sábado, 20 de diciembre de 2014

DEMENTES

Uno advierte que amplios sectores de "gente decente" tiene las facultades al menos alteradas, digamos, los pajaritos han abandonado la fila. Pero incluso algunas veces es más que demasiado.
Por ejemplo en el artículo que sigue, publicado en Ambito Financiero, sobre el estado del tiempo en el día de ayer. Observen los comentarios del forista. Cabe acotar que el mencionado trota a través de las notas de Ambito comentando en todas y cada una, con mucho mayor entusiasmo si se trata de Mauricio Awada.
...
...
Esos comentarios en ese artículo son la confirmación de mi diagnóstico: demencia galopante. Yo creo que necesitan ayuda psiquiátrica urgente.

viernes, 19 de diciembre de 2014

REP

...
La segunda colaboración del susomentado Colorado, alias, Gustavo Ariel Amillano. Esta vez en forma de entrevista y nada menos que a Miguel Rep a quien no tengo que presentar por suerte, porque tengo poco espacio y ¿para qué?
...
EL ENCUENTRO ILUSTRADO
Miguel Rep Quijote de lanza y escudo
Por Gustavo Ariel Amillano
REP:
Miguel Repiso, más conocido como Rep. Nacido en Argentina, lugar y fechas exactos no importan. Talentoso dibujante dueño de un humor dramático que todos los días miles de personas disfrutan en el periódico porteño Página 12. Nos encuentra, lo encontramos. La vida nos cruza. Como sea. Como a usted le guste.
Abundar ahora en detalles resulta innecesario, él mismo se pinta, dibuja y describe con mayor minuciosidad. Invitándonos a la abstracción que significa el mundo Rep, para desde allí esbozar un análisis de lo que significa la abstracción de nuestro mundo.
ADVERTENCIA:
La entrevista que sigue a continuación carece del tradicional formato de preguntas y respuestas. No es exacto llamarla entrevista como tampoco lo es llamarlo reportaje. Es mas bien un “trip” a través de las ideas del dibujante argentino, que como el débil trazo de un tímido lápiz principiante, recorre contornos y relieves, espacios y silencios. Hasta completarse en la mirada e interpretación final del lector. Léase entonces con este ánimo y olvidemos por un momento los ejes tiempo y espacio, ya que un servidor solo se ha limitado a trasladarles este:
"Encuentro Ilustrado de cualquier tipo".
A saber:
El México que conozco es metafísico, se combina con los ánimos de la gente, que se combina con lo aborigen. Encuentro muy atractivo este país. Aquí se siente la sensación de vida inminente… no por la seguridad si no por lo cerca que se vibra la vida. En México se respira más una hispanidad y el cruce con América Latina lo encuentro más en la literatura, que quizás sea el gran ensayo de este país, lo encontrás en Rulfo, en Pedro Páramo… yo leí mucho ese libro. Lo encuentro hablando con la gente. Y a veces lo encontrás en escritores extranjeros que quisieron explicarse este país. Te vas de acá con más incertidumbres que certezas. Tiene muchas preguntas este país. Estas todo el tiempo con el espesor de la vida. Hay un espesor de vida acá porque está muy presente la muerte, con un gran espesor. Es como la comida acá. Tiene un gran espesor, un gran peso, es picantita, es densa. Siento eso, siento que es como la arquitectura, que es como los colores que se usan. Como las frutas.
Hay que pensar de donde venimos. Venimos de Argentina que es una especie de colonia francesa, inglesa, mezclada con lo español, siempre mirando lo europeo y siempre negando, lo que estamos viendo acá, lo aborigen, que está presente, muy presente y lo ves. Está en la literatura, en el arte. Acá hay una literatura y un arte muy auténticos. Yo no se si diría lo mismo de Argentina.”
Es difícil porque hay tanta variedad de cosas acá.”
Y uno tiende a ilustrarlo con los dos o tres referentes comunes. Pero yo creo que brotan más imágenes totalizadoras de Pedro Páramo que de la pintura. Porque en la pintura acá, según el autor es la ideología. Por ejemplo, fui a ver algo que yo no había visto: los murales de San Ildefonso, los murales de Orozco, que tienen un borde con lo grotesco que no había visto en otros murales. Ni en Sequeiros, ni en Rivera, ni en el propio Orozco. Ahí vi reminiscencias de Guadalupe Posadas. Vi mucha caricatura política. Vi el grotesco y pienso que el grotesco esta bien arraigado acá, en esa mezcla con lo aborigen y el crucero hispano. Me parece que acá se cruza lo grotesco. Aparte la conquista fue grotesca acá. Esa cosa de Cortés con la Malinche y la quema de los barcos… debe ser eso, si, debe ser eso con lo que me encuentro acá, con una historia muy densa como su comida, muy densa, pero que no puede ser absolutamente tomada en serio. Solemnemente. Si no que debe ser tomada grotescamente.
(Salvajes unitarios)
Bueno son muy distintas. Yo creo que los caricaturistas mexicanos son más salvajes, más bravos. Son menos complacientes. Como que acá la política es más caníbal. Los poderosos por un lado y los oprimidos por otro. Y de alguna manera eso se expresa en la caricatura.
“… en Argentina es más careta el humor político, se payasiza al candidato y eso deviene en una especie de simpatía. Payasizar es simpatizar, no. No se enfoca un lado sangriento de la gestión.Y yo hago eso, en la caricatura me voy hacia un lado indignadísimo y sangriento”. Me han ofrecido cargos políticos, pero yo he dicho no. Yo no podría ser político, porque yo no creo en la gente, en la masa, la masa no me gusta. Amo a cierta gente, a la que elijo. Pero creo que somos seres horrendos en masa. (… y entonces qué: Bueno a mi no me gusta la masa, ni las estadísticas, ni el sentido común. No me gusta lo que indiferencie. No va con mi naturaleza, yo soy un tipo anarco, narcisista, egoísta. Es decir yo puedo amar a la persona, pero no a la masa, es como amar el arco iris, no lo podes tocar. Yo prefiero amar a las témperas , las podés tocar, a la masa no la podés tocar).
Niño deja ya de joder con la pelota (Vengo a molestar). La pelota Rep… la pelota!!.
Eso se lo aprendí a un personaje mío. Muchas veces uno aprende de sus personajes, de sus creaciones. Pero a veces las creaciones son motivadas por accidentes creativos. O del inconsciente que a veces aflora en esos momentos. Y el personaje aparece un día en la tira diaria y luego vuelve a aparecer. Y entonces un tipo le pregunta al bebito: ¿A qué viniste al mundo? Y el bebé le contesta,” y vine a molestar”. Y yo lo tomé para mí porque es lo que más cómodo me queda. Y molestar no es agredir, si no decir con humor: “mirá lo que dijo ese tipo” y la gente se ríe. Nunca voy a tratar de aniquilar a alguien. Si me toca tirarlo al piso y ponerle la espada en el cogote, le hago un chiste y me voy. Y el tipo se levanta, se seca la transpiración y dice: “nunca más hago un duelo”. Y yo me voy cagando de risa. No me voy a poner del lado ganador. Yo estéticamente, no demagógicamente, estéticamente me coloco en el lado del perdedor, que debe ser una cosa mía, de cuando era chiquito, que veo que las mejores cosas salen del lado del perdedor. Siempre es mas lindo tener hambre que estar satisfecho.
Y era medio chiquito. Yo hice la secundaria hasta tercer año y me daba cuenta que nada de eso era para mi. Ninguna materia era para mi. Ni siquiera dibujo. Si no que yo quería hacer lo único que me daba placer y eso era las revistas de historietas. Es decir, el sentarme a crear una historia y a dibujarla. Podría haber sido un historietista de largo aliento, de varias páginas. Pero al principio de la elección de uno, yo no tenía la voluntad del largo aliento, de diez páginas supongamos. Entonces hacía un chiste.
(Misterios sin resolver)
Pero no se, no se por qué me hice humorista. Porque dibujante, bueno, todos de niños dibujamos bien, pero humorista. Ese es el gran misterio para mi. No sé qué pasó, qué ocurrió en ese momento, qué falla de San Andrés para que me hiciera humorista. Porque mis temas son dramáticos, la muerte, el amor contrariado. Quizás todo eso me alimenta el humor. Yo soy un humorista del dolor.
No, yo creo que me afloran (universalidad) que me siento más cómodo tratando esos temas:
Es como estar en este sofá porque me queda cómodo, la tristeza, el dolor como alimento me quedan cómodos. Como parte del sufrimiento humano, de lo que nos une a todos, de lo que nos pasa en esta vida. Y supongo que es por eso, porque me duele, hago humor”.
Yo soy la pregunta. Siempre la pregunta. Hasta estoy harto de hacerme tanta pregunta. Pero la respuesta la he visto siempre como un lugar de poder. Entonces, el poder es ganador, luego a mi no me gustan los ganadores. Y la pregunta me parece que está mas del lado de quien aspira, no sé si a ser ganador, pero nunca llega a ser ganador.
No, yo definitivamente me encuentro más cómodo en la pregunta, y más incómodo en la pregunta también. Y no me siento bien cuando doy respuestas.
(A buen entendedor…)
Si yo fuera el Quijote, la lanza del Quijote sería el dibujo, y el escudo las palabras.
Para mí las palabras, esto que estamos utilizando ahora, es un momento de complicidad o de contacto. Es defensa, para mi es defensa. Yo podría ser mudo, pero no podría no dibujar. Yo tendría que andar con lanza y no con escudo. Me gusta más el dibujo que la palabra. Pero tampoco puedo olvidar que escribo todos los días, diálogos, acciones argumentales, etc. Y así empezás a enriquecer tu vocabulario. Después las situaciones te obligan a aplicar cosas.
(Forma y contenido)
En el mejor de los casos comunicacionales, hay una forma que tiene un contenido, verdad. Forma y contenido son una misma cosa en donde ninguna prevalece sobre la otra. Vos ves los dibujos de Altamira y ves forma y contenido. Hay una necesidad de reclamar la “caza” y hay una forma muy bella que acompaña eso. No podes decir: “hay que lindo dibujito y no me dice nada”. No. Ahí hay un dibujo casi religioso, digamos. Es decir hay un primer dibujo del ser humano que tiene forma y contenido. Entonces digo: ahí está el lenguaje. Cuanto mas bella sea la forma y más afilado y profundo sea el contenido, mas ideología tendrá el artista. No hay artista sin pensamiento. Y mas buena y mayor será su producción.
(Sentido con sentido)
De un tiempo a esta parte yo pienso que las cosas no tienen sentido, que uno le pone sentido a las cosas. Pienso que la vida no tiene sentido. Salvo morirse. Pero no hay un sentido. Nosotros creamos historias porque tenemos miedo. Hacemos que las cosas cierren porque tenemos miedo. Tenemos miedo a la muerte, no?. Hacemos un chiste que tiene cuatro cuadritos y tiene un remate porque tenemos miedo. Qué se yo, la gente se casa porque tiene miedo. Un montón de cosas. Se cuenta una historia universal porque hay que explicar algo, no? Y yo leo ensayos porque tengo miedo. Pero en el fondo hay un solo tema y lo único que tiene sentido en la vida es que nos vamos a morir. No hay otro sentido. Si la vida tuviera sentido, no se moriría la gente. Entonces nosotros llenamos a la vida de sentido. Cuando hacemos las exequias de alguien, tratamos de darle sentido a la vida de ese alguien. Cuando se cierra el “jonca”, (cajón al revés) esas palabras son para darle sentido a algo que no tiene sentido. Definitivamente las cosas no tienen sentido. Yo creo que los animales no buscan un sentido a las cosas, y son en definitiva los que mas sentido tienen. Simplemente es sobrevivir, cada día sobrevivir, porque no hay otro sentido. Nosotros disfrazamos de otra cosa el sobrevivir. Lo disfrazamos de cultura. Sobre todo de cultura, porque la cultura es la defensa. Es el escudo, las palabras.
(Channn…Chan)
No sé, la verdad no sé. Creo que todavía mi alma no llegó a México, así que no se que preguntas me llevaría. Sería adelantar una respuesta. Una respuesta sería mi pregunta, lo cual es una paradoja espantosa… no sé, supongo que las cosas vividas, vistas, experimentadas. Como las cosas distintas que me ocurrieron. Porque son las cosas distintas las que te hacen generar preguntas. Y yo creo que me voy a llevar muchas preguntas, porque si hay una garantía en México es que te llevás cosas distintas.
...
Nota de GET: obviamente, la nota tuvo lugar en Mëxico, aunque creo que se nota.
Fuente de la imagen

HAY TANTOS DE CARNE Y HUESO QUE PARA QUÉ VAMOS A ANDAR REVOLVIENDO

Lo bueno de este siglo tan XXI es haber dejado en el pasado el pensamiento mágico. Digo yo ¿eh?
...
...
Tanto exorcismo y aún no se exorcizaron de Von Wernich y Grassi, hablando de malignos...

PARA QUE QUEDE CLARO BETTY

No hay derecho a la autodeterminación en un territorio invadido, los invasores no tienen ningún derecho a la autodeterminación porque son, antes que nada, invasores.
Usemos un for example que hasta Sarlo podría entender: ponele que le metemos onda e invadimos Londres. Vamos así, munidos con boleadoras inteligentes y les dejamos el tujes mirando al sur. Ponele. Cachamos el lugar ése en donde hacen el té Big Ben e instalamos allí nuestro comando central.
Tenemos suerte (porque dios, ya se sabe) y resistimos el ataque conjunto de la OTAN y la Commonwealth y los sacamos vendiendo almanaques por el Támesis. Ponele. Y resistimos y resistimos hasta quedarnos ahí cien años. 
Entonces nos mandamos una consulta a nuestros colonizadores -los que trajimos nosotros y los que se vinieron porque les prometimos cada cosa- y les preguntamos si quieren pertenecer al Reino Unido ¿a que votan en contra? A eso le llamamos "autodeterminación" y, cuando rechazamos mediante el apoyo unánime de otros pueblos invasores como Bolivia, Venezuela o Ecuador a las fuerzas conjuntas de UK y EE.UU. decimos que hacemos tal cosa para defender la "autodeterminación" de los colonos, los invasores.
Luego más adelante les damos una medalla dado el coraje mostrado para defender la "autodeterminación". Parece que me mamé con Legui ¿no? Bueno, cambiale los nombres y tendrás ésto.
...

ANTE TODO ME OPONGO

¿Defendiendo a la justicia?
Claro, porque se viene un fraude.
Mamma mía.
...
...
¿Lo de los personajes del año de Gente ya pasó?
No creo no.

jueves, 18 de diciembre de 2014

AYOTZINAPA, HORROR SIN BARRERAS

...
Bueno, lo prometido, la primera colaboración de El Colorado, alias Gustavo Ariel Amillano. Que la disfruten. En la medida de lo posible claro está.
...
 Ayotzinapa, horros sin barreras
Gustavo Ariel Amillano para GET
...
En los años sesenta se produjo una serie de enfrentamientos entre dos casas de altos estudios de México, el Instituto Politécnico nacional (IPN) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Estos enfrentamientos no pasaban de ser disputas, generalmente, relacionadas al aspecto deportivo de ambas Universidades, que en ocasiones, hay que decirlo, se pasaban de rosca. Pero no trascendían más que dentro de su propio ámbito. Hasta que la policía intervino para reprimir tan duramente que incluso golpeó a estudiantes que estaban en salones de clase en las instalaciones de la Ciudadela. La desmesura de la respuesta policial logró lo que nadie había conseguido antes. Que el IPN y la UNAM se unieran para protestar por la represión y en demanda de los estudiantes detenidos. El movimiento estudiantil creció. A tal punto que causó pánico entre la clase política de un eterno PRI que respondió a la usanza del partido: Encierro, Destierro, Entierro. Finalmente a modo de corolario miles de estudiantes fueron asesinados por el ejército y la policía en la plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. El miedo, el pánico y la represión feroz reinaron en Octubre de 1968 causando muerte y dolor. Luego vinieron las oportunas Olimpíadas y san se acabó. Desde entonces el movimiento estudiantil mexicano recuerda en toda la República y particularmente en Tlatelolco Ciudad de México, la matanza estudiantil con movilizaciones multitudinarias y expresiones de apoyo de toda la sociedad.
Cuarenta y siete estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” del municipio de Ayotzinapa en Iguala, Estado de Guerrero, se disponían a movilizarse en un autobús hacia el Distrito Federal, el 26 de septiembre para celebrar un nuevo aniversario de aquel 68, y para reunir fondos para la escuela. Antes tenían pensado pasar por la Iguala para protestar contra el lanzamiento de la candidatura a concejal de la esposa del presidente Municipal José Luis Abarca, hoy detenido por estar fuertemente vinculado a los hechos y considerado autor intelectual junto con su esposa María de los Ángeles Pineda hermana de uno de los jefes del cartel Guerreros Unidos. Se presume que ella dio la orden de liquidar a los estudiantes. El resultado fue el horror mismo. Cazados como perros los sitiaron autos de la policía municipal y vehículos de la familia del narco. Inmediatamente comenzaron a disparar copiosamente. Los estudiantes presos del pavor y el pánico trataron de refugiarse como pudieron. Unos pocos logran escapar y esconderse. Otro más calmo enfrenta al hombre que le apunta con un arma. El joven Julio Cesar Mondragón de 18 años, padre de una beba, había pedido permiso especial para visitar a su recién nacida hija. Escupe en la cara del delincuente. El narco lo desolló vivo. Sus compañeros no dan crédito a lo que ven, gritos y llantos por doquier, el espanto. La policía reduce a 43 estudiantes y los detiene, otros compañeros se tranquilizan porque por lo menos la policía se los llevara y serán encarcelados. Preguntan a dónde serán trasladados, qué hospital, qué seccional. No hay respuesta. Una vez en los vehículos policiales, nunca más vuelven a verlos. Unos momentos después llega el ejército, encuentra a un grupo de estudiantes que pudo escapar. Los increpa, los golpea y amenaza, los trata como criminales y finalmente se van. No prestan atención médica, no controlan la situación. Solo hacen una advertencia “Lárguense si quieren vivir”. Se largan.
Pero después se organizan, se reúnen con sus padres, se conectan con otros estudiantes y pasado el primer momento de dolor y desconcierto, de llantos y búsqueda infructuosa, comienzan un movimiento de reclamo por el hallazgo con vida de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. “Vivos se los llevaron, vivos los queremos” es el grito que retumba a lo largo y ancho de México y que tiene en vilo a todo el arco político, empresarial, mediático, policial y narcotraficante del país. Destapan una hoya a presión que devela con absoluta crueldad y legitimidad a 22 mil desaparecidos (12 mil solo en lo que va del sexenio de Peña Nieto) y a cientos y cientos de fosas comunes con miles y miles de cadáveres que evidencia como nunca antes la sincronización sistemática entre el Estado y el narcotráfico en la desaparición forzada de personas. Encierro, destierro, entierro.
México enfrenta hoy como sociedad una encrucijada insoslayable y todas sus representaciones y representantes están involucradas. No es casual que sea Guerrero el Estado, y que sea Ayotzinapa el municipio. Desde la independencia Guerrero ha sido foco revolucionario, cuna de la libertad contra los españoles. Más tarde en la Revolución de 1910, se puso en marcha uno de los programas más ambiciosos del período. La creación de escuelas normalistas para dar educación a uno de los sectores más rezagados del país, el campesino. Estas escuelas no solo forman maestros, sino que también otorgan una salida digna al embudo del narcotráfico. Y que de no ser por el empuje y decisión de los normalistas, ya no existirían.
El Secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong se ha visto varias veces superado por los acontecimientos y sin capacidad para dar respuesta a los reclamos de los padres de los 43 normalistas desaparecidos. EL PRD (Partido de la Revolución Democrática) gobernante del Estado de Guerrero, prácticamente está al borde de quebrarse por completo, su líder moral más importante y fundador del partido Cuatémoc Cárdenas, acaba de renunciar. Por diferencias irreconciliables con la cúpula del PRD.
El Presidente Enrique Peña Nieto viajó a China en medio de la crisis a pesar del pedido expreso de los padres de que no realizara el viaje al país asiático y se mantuviera en México para encabezar las investigaciones.
En todo México y en el mundo se organizan marchas de repudio a lo ocurrido en Iguala. Más de 170, solo en EEUU, dan cuenta de la delicada situación en materia de derechos humanos que vive el país Azteca. La falta de compromiso de sus gobernantes, la insensibilidad política y la represión seguida de secuestro a modo de ajusticiamiento para aquellos que piensan distinto y exigen sus derechos constitucionales. El Estado atravesado por la lógica del narcotráfico y sus métodos salvajes. El mercado como gran colector de beneficios exorbitantes. Provocador indiscutible de la marcada desigualdad social.
La respuesta de Peña Nieto ha sido criminalizar las protestas, perseguir a sus organizadores, encarcelar a los manifestantes y embarrar la cancha apoyado por el aparato mediático que lo puso en el sillón presidencial. Esperemos, por esta vez, que la doctrina social del PRI, Encierro, Destierro, Entierro, no tenga éxito

EL CANDIDATO SIGUE DE GIRA

Sigo insistiendo. A Lorenzetti se le olvidó la división de poderes: el poder judicial no gobierna y además, no debe proteger al ciudadano sino impartir justicia. Con la venda puesta si es tan amable. De todo lo demás se encargan los dos poderes restantes, o eso me dijeron.
...