viernes, 3 de agosto de 2012

¿DE QUÉ ES RESPONSABLE EL SEÑOR AMARILLO?

...
Quiero hacer una pregunta, de onda: ¿cuáles son las responsabilidades del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires? En serio, consulto porque no parece que tengan tarea alguna por la que deban responder ante nadie. No he podido comprobar en ningún momento que la administración Macri se haya hecho cargo de algo. Repasemos: los derrumbes de edificios en la ciudad no es algo que les incumba, el estado de los hospitales no es algo que les incumba, las personas en situación de calle que se mueren por el frío no es algo que les incumba, el estado de las escuelas no es algo que les incumba, la recolección de basura no es algo que les incumba, el deterioro de los comedores escolares no es algo que les incumba, el cierre de los lugares de contención de adictos no es algo que les incumba, la administración de los subtes no es algo que les incumba, entonces ¿qué es lo que mierda hacen? ¿A qué carajo se dedican? ¿Acaso en CABA hay alguna especie de acefalía rentada?
¿Todo es responsabilidad del Gobierno Nacional?
Estos palurdos pseudo-políticos se cansaron de boconear en su campaña proselitista que podían hacer la cosas bien, mejor, que eran eficacia pura envasada en un traje de dos piezas. ¿Cuándo puta arrancan con el trabajo? ¿En qué momento demuestran ese músculo para la cosa pública que aparece mustio y atrofiado?
Si están al pedo, cobrando sueldos y ocupando espacio, sería mejor disolver ese gobierno que no gobierna, una administración que no administra, una gestión que no gestiona y dejar que el Gobierno Nacional se haga cargo y listo. De esa forma se ahorrará guita (la de los preocupados vecinos) y se obtendrá al menos un blanco concreto para las cacerolas de la gente bien que, a mi modesto entender, está meando fuera del tarro. Total, si le echan la culpa de todo a los zurditos, es mejor que te puteen con motivos fundados.

7 comentarios:

Daniel dijo...

Recién vi un informe del Hospital Rivadavia. Es increible lo destruido que está. Carecen de todo. Los empleados casi que lloran.
Mire, un amigo agonizó y murió allí en la época de De la Rúa jefe de gobierno. Y la atención y alimentación que recibió fue de primera. De la Rúa, mire lo que le digo. Lo del Pro es siniestro y a los porteños no les interesa ni lo advierten porque mayormente tienen medicina prepaga. Por esas cosas reina el Pro aquí.
Hablando de De la Ruina, no dijo ni mu cuando el turco le pasó el subte y se hizo cargo sin subsidios.
Lo de Macri pasa lo alarmante.

Dormidano dijo...

Daniel:
A mi a esta altura me deja sin palabras. No puedo estirar más mi capacidad de asombro.
Se hacen reverendamente los pelotudos y nadie les dice nada y los vecinos, una porción de ellos que responde tranqulamente al mote de pelotudos, aplaude esta continua evasión de las tareas correspondientes al gobierno de CABA postulando que de esa forma está ¡resistiendo! al gobierno nacional.
Mire que el Gobierno Nacional tiene ángulos por donde pegarle en todos los frentes, pero si una cosa no hace es no hacer. Ahora resulta que evadir responsabilidades es enfrentarse al gobierno nacional, lo único que falta es que ahora funden el No Laburo Activo y Macri pretenda ser Ghandi.

ram dijo...

Dormi, mirando desde afuera el porteño es también argentino, pero con ínfulas. El peronismo (o cualquier cosa que se le parezca) suele ser del desagrado de esas ínfulas en tanto fue y es un fenómeno externo a la ciudad, hoy amarilla.
Si ayer la diferencia estaba en los rasgos "fascistas" y más, para colmo, en lo estético del negrerío invasor - hoy, que soplan aires anti políticos y posmodernos (con repugnancis expresa por los populismos), el bicialcalde diferencial es el cabal representante de gente que no vacila en joderse si es para cagar aquello que no soporta.
La "ciudad del amor", propiciada por un sorete que pretendía mandar al loquero al padre para rapiñarle las empresas, es toda una definición, del tipo y de sus "vecinos".

Grupo de Expertos en Todo dijo...

Ram:
Un análisis por demás interesante el suyo.
Yo agregaría que el componente snob de los porteños que votan a Macri es superlativo.

Rob K dijo...

Así como los porteños no son "mejores" que el resto de los argentinos, me parece que la idea contraria tanmpoco es cierta. No son peores que el argentino medio. Y bancan malos políticos igual que cualquiera en cualquier pueblo de cualquier provincia de la república. No lo hacen porque sean más "pelotudos", esa simplificación, amén de ofensiva, no ayuda a entender la cuestión, me parece.

Grupo de Expertos en Todo dijo...

Rob:
No estoy tan seguro.
Las condiciones en que vive un porteño son diametralmente opuestas a las que transita un tipo que vive en Formosa, por poner un ejemplo, o Chaco, por poner otro, o Tierra del Fuego para irnos al otro extremo.
Aunque no guste la idea, quien vive en Capital Federal está en medio del guiso, está en donde se fabrican los mensajes, cuenta con más medios, con más posibilidades, tiene un ingreso per cápita superior al de los habitantes del resto de las provincias, tiene acceso a bienes culturales que son apenas un sueño o un anuncio en un diario en otros lugares. Está, por decirlo de alguna manera, en una posición privilegiada. Y de ahí, de esa centralidad le viene el snobismo, lo que yo denomino, sin ir más lejos y con una cantidad de enojo bastante grande, pelotudez. Porque ese estar en el ajo les hace perder el norte. Y cuando digo perder el rumbo no me refiero a votar a Cristina Kirchner. Porque esa es una opción como cualquier otra. Pero sí califico como pelotudez, snobismo, el pensar que la posición de centralidad en cuando a oportunidades los pone a la cabeza del país y que, en pos de diferenciarse opten por apoyar proyectos claramente injustos. Y encima lo hacen teniendo opciones (y no hablo sólo de Filmus).
Lo clarifico: en mi pueblo en Mendoza hay tres partidos: PJ, UCR y PD (Partido Demócrata). Votar a uno o a otro es igual, porque son lo mismo. Y cuando digo lo mismo es porque son iguales, es más, comparten además de las mañas, métodos y padrinos. Los que votan no tienen realmente una opción distinta.
En Capital Federal sí. Y votaron a Macri. Con evidencias palmarias de su ineficacia.
Si si Rob. estoy enojado. No le quepa duda.

praxxo dijo...

La pauta publicitaria, por ejemplo, les incumbe.