lunes, 9 de abril de 2012

NATURALEZA MUERTA

Natural es la fotosíntesis. Y no estoy del todo seguro. Los señores piadosos, que hablan con una seguridad que burlate de Prosegur, dicen que hay un "orden natural", y que, modificar leyes es subvertir ese orden natural. Claro, ese supuesto orden natural al que hacen referencia tiene como intérprete de la verdad a la iglesia católica. O sea, no es tan natural como parece porque, que yo sepa, no hay árboles que den como frutos iglesias. Por tanto, como institución que son, o sea, una objetivación de procesos sociales varios, mal pueden hablar de orden natural dado que tal cosa no existe puesto que el sujeto humano sobrevive en sociedad y lo social es, al fin llegamos, una construcción. Que no refleja el orden natural porque este orden es también una construcción como aquella del buen salvaje.
Ergo, si tienen un lugarcito en la sotana métanse ahí ese verso del orden natural. 
En realidad lo que no quieren perder es su posición jerárquica en la sociedad para lo cuál necesitan seguir manejando el miedo de los feligreses a los efectos de transformarse en árbitros de la eternidad. Naturalmente.
Por eso se ponen como locos cuando alguien les cuestiona su derecho de pernada. Noticias para estos señores: les atrasa la máquina del tiempo. Yo me conseguiría un Delorean.
...
...
"Reingeniería anticristiana": y después somos nosotros los que adherimos a teorías conspirativas.
Eso sí, sobre este asunto, un poco más grave y más cercano a los editores de este pasquín, ni una palabra.
Además, en esta edición el CV del autor del artículo y algunos de sus otros sesudos trabajos sobre "orden natural".

2 comentarios:

iris dijo...

No hay pose más artificial que la naturalidad, decía Wilde. Sirve también para esta obsesión por el orden natural de los religiosos.

Extrema Unción dijo...

¡Pst! Estos tipos están dementes.

Cordialmente,
Yo.