sábado, 22 de septiembre de 2012

MISERABLES

 ...
Mírelo, obsérvelo con detenimiento. Este "señor" se llama Claudio Belocopitt,CEO se Swiss Medical. Y dijo cosas como éstas:
...
-."Tomar a un afiliado a los 65 años a ninguna tarifa es rentable en el sistema. Hemos incorporado la comida a los celíacos, el cambio de sexo, el Viagra..."
-."Para la aseguradora, el costo es limitado: lo que cuesta el vehículo, para la prestadora el costo es ilimitado: incluye el traslado, intervenciones quirúrgicas, medicamentos, tratamientos de rehabilitación. El riesgo de una aseguradora es acotado, mientras que el de una empresa de salud es ilimitado."
...
Ahora guarde en su memoria la cara de este otro "señor".
...
 ...
Se llama Juan Carlos Villa Larroudet, de Omint dijo cosas como las que siguen:
...
-."Villa Larroudet manifestó su rechazo a la Ley 26.682, sancionada en 2011 y que establece el marco regulatorio de la medicina prepaga, por la que se afecta "la calidad de la medicina y los derechos de los usuarios", según su entender, debido a que exige que las empresas atiendan las enfermedades preexistentes de los pacientes, así como obligarlas a afiliar a los mayores de 65 años. "Son valores de la sociedad que nos gustaría sostener, pero hay que financiarlos", argumentó."
-."Se afecta la calidad de los insumos cuando no se trasladan costos como los de las paritarias. El sistema busca donde puede y reduce en insumos y mantenimiento"
...
Recuérdelos cuando quiera acordarse mal de alguien o establecer una comparación que deje mal parado a cualquiera. Digo, si alguien me dice a mi que me parezco aunque sea un poco a estos dos cretinos, juro que lo meo. Palabra.
Por otro lado, si el "negocio" el 3 % (del que dudo con toda el alma) les parece poco, insuficiente, mezquino, basta con dejarlo y listo. Que tanto despelote. Porque si la "rentabilidad" no les conviene, a otra cosa mariposa ¿no?
Lo que yo pienso es que la levantan con pala y no quieren poner un mango. Y si ganan el 3 % por lo que hacen, les digo que me parece excesivo pensando que la salud no debería ser un negocio. ¿Ta claro?

4 comentarios:

Julian Otal Landi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rob K dijo...

De acuerdo, son capitalistas, no filántropos.

Pero a Ud. seguramente no se le escapa que el verdadero problema a resolver no es tanto cambiar el negocio de las prepagas - un lujo para pocos - sino mejorar la calidad de la salud pública. Son las graves carencias del sistema público de salud lo que hace que muchos opten por pagar.

A principios de su gobierno, Néstor Kirchner hizo saber públicamente que para su salud y la de su familia confiaría en el sistema público (había una sala reservada en el Hospital Argerich). Recientes internaciones de Cristina y de Máximo en el Hospital Austral, que es privado, probablemente transmitan un mensaje más elocuente que varios discursos.

No me importa entonces lo que declare un Belocopitt ni el balance de Swiss Medical, me importa cómo funciona el hospital público de mi barrio o el del suyo.

Dormidano dijo...

Rob:
Discúlpeme que lo vuelva al asunto: me importa lo que dice Belocopitt porque es el sentido común, la ética del capitalismo lo que discuto.
Del sistema de salud público que funciona como el tujes tendríamos que hablar otro día.
Decir que alguien "no es rentable" como si fuera un paquete es francamente inmoral.

praxxo dijo...

Lo que no se entiende es por qué insisten entonces en participar de negocios con riesgos ilimitados en vez de por ejemplo hacer un plazo fijo y kite-surf.