sábado, 10 de noviembre de 2012

FANTASMING INTERNACIONAL

¿No era que a Gadafi, Khadafi o Qadafi lo habían hecho boleta?
...
 ...
No hay caso.

5 comentarios:

Luis Quijote dijo...

¡Bueno, también decían que "Las ideologías han muerto"!

Jack Celliers dijo...

Hay informaciones muy interesantes sobre la Libia de Kadafi. Entre otras cosas, el derecho a la vivienda, la igualdad entre varones y mujeres, el acceso a la educación y a la salud, el índice de desarrollo humano arrojaban datos interesantes.

La difamación idiota en cambio muestra historias ridículas, como por ejemplo que el tipo violaba a las mujeres de su propia guardia personal (la pintoresca Guardia Amazónica), lo cual tiene suficiente sentido sólo para descerebrados que creen en todo lo que se publica.

Esta basura es necesaria para tapar la barbarie inmunda de quienes lo mataron, exhibiendo un circo atroz de crueldad psicótica que cualquiera puede ver aún hoy en youtube, un espectáculo que tendría que ponernos a trabajar para derrocar ya mismo a todos los líderes del occidente crápula y asesino.

Si algo fue Kadafi es ingenuo. Creyó en la mafia de los líderes europeos que lo reblandecieron con agasajos y elogios. Bajó la guardia y así le fue.

El único pecado de Kadafi es no haber sido un revolucionario consecuente y creer que todo dependía de su persona. Libia hoy es una carnicería, una carnicería democrática, claro.

Dormidano dijo...

Luis:
Cierto que les habían extendido un acta de defunción alegórica...

Dormidano dijo...

Jack:
Eso me temo...
¿Vió que cuando alguien enarbola la palabra "libertad", "democracia" y "justicia" alguien o muchos terminan asesinados? La historia de Occidente está hecha de esas proclamas...

Luis Quijote dijo...

No tiene na'que ver con lo posteado Dormi, pero después de varios 'guiskis' se me afloja la lengua.
Estoy notando que -últimamente- se están poniendo los signos de interrogación ANTES y después del párrafo.
No soy 'profe' de castenayo ni mucho menos, pero el rechazo al idioma (y todo lo demás) de yanquilandia me induce a diferenciarnos.
¿Que a qué viene esto?
Ya lo dije al principio. Juajuajua.