.
...
"Podría faltar dinero en cajeros en las Fiestas".
...
¡Horror! ¡Corramos todos a los cajeros! ¡Vamos a morir con la tarjeta de débito en la mano!
Sigamos leyendo, quiero saber cuál es la naturaleza del apocalípsis:
...
"Es lo que temen los bancos..."
...
O sea, no saben, no están seguros, no tienen idea digamos, pero un "quizás" sirve para alimentar temores y sumarle alguna papa más al guiso burbujeante que están elaborando las huestes de ya saben quién.
Luego, si uno lee el articulito verá que el tono de periodismo catástrofe que campea en el título no se corresponde con el contenido.
Pero bueno, el redactor se habrá ganado algunos puntos a los ojos de uno de sus eméritos superiores, ponele, Ceferino Reato, que funge como director de no se qué en Fortuna.

4 comentarios:

Luis dijo...

No es por sumar pánico, pero creo que la enojadilla muchachada bancaria en el Bapro está mandándose algunas mataperradas con este tema (y otros).

(Y como si todos los putos fines de semana -con sorpresiva sobrecarga turistica o no- los cajeros de la costa no se vaciaran "misteriosamente" y andá a cantarle a Gardés)

Dormidano dijo...

Luis:
Cierto que a esos pibes les afectaron su "seguridad jurídica".
Tienen alma de incendiarios, no hay nada que hacerle.

Los misterios de los cajeros vacíos. Otra que Conan Doyle che...

iris dijo...

Que insensible...los bancos tienen su corazoncito y se asustan.
Y no, no hay un Sherlock Holmes o al menos un Watson cuando se los necesita...

Dormidano dijo...

Iris:
¿El famoso pánico escénico?

Hay uno nuevo, en la tele, medio hipster, eso sí...