sábado, 30 de julio de 2016

MALA MÍA CHE, MALA MÍA

Aunque ya lo sabíamos (¿lo sabíamos?) el FMI metió la pata con la crisis de la deuda, en las Uropas. Parece ser que sacrificó a Gracia para salvarle el culo a los bancos. Eso pasa por no preguntar: si hubieran vuelto la cabeza hacia Argentina y tenido la habilidad de consultar a uno de los muchos tipos a los que el FMI dejó con el tujes mirando al norte, podrían haberse enterado de que el FMI siempre salva a los bancos y además, que nunca tiene un Plan B.
...
...
Por otro lado: son estos tipos los que "felicitan" a Macri por sus reformas.
Que lindor ¿no?
De todas formas, hablo al flato yo.
Porque los argentinos saben todo lo que tienen que saber del FMI
Y aún así votaron a un cretino que lo volvió a llamar
Son pelotudos o se hacen, o practican y se perfeccionan.
(artículo original en inglés)

viernes, 29 de julio de 2016

DESMONTANDO LA MÁSCARA DE LA DAIA Y DE LA AMIA

...
La reacción (de manual) de la DAIA o de la AMIA ante cualquier crítica es: son antisemitas, tienen judeofobia, nos quieren exterminar como los nazis, etc. Bueno, no ha lugar. Esa chicana quizás funcione con tipos desprevenidos que encima tienen en el fondo la tendencia al pogrom pero lo disimulan detrás de una sonrisa bien educada.
Como el que suscribe se encuentra en las antípodas de esa postura, y además no es antisemita, ni judeofóbico ni cosa por el estilo y tampoco recurre al argumento eichmaniano de "tengo un amigo judío" para disculparse por las críticas, me voy a permitir, ohhhh Tutatis, esgrimir un par de argumentos en torno a la victimización permanente de la DAIA y de la AMIA para evitar cualquier cuestionamiento.
Es necesario aclarar que la DAIA y la AMIA más allá de ser instituciones judías son instituciones. Y las instituciones proceden del orden político. No es que dios puso el dedo en la calle Pasteur y dijo: "-che, acá levanten una mutual para el pueblo judío". Fueron los sujetos de la comunidad judía los que fundaron las dos instituciones, AMIA y DAIA. Como instituciones asumen una posición que es siempre de orden político (a veces partidario, a veces no, pero siempre político). Y como instituciones de orden político pueden ser analizadas y criticadas. Su carácter confesional no es un obstáculo. Porque de lo que hablamos es de analizar decisiones que impactan en la vida de la sociedad en las que ambas instituciones se insertan. Así como podemos (y de hecho lo hacemos) analizar y criticar al Opus Dei, también una institución religiosa de alcance comunitario de otra confesión puede y debe ser analizada porque influye en la sociedad. La confesión a la que responde no la exime de esa mirada crítica.
La DAIA y la AMIA se amparan en el genocidio que sufrió el pueblo judío (no solo a manos de los alemanes del tercer reich, la cosa había comenzado antes, digo ésto porque a la DAIA y a la AMIA a veces les falla la memoria y prefieren focalizarse en un período de la historia que no las comprometa en el futuro). El genocidio, como todos los genocidios, fue un espantoso crimen de lesa humanidad. No hay discusión sobre ese punto. Y a nadie que tenga un gramo de humanidad lo puede dejar indiferente. 
O sea, nos solidarizamos siempre con el pueblo judío por el Holocausto.
Pero eso no implica una absolución ad infinitum de las instituciones del pueblo judío que expresan su apoyo irrestricto al gobierno de la Alianza Cambiemos y su política neoliberal.
Tampoco implica que, a caballo de la justa indignación que despierta el genocidio judío, debamos disculpar el genocidio sistemático emprendido por el gobierno de Israel (que no es todo el pueblo de Israel) contra, entre otros, el pueblo palestino.
Mucho menos condonar las acciones del gobierno de Israel, por ejemplo, cuando apoyaba a genocidas en latinoamérica, incluso a la dictadura de Videla, Massera, Agosti y todos sus cómplices civiles. Cabe recordar que mientras Israel le vendía armas a los genocidas del ´76, esos mismos genocidas hacían desaparecer judíos en las mazmorras de la dictadura. Cosa que a la AMIA y a la DAIA les importó e importa un soto.
En resumen: no acepto que para evitar cualquier cuestionamiento la AMIA y la DAIA esgriman la carta del Holocausto. Hemos puesto a las víctimas de ese horror en el lugar que corresponde y haremos lo mismo con la DAIA y la AMIA. La sola condición de instituciones judías no les otorga impunidad ni inmunidad a las críticas que se les hagan por las cagadas que hicieron, hacen y harán.
Y que uno las critique no significa que esté alentando el exterminio de judíos, ni la desaparición del estado de Israel, ni cosa por el estilo. Uno no limita su solidaridad ante el genocidio solo al pueblo judío sino que la extiende a todas las víctimas de genocidios o exterminios planificados: armenios, palestinos, sirios, etc. Y si eso implica criticar al gobierno del estado de Israel, se lo criticará.
Calculo que el punto quedó claro.
Por si las moscas, hay una entidad de reciente creación, que también reune judíos (y varios más que no lo son, por ejemplo, yo) cuyo nombre es "Llamamiento Argentino Judío". Los judíos y los no judíos que parciticipamos en él no compartimos en absoluto las opiniones de la DAIA y de la AMIA. Porque, vaya novedad, hay judíos de derecha y de izquierda (y de otras posiciones políticas, of course) y que la dirigencia judía de la AMIA y de la DAIA esté conformada por halcones de la derecha argentina que actúan bajo la advocación de la embajada de EE.UU. y le arrimen cuadros al PRO no implica que todos los judíos argentinos estén de acuerdo.
Doy fe.

jueves, 28 de julio de 2016

DECLARACIONES EXCLUSIVAS DEL CEO DE METROGAS

¡Ojota ehhh! Garpen ahora o se les va a acumular la deuda. Esto dice el CEO de Metrogas, Marcos Peña, que en sus ratos libres labura como Jefe de la Sociopatura de Gabinete. Háganle caso, el tipo sabe de lo que habla y además, está cuidando su negocio.
...
...
Uno ya no sabe si todo esto es joda. El tipo que debería cuidarnos el culo bregando por los intereses de las empresas privadas, amenazando, coaccionando, chantajeando en público, como si fuera el encagado de cobranzas de la citada empresa. Es demasiado, es un chiste de mal gusto. Es un asco.
Por eso el 4 de agosto, todos a la calle para que este sociópata, espía frustrado, mierda ensartada en un palito se entere de lo poco que le queda al frente de un micrófono.
...
...
Te va a durar poco la prepotencia.

miércoles, 27 de julio de 2016

¿NO TENÉS UNA CON CARA DE CRETINO HIJO DE PUTA?

Mientras en el país está todo bien, todo marcha sobre ruedas, tiramos manteca al techo, tocamos el cielo con las manos, cantamos alabando nuestra buena fortuna, etc., el estadista que dice gobernarnos se junta con un conductor de televisión y, no contento con semejante hazaña, juega a intercambiar caras con snapchat.
...

...
Así da gusto: uno se siente protegido por un tipo serio, responsable, conciente de su investidura y más que nada, preocupado por las tareas que le incumben a un presidente. El otro, es un coso que se dedica a entretener a "la gente", por lo que no se le puede pedir mucho más. 
Al otro...

martes, 26 de julio de 2016

MÁS PELIGROSO QUE SOCIÓPATA CON BASE DE DATOS

El sociópata que funge como "jefe de gabinete" del ingeniero (retiro efectivo) Mauricio Caligari, Don Marcos Peña, se mandó un afane digno de "La Gran Estafa". Aprovechando que le dieron las llaves del reino el tipo se puso de acuerdo con ANSES (en donde, por razones obvias, estamos todos escrachados) y le pidió amablemente que le entregaran todos los datos de todos los ciudadanos de este país
...
...
Todos los datos. Incluso aquellos que uno le da al ANSES solo porque lo piden y no hay forma de evitarlo. Al menos yo, no comparto información a menos que esté obligado a hacerlo. Con nadie, niño, mujer, hombre, institución o iglesia. Con nadie. Pero parece que Marcos Peña y ANSES han decidido que cada uno de nosotros sea público. ¿Para qué? No hay mucho que pensar. Marcos Peña (al que vienen adobando para que sea el sucesor de Mau) fue el que lideró la campaña digital de Mauricio Awada el año pasado y es el que maneja el Call Center PRO en donde se mandan todas las operaciones en las redes sociales. ¿Os quedó claro o necesitáis un planito?
...
 ...
Por supuesto, y como corresponde a un sociópata hecho y derecho, Marcos Peña salió como una trompa a negar el asunto: "De ninguna manera con este convenio que hemos firmado y que es parte de la política de datos personales se prevé usar información personal o que de alguna manera vulnere la intimidad de los ciudadanos"
...
 ...
Si, me imagino. Aunque los objetivos (incluso los declarados) son ya una violación de la intimidad de los ciudadanos: "la Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros, mediante sus unidades orgánicas, debe mantener informada a la población a través de diversas modalidades, que incluyen desde las redes sociales y otros medios de comunicación electrónicos, hasta el llamado telefónico o la conversación persona a persona, de forma de lograr con los ciudadanos un contacto individual e instantáneo". Y "resulta esencial para el Estado Nacional la identificación, evaluación y análisis de problemáticas o temáticas de interés en cada localidad del país, así como la comprensión y detección de variables sociales y culturales que permitan incorporar la diversidad federal en la comunicación pública". Además "resulta necesario contar con herramientas que permitan instrumentar las políticas de comunicación pública, a través información que se encuentre consolidada en bases de datos, destacándose la posibilidad de enriquecerlas, segmentarlas, clasificarlas y normalizarlas, para posteriormente compartirlas con el organismo dador".
Todo lo anterior es una violación flagrante a la intimidad de los ciudadanos, que no le entregan datos a ANSES para que un sociópata se deleite espiando, haciendo campañas o evaluando qué mierda piensan.
Al menos yo esto no me lo banco.
Por suerte alguien con un poco de decencia presentó un amparo. Y yo que esperaba la lluvia de amparos por parte de los preocupados republicanos de este país. Una garuita nomás, pero algo es algo.
...
 ...
Por supuesto, y con la velocidad que los caracteriza, los sociópatas de la Alianza Cambiemos se pasaron por el orto la Ley 25.326, de Protección de Datos Personales, que indica "El tratamiento de datos personales es ilícito cuando el titular no hubiere prestado su consentimiento libre, expreso e informado, el que deberá constar por escrito, o por otro medio que permita se le equipare, de acuerdo a las circunstancias. El referido consentimiento prestado con otras declaraciones, deberá figurar en forma expresa y destacada, previa notificación al requerido de datos, de la información descrita en el artículo 6° de la presente ley."
Yo no consiento el uso de mis datos por parte de la Sociopatura de Gabinete ni de la Sociopatura de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros.
No quiero saber nada, absolutamente nada con cualquier comunicación (excepto las imprescindibles de ANSES) de parte del Señor Sociópata de Gabinete, Marcos Peña. Y mucho menos consiento que usen mis datos para cualquiera de las mierdas que declaran en la resolución 166 E/2016.
Hay una herramienta para indicarle al señor sociópata Marcos Peña que no meta la cuchara en donde no debe: se llama Habeas Data
El que tenga ganas, que lo use. Yo estoy en eso.

lunes, 25 de julio de 2016

JUSTICIA IN THE PENDIENTE II: ¡SIEG, SE PUEDE, SIEG, SE PUEDE!

La división de poderes PRO es así: vos controlás éste, vos controlás aquel y yo los controlo a los dos. La justicia lorenzettiana responde a este republicanismo y extiende su mano derecha diciendo: "Sieg, se puede, sieg, se puede".
Loor a ellos.
...
...
Te digo la verdad: tanta seriedad institucional me marea
Insisto: la solución que va quedando es la del perro dañino.

domingo, 24 de julio de 2016

¿Y PARA CUÁNDO ESTARÍAN DADAS LAS CONDICIONES CAMARADA DAER?

¿Un paro? Mientras hay vida hay esperanza
¿No es así camarada Daer?
...
...
Quizás cuando la multitud recorra la Avenida de Mayo con vuestras testas en mano sea una buena ocasión para llamar a un paro.