jueves, 14 de febrero de 2013

¿INQUIETUD?

Como Uds. ya me conocen, sabrán que me fascinan las teorías conspirativas. Más que nada por su dosis de misterio y porque, más de una vez, la realidad supera ampliamente cualquier fantasía.
Como en este caso en donde la evidencia 1 y la evidencia 2 indican a las claras que algo se está cocinando.
No digan que no les avisé.

2 comentarios:

Moscón dijo...

Y no es un guisito de carne fresca con verduras y hortalizas recién sacadas de la huerta.

Dormidano dijo...

Moscón:
No no. Es más, le digo que huele a podrido como si estuvieran cocinando un gualicho brujeril...