martes, 21 de octubre de 2014

¿EN QUÉ ROTONDA NOS PERDIMOS? II

"No hay hombres cultos ni incultos, sino que todos tenemos diferentes culturas" dijo Tinelli al ser declarado personalidad destacada de la cultura de la Ciudad de Buenos Aires, confundiendo la definición de cultura en sentido clásico con el concepto de cultura en sentido antropológico
Supongo o quiero creer que la cocarda proviene de la primera acepción, o sea, entender a la cultura en su sentido clásico y considerar que algo o alguien se ha destacado en el ámbito de la misma. Porque premiar a algo o a alguien en el segundo sentido sería más bien absurdo. Aunque con Mauricio Awada nunca se sabe.
Lo cierto es que Tinelli intenta disculparse mediante esa frase poco amable, más que nada para los hombres cultos, dado que intuye que un reconocimiento a su labor cultural sería como otorgarle el premio Nobel de Medicina a Jack the Ripper.
 ...
...
Aunque, bien mirado, considerar a Tinelli personalidad destacada de la cultura hace juego con el estado actual de CABA. Quién te dice.
...
Nota: las objeciones a las opiniones vertidad en el post deben superar el viejo truco de "pero a Tinelli lo mira todo el mundo..." etc. Porque en principio no hay que confundir masivo con popular. 

lunes, 20 de octubre de 2014

LA EDAD DE ROCA

Se viene la Rocamanía, sabelo.
...
...
Elogios acá, acá y acá.
No se resistan, indios resentidos.

EL HABLADOR

Podría disculparle los libros que le propinó al mundo (en donde hay más palabras que ideas). También disculparía su Nobel (al fin y al cabo a Obama le dieron el Nobel de la Paz) e incluso haría la vista gorda ante el deplorable prólogo que escribió para las obras completas de Cortázar.
Porque, en definitiva, el que hizo todo lo anterior es un tipo que tiene como mochila y karma no ser Julio Cortázar, aunque lo desea y anhela. Siempre será Mario Vargas Llosa, preocupado por obtener reconocimientos de todo orden, cocardas que un verdadero escritor admite con escepticismo acerca de los propios méritos que casi siempre considera escasos. Vargas Llosa se pasea como un gallo condecorado pidiendo la palabra con un cartel luminoso encima que proclama: "pregúntenme a mi que tengo un Premio Nobel".
Lo que no puedo pasar por alto es la vocación destructora del falso liberalismo de Vargas Llosa (conservadurismo que prolonga en el tiempo y espacio su hijo Alvarito) y su servilismo con los intereses que se ocultan bajo esa fachada pretendidamente republicana.
Tampoco el desprecio que derraman cada una de sus palabras (también las escritas) hacia eso que no comprende, teme y combate: el pueblo anónimo que en sus libros es además tácito, mudo y fungible.
...
 ...
Nota: algunos cuestionarán mi opinión desautorizada acerca de los méritos literarios de Vargas Llosa. Y bueno che, los libros de este señor me aburrían por su frondosa multiplicación de palabras desprovista de ideas desde mucho antes de que se le ocurriera ser un friedmaníaco. Cante pri.

viernes, 17 de octubre de 2014

HABLANDO DE VACÍO

Los amigos de La Política Online y su periodismo independiente. Perdón, In The Pendiente. Acá, en este blog, en donde somos un claro, preclaro diría yo, ejemplo de In The Pendencia, reconocemos por comparación básica los síntomas de vacío.
Y eso que somos Expertos. Imaginate.
...
...
Observe el televidente el listado de "problemas" que el citado periodista sugiere como agenda para los candidatos. Una ese listado con los dos párrafos siguientes y verá que, pese a toda la retórica pretendidamente profesional, a lo que apunta es a solicitar el remanido ¡ajuste!. E incluso le adosa a ese ajuste el concepto de esperanza. Con lo que el artículo se emparenta con las declaraciones de Hugueishon Moyano que pide consenso y ajuste. Vuelvo a repetir el concepto emitido en el primer post del día de hoy: ¿en qué rotonda nos perdimos?

MONTONERO ERDOGAN ¡RENUNCIE!

Decime si no es una joyita este articulete.
...
...
Esos gobiernos de América Latina, populistas y cochinos, caca, caca. El peligro de no mirar a EE.UU. y volverse ultranacionalistas, podrían haber escrito sin ponerse colorados en el diario del Departamento de Estado.
También podríamos colocar estos arrebatos "patio de atrás" como un bombardeo sistemático de autoestima, dado que ¿cómo se atreven esos indios de mierda a andar tirando satélites al espacio? Que vendan carne de vaca y cueros, quizás algunos granos, pero nada más ¿qué se han creído che?