sábado, 31 de agosto de 2013

APENAS 8000, FIJATE VOS...

Ceferino Reato es uno de los férreos defensores que le quedan a la dictadura de 1976. Y le pone empeño, una pasión notable y enfermiza. Un republicano, sin duda.
...
...
Le iba a decir hijo de puta, pero las putas no tienen la culpa.
Este cretino si.

viernes, 30 de agosto de 2013

ADIVINA, ADIVINADOR

¿De quién vendría siendo la culpa?
...
...
¿Cómo no me di cuenta?
Hablando de narcotráfico, nunadesas Montenegro se olvidó de algo.
De ésto y de ésto, ponele.
Hablando de temas pendientes con el narcotráfico.

LOS INVASORES

Un muy sensato comunicado de FAIE a raíz de las recientes hazañas de la iglesia católica en Salta y Mendoza. Hazañas que nos siguen dando argumentos para pedir a los gritos la derogación del artículo 2 de la Constitución Nacional.
Obsérvese el nada inocente entrecomillado de la nota publicada en "Valores Religiosos" sobre el tema.
...
...
Yo no los quiero sostener
Que laburen.

O SEA, COMO SIEMPRE

El matón del barrio se reserva el derecho a actuar como un matón. Lo que no entiendo es cómo protegería a los norteamericaquis atacar a Siria. Seré muy bruto yo ¿nocierto?
...

jueves, 29 de agosto de 2013

AUH: THE EXPLANATION

Parece mentira tener que hacer estas aclaraciones a esta altura. Más que nada cuando uno piensa que las razones por las cuales la Asignación Universal por Hijo es una política acertada ya deberían ser meridianamente claras.
Pero no, no lo son. Es más, hay una enorme cantidad de cuestionamientos a la AUH que deberían figurar en el Manual del Pequeño Enano Fascista Argentino. Descalificaciones que solo se pueden explicar mediante el recurso al imaginario social que les da origen, lo que habla muy mal de la "gente".
Encontraremos objeciones del tipo "con mi plata alimento a esos muertos de hambre que no trabajan" o "tienen la Asignación y no laburan", etc.
Responderemos con lo que debiera ser obvio.
Los primeros destinatarios de la AUH, verdad de perogrullo, son los niños, los pibes. Los pibes que, pedazo de animal clase mierda, no tienen la culpa de las condiciones en las que nacen, así tampoco de las características de sus padres. Eso solo debíera alcanzar para cerrar más de una jeta imprecisa, pero no, la jeta que desparrama odio y racismo sigue diciendo "crias muertos de hambre que van a ser iguales a sus padres, unos vagos de mierda" ¿Y sabes qué? Pese a lo torcido del razonamiento no está tan errado. ¿Cómo cómo?
Dejame que te refresquete la memoria.
La década del noventa transformó la pobreza estructural en marginalidad y lanzó a la pobreza a una muy amplia porción de la clase media baja. El aumento de la marginalidad y de la pobreza en un solo movimiento generaron una subcultura de la marginalidad y la pobreza que abarca a varias generaciones. Esto quiere decir que muchos niños nacieron en un hogar marginal, con padres que no trabajaban o no encontraban trabajo, que ponían en acto estrategias de supervivencia que incluyen cirujeo, venta ambulante y, como no podía ser de otra manera, actividades delictivas.
Generaciones de niños nacidos en estas condiciones sin chances de escapar de ese círculo de muerte, de esas cárceles a cielo abierto que son las villas, no puede hacer otra cosa que reproducir las prácticas de su entorno, que son las prácticas que les permiten sobrevivir. Esa joda del "trabajo digno" sirve si todavía tenés trabajo, si tu viejo lo tuvo, si el viejo de tu viejo lo tuvo. Si no es así, lo de la "dignidad" o la "cultura del trabajo" es una mala broma. ¿De qué cultura del trabajo hablan con gestos ampulosos los defensores de ahuecados valores que inundan el moralinatorio cotidiano cuando el desempleo en los noventa llegó a límites insostenibles y el índice de pobreza incluía a más del 50 % de la población?
Las consecuencias de esa verdadera década infame los vamos a llevar con nosotros por largos años. Y una de las maneras de quebrar ese círculo que se retroalimenta es darle una oportunidad a los pibes que nacen en esa condiciones. La AUH ayuda (no soluciona todo, ayuda) a que tengan una oportunidad. Porque pueden por lo menos comer, porque tienen que ir a la escuela y recibir todas las vacunas (si no lo hacen, si sus padres no cumplen pierden el beneficio, esta coercitividad sirve y mucho porque obliga a los mayores a ocuparse de sus hijos y hace que los niños por lo menos vayan a la escuela y sean vacunados lo que no es poco)
Insisto, los padres pueden ser la clase de sujetos que quieran pero los pibes no tienen la culpa. Merecen una oportunidad que sus padres no pueden darles. ¿Te parece tan mal "tipo decente"?
"Pero se lo dan a cualquiera" insiste el "vecino". Diré que para recibir la AUH hay que cumplimentar varios requisitos de la misma forma que para mantenerla. Me indicarán que hay gente que la recibe y no la merece. Probablemente. Pero es preferible ampliar que reducir y en todo caso, no deben ser la regla sino las excepciones. Si todos los que reciben AUH no la merecieran seríamos mucho más felices, porque no haría falta.
En la lucha contra la pobreza y la marginalidad no hay milagros. No es probable que años y años de permanencia en esa situación puedan ser revertidos con apenas algunas políticas activas. Pero la AUH apunta al centro del problema, apoyando a los niños para que puedan proyectarse por encima de sus circunstancias.
Claro que la AUH no es una solución mágica, pero sin la AUH esos pibes estarían (como estuvieron) definitivamente condenados a la muerte social.
Si les das una mano quizás dentro de algún tiempo, y si las condiciones del país acompañan, haya menos delincuentes en las calles. Quizás (porque las causas son múltiples y complejas). Cambiar la percepción del tiempo que tiene un pibe de una villa por ejemplo, que puede dejar de pensar en la supervivencia minuto a minuto para reemplazarla por un horizonte de esperanza que antes no era ni siquiera una posibilidad.
Para todo eso y para varias cosas más sirve la AUH.
¿Lo qué? ¿Que la pagás vos con tus impuestos y que quiénes son ellos para no laburar? Insisto, los pibes, destinatarios de la AUH no tienen la culpa ni de vos, ni de su sociedad, ni de sus padres. Los que sí tenemos alguna responsabilidad por la situación generada en los noventa somos nosotros. Porque los gobernantes que tuvimos no salieron de un repollo y además, porque lograron legitimidad elección tras elección ¿Cómo que no tenemos nada que ver? Claro que si. Consideralo una deuda. Individual, pero más que nada colectiva.
Cuando un purpurado reconvertido en un simulacro de hombre sensibilizado por la pobreza y marginalidad pide solidaridad y resume ese acto en poner guita para una colecta te están vendiendo un buzón (y vos lo estás comprando). No es ésa la solidaridad. A lo sumo es piedad lo que provoca el gesto de la colecta, no mucho más.
La solidaridad es comprender que el otro es un otro. Que por ser a la misma vez lo mismo que uno pero distinto merece reconocimiento a su dignidad humana. Y que por eso contribuir a mejorar las condiciones de vida de los pibes en situación vulnerable no es una dádiva ni un gesto de suficiencia que hacemos con cara de filántropos. Es, te guste o no te guste, una obligación.
Nuestra obligación como sociedad.
Porque la libertad, querido "decente", no se resta. Se suma. Si el otro es más libre yo soy más libre. Si el otro no tiene que galguear persiguiendo el morfi o no se muere de un resfrío, si tiene espacio para planificar una vida, si tiene un horizonte que alcanzar, si tiene esperanzas, entonces probablemente y por fin comenzaremos a estar más seguros.

miércoles, 28 de agosto de 2013

SUS MAJESTADES

Pregunto ¿y la patada en el orto a las calificadoras?
...
...
Ya me tiene podrido con sus "anuncios"
Como si fueran reyes de algo.

PERO...

Por H o por B.
...
...
Siempre es buen momento para "fuertes críticas"

¿Y SI SE LES CAE UNA IDEM?

¿Respeto a la propiedad privada? ¿Cuándo comenzaron las expropiaciones? ¿Por qué no me avisan egoistas, el espectáculo que me pierdo?
...
...
¿Qué vendría siendo que "no se ataque a los privados"? ¿Y "fomentar" la actividad privada? Yo te cuento, la trilogía ideística sería: 1.-No me cobres impuestos, 2.-Flexibilización laboal, 3.-Subsidios. ¿Me faltó alguna IDEA?
Entre nosotros, socialismo raro el de Bonfatti., calculá, lo aplauden los empresarios.

martes, 27 de agosto de 2013

¿Y AHORA SE DA CUENTA?

Si fuera por ésto, hace años que deberían estar de paro.
...

HAY UN GANADOR II

No me pude resistir. Comentario a la nota de marras. Este también merece un premio, y muy mayor.
...

HAY UN GANADOR

Ya está el ganador al premio Enonomista Argentino Jueputa del Año. Nada podrá superarlo. Nada. Bueno, quizás alguna cosa, pero debería ser una hijaputéz mayor. Habrá que esforzarse.
...

lunes, 26 de agosto de 2013

MANO DE OBRA LOCAL II

...
...
Estamos salvados
Con razón nos iba tan bien.

MANO DE OBRA LOCAL

Para qué queremos enemigos.
Si tenemos a estos "dirigentes"
...
...
La Gran Bombero.
Incendiar y luego proclamarse rescatista.

LOS EXITOSOS

...
...
Como si nada opinan.
Como si ellos no hubieran tenido responsabilidad alguna.
Calculo que los recordamos
¿Los recordamos?

domingo, 25 de agosto de 2013

ME DIRAN QUE NO SE PUEDE

Yo diré que sí.
Se puede y eso no es un slogan.
...
...
"Para nosotros la dignidad insurrecta" dice Marcos.
Para todos esperamos los nadies.

FESTEJOS CARNÍVOROS

Dan un poco de asco.
...
...
Voy a vomitar y vuelvo.
Permiso.

sábado, 24 de agosto de 2013

SUELEN OLVIDAR O HACER COMO QUE

Como si no hubieran tenido responsabilidad alguna de nada en ningún lugar del mundo, opinan. Y opinan contra las evidencias que los desmienten. Claro, realidad para ellos es lo que sus propios muchachos dicen que es realidad, hablando de relato.
...
...
Acá estamos bien al tanto de las hazañas de The Heritage Foundation (les sobró una "a" muchachos de Infobardo. Cosas como ésta, ésta o ésta. Olvidos ¿ha visto?
Otro dato, cuando hablan de libertad, no hablan de libertad. Eso si.

LLUVIA DE OPINADORES

Como los babuinos locales no alcanzan recurren al mercado de babuinos internacional. Ya se sabe que hay gente dispuesta a opinar de lo que sea en cualquier lugar. Como éste señor.
...
...
¿Se habrá mudado a la argentina y no nos enteramos?

SI PATRONCITO, QUÉ QUIERE QUE LE SUSPENDA

¿Para qué gastarse legislando?
Sería mejor poner el asunto en claro
...
...
"División de poderes"
Ja.

viernes, 23 de agosto de 2013

FORROS DEL BICENTENARIO

Según todos estos "profesionales", estamos a punto de fenecer. Eso dicen al menos Marcos Aguinis, René Balestra, Eduardo Caridi, Andrés Cisneros, Dante Cracogna, José Claudio Escribano, Rosendo Fraga, Mariano Grondona, Alieto Guadagni, Mario Mariscotti, Daniel Montamat, Avelino Porto, Abel Posse y Daniel Sabsay.
Vale la pena leer el texto completo:
...
"América del Sur padece un profundo enfrentamiento ideológico entre un bloque populista y otro republicano. La Argentina navega en la indefinición: mientras que el Gobierno tiende inocultablemente a un esquema bolivariano, la mayoría de la sociedad defiende nuestra tradicional pertenencia republicana. Como Brasil, Uruguay, Chile, Perú y Colombia.

De allí la importancia de las dos elecciones, de aquí a 2015, porque no solo vamos a elegir nuevos gobernantes: vamos a elegir bajo qué sistema queremos vivir.
La marcada acentuación del hegemonismo en la última década ha perjudicado no solo a la democracia, sino también a una idea de inserción en el mundo que sea perdurable.
Esto se vincula directamente con la política exterior. El mundo observa el comportamiento de los países que no son previsibles más allá de un período presidencial y descarta asociarse con ellos.
Sin embargo, la actual situación mundial es equiparable a la del mejor momento internacional de la Argentina en toda su historia, el que se conoce como la Generación del 80. Aquellos compatriotas consiguieron un lugar en el mundo por haber organizado la vida institucional del país y por haber respetado la división de poderes, con una Justicia independiente y con un orden político que mantuvo el sistema republicano durante nada menos que setenta años.
Pero los gobernantes hegemónicos provocan la desconfianza internacional, porque promueven el espíritu de facción, aumentando el autoritarismo hacia adentro y, hacia afuera, la marginación del país en el contexto global. Una cosa va con la otra. La recuperación del sistema republicano y el combate contra el hegemonismo se encuentran, por eso, íntimamente ligados con la política exterior.
En ese marco, la irrupción del papa Francisco emerge como un mensaje ecuménico de paz y solidaridad, de amor, y no de odio. “La política es unidad y búsqueda de acuerdo en lo esencial. Sin ella, la identidad nacional está en riesgo de desintegración”, ha dicho. Esto golpea en su línea de flotación a gobiernos cuya herramienta principal es la constante promoción del enfrentamiento como mecanismo para acumular poder.
El modelo centralista hacia adentro y aislacionista hacia afuera ya ha cumplido su ciclo. El que lo reemplace, con una visión verdaderamente republicana hacia adentro e internacionalista hacia afuera, está esperando a los Alberdi que puedan diseñarlo. Todo consistirá en bajarse de una interpretación anacrónica e insolvente sobre el estado del país y su destino y subir de una vez por todas a la Historia."
...
Lo que padece América del Sur son estos pseudo-intelectuales de pacotilla que atrasan por lo menos tres décadas. La deuda intelectual que tienen quienes dicen abordar estas cuestiones es enorme. El pensamiento autónomo que debieran estar pergeñando brilla por su ausencia y solo se limitan a repetir fórmulas perimidas, agendas mediáticas y lugares comunes del liberalismo, dirfrazando la operación con palabras rimbombantes en donde sobran adjetivos y faltan más que nada ideas.
Nunca se harán cargo, eso sí. Ellos piensan que son el alfa y el omega. Y apenas llegan a conformar un grupo de ancianos que extrañan sus privilegios.

CONSPIRAME QUE ME GUSTA

Más mafioso que casi.
...
...
Se les nota un cierto aire de soberbia siciliana.

CEPOS Y DRAGONES

Moreno malo malo malo.
...
 ...
Pero...
Aunque en este asunto para qué lo van a nombrar.
A Moreno digo
...
...
Claro, ya sé
La seguridad jurídica
El buen clima de negocios
No somos confiables.
Ya sé, ya sé.

jueves, 22 de agosto de 2013

TODOS SOMOS LAN

O al menos eso piensan en Infoburdo.
...
...
Amicus curiae

BUENO, DEJÁ, GOBIERNEN UDS. II

¿Revés para CFK?
...
...
Creo que la perjudicada es la democracia, pero qué se yo.
Vos fijate.
Por otro lado, la tapa, un canto al optimismo.

BUENO, DEJÁ, GOBIERNEN UDS.

...
¿Del lado de la justicia?
Si, ja.

miércoles, 21 de agosto de 2013

MEDIA CLASE II

Hace poco, en un comentario dedicado al post anterior sobre el mismo tema, una persona habló de análisis resentido. Me quedé pensando el asunto. intentando dilucidar si había escrito ese texto por resentimiento. Y no che. No fue resentimiento: fue bronca. Que no es lo mismo y ni siquiera parecido.
Me quedó dando vuelta la palabra "resentido". La han usado mucho para calificarme en diversos foros, virtuales y de los otros. Suelen agregar "zurdito". O sea "zurdito resentido". ¿Resentido con quién? me pregunto. Con nadie me respondo. No se atrevan a confundir enojo y bronca con resentimiento. No le guardo rencor a la clase media. Estoy profundamente enojado con la clase media. Insisto: no es lo mismo.
Mi enojo tiene motivos que en parte expuse en el post anterior. A lo que tengo que agregar otros, tales como la confusíón que tiene la clase media entre su improbable destino de gloria y el lugar real que ocupan en una sociedad, su condición de obstáculo político dado que impiden los cambios que una sociedad requiere cuando deciden a partir de su pequeño espacio en el mundo y convierten esa opción en un mantra que contamina a la sociedad completa, el prúrito de pensar que deben ser seducidos para que opten por uno u otro cuando lo que en realidad debería ocurrir es que tomen decisiones por medio de la reflexión y puedan dar cuenta de esas preferencias y luego hacerse cargo de las mismas sin huir por tangentes varias, etc.
Y también me da bronca el resentimiento de la clase media. Si señor. Resentimiento. La clase media guarda un profundo rencor larvado a los que están justo por debajo de sus posibilidades económicas. Sobre ellos proyecta su enojo, los convierte en responsables de los males que aquejan al barrio, la ciudad y el país, los estigmatiza y segrega. Quizás el mejor gesto que tenga hacia ellos es una pequeña palmada en la espalda cada vez que se comportan como buenos esclavos y no pretenden vivir ni comer todos los días.
Y, arriesgo, ese resentimiento proviene de la ética capitalista que asumen como propia, pensándose del lado de los que tienen el chupetín por el palito. Los "negros" son el recordatorio viviente de lo que la clase media fue y podría volver a ser en cualquier momento (como se demostró en la década de los 90), y el primer gesto que tiene es deplorar su existencia, deplorar su cercanía, negarles una existencia autónoma como sujetos de derecho.
Y los que enarbolan la causa de esos "negros" también deben ser combatidos, porque se oponen al anhelo de encumbramiento social al que aspira la clase media.
Resentimiento que, apenas se puede, expresan como deseo de venganza y reparación sumaria.
Asi que no, no estoy resentido. Tengo bronca.
Ni más ni menos.

viernes, 16 de agosto de 2013

MEDIA CLASE

Clase Media. Una denominación que reivindica Beatríz Sarlo que opina desde el espanto, intentando justificarla. Clase Media.
La clase media argentina cree pertenecer por derecho propio a las capas dominantes de la sociedad. Pobre clase media: es parte de las clases subalternas pero imagina que no. Esa ideología le hace pensar que sus objetivos son similares a los de la clase hegemónica, que comparte con ella su destino y que está codo a codo en una comunidad de intereses con la rancia alcurnia del país.
Cada vez que elucubra semejante parodia, despierta del sueño (más bien de la pesadilla) lastimada y apaleada. Lastimada y apaleada por las capas altas de la sociedad que apenas la consideran un mal necesario, un jugador que se marca solo, un boxeador ciego, un hato de idiotas útiles a los que se puede convencer mostrándoles un destino de Revista Hola.
Clase media miope: le pegan con ganas y saña y luego le mienten sobre el origen de los golpes. Le dicen "fue aquel negro, fue aquel pobre, vos lo mantenés con tu laburo, vos sos decente y esos lúmpenes se chupan tu esfuerzo" y la clase media le cree al mensajero que es el que de verdad le emboca las piñas.
"-Si, son todos esos negros, zurdos, comunistas, activistas, camporistas que se roban mi dinero y lo gastan en quinielas y tienen hijos para joderme a mi nomás que soy tan modosito, medido y correcto"
Y la clase media se da vuelta para castigar al que le indican y ahí le terminan de romper el tujes: como tiene las manos ocupadas cacheteando morochos deja la espalda descubierta para que el verdadero abusador aproveche y haga lo suyo.
Clase media con ínfulas de aristocracia. Piensa que usar un perfume francés comprado en veintiocho cuotas la pone en un plano de igualdad con los próceres que admira a través de las lujosas vidrieras del Patio Bullrich. Nunca entendió que el cristal no se puede atravesar y que, por más que babosee los ventanales mientras marcha a que lo exploten los explotadores lo consideran alguien a quien explotar, no un igual ni un colega ni un compinche. Es "la muchacha" pero con estudios secundarios.
Clase Media que luce un analfabetismo político alarmante recubierto con opiniones y puntos de vista que ve en televisión y que defiende como si fueran suyos, que deplora la "política" por corrupta pero no interpela su propia corrupción a la que conjetura un derecho de pernada de las castas superiores.
Clase Media que no sabe elegir aliados, que duerme con el enemigo, que busca zorros para que le cuiden el gallinero.
Clase Media que considera literatura a Dan Brown y ensayo a los desplantes pseudo literarios de Mariano Grondona. Que luego de leer una cita de una cita de una cita de Schopenhauer cree saber de filosofía más que los filósofos, que escuchó la palabra "cuántico" y la aplica para quedar bien en cualquier charla sin tener idea de la función de onda o el pobre gato de Schörindger. La decoherencia le suena a postulado new age y las tres leyes de la termodinámica un tratado sobre calefones.
Clase media con el sentido estético en bancarrota, que confunde vanguardia con cliché y cliché con vanguardia. Que siente la obligación de emocionarse ante un cuadro de Soldi pero las aventuras de Juanito Laguna le parecen un exceso de "politización", que piensa que una instalación es trabajo del electricista y que una intervención artística es una medida arbitraria tomada por el gobierno. Que piensa que un enano de jardín es una escultura y que el Pensador de Rodin está mal terminado.
Clase media que cuando desea impostar sensibilidad recurre a la bossa nova y a Sabina, sin entender ni a una ni a otro. Clase media que navega en el confort de los 40 principales y los charts en donde le soplan lo que debe escuchar para estar al día y no desentonar, que ubica a Andrea Bocelli dentro del ámbito de la música clásica y piensa que la ópera sirve para musicalizar películas de Tom Hanks y Anthony Hopkins. Que cuando le dicen "Maná" etiqueta "rock´n roll" y al jazz le dice música instrumental.
Clase Media que reniega del pensamiento y duerme cómodamente en un sofá de frases hechas. Clase Media que no puede mirarse al espejo y verse. Clase Media que tiene opiniones terminantes y que no tolera cuestionamientos, que no tolera que le digan intolerante, que reacciona individualmente y a la suma de reacciones le dice opinión pública.
Clase Media que se tiñe de modas y pretende ser original. Snobistas del estereotipo, fundamentalistas de la adaptación. Sospechan de cualquiera que se atreva a lanzarse a través de los espejos. Que tiene colgada la frase "los extremos son malos" cuando es ella la objetivación del extremo conformismo.
Clase Media que anadea entre el destino que pretende y siempre le negarán y su propia condición concreta de existencia que le produce vómitos.
Clase Media.
Ay Clase Media.

miércoles, 14 de agosto de 2013

DECÍ QUE AL CHE LO FUSILARON QUE SI NO SEGURO ESTABA RELACIONADO

 ...
...
...
¿Se acuerdan? Si, también en Chile.
Estas FARC, sirven para todo.

NERVIUDOS

Mucho baile, mucho jolgorio pero con el culo a dos manos.
...
...
Que cosas ¿no?
Al final salimos con dancing en el patio.

VANDALOS

Una cosa es que rompan y ensucien los extraños. Muy otra que los vándalos sean los encargados de cuidar las cosas.
Fotos tomadas ayer, 13-08-13, en Constitución, saliendo hacia la calle Hornos. Toda la estación está decorada de la misma forma, incluso varias formaciones de trenes. Los autores son los héroes que se describen a sí mismos en el cartel.
...




...
"Trabajo y gestión".
Si, se nota.

viernes, 9 de agosto de 2013

DECISIONES

...
¿Votar? Votar vota cualquiera que cumpla con los requisitos de rigor, pero votar no vota cualquiera, aunque vote. No sé si soy claro.
Por eso, antes de celebrarse el domingo que acecha las PASO, algunas consideraciones que más que nada parecen una reflexión para aclararme a mi mismo ciertas cosas y de paso dialogar monologuísticamente con Uds., sufridos y masoquistas leyentes que pasan de tanto en tanto por este bulín a los efectos de comprobar que no tenemos nada importante para decir.
Aviso a la comunidad: el que escribe esto y llena el blog de fruslerías es zurdito. Antes que nada y después de todo, zurdito. Irredento, un zurdito que desconoció el consejo de Winston Churchill y sigue siendo zurdito bien pasados los treinta pirulos, por lo cual, siempre de acuerdo a la sentencia churchilliana, no tengo cerebro aunque conservo el corazón, que está en la zurda (siempre me gustó la metáfora “la tropilla de la zurda” ¿les dije?).
Como zurdito entonces, sabrán que tengo objetivos coherentes con el zurdismo (algunos dirán que lo mío es utopismo a la vieja usanza, pero bueh, qué le vachaché), esto es, la revolución. Una revolución que no se tiene que parecer a ninguna revolución anterior más que en la imprescindible transformación de una realidad pletórica de irracionalidad capitalista en otra sociedad fundada sobre ejes distintos a esa mirada de corto plazo y excluyente (preguntarán algunos ¿eso se puede hacer? Les doy vuelta la pregunta, el capitalismo logró crear una sociedad en donde una enorme mayoría trabaja para que un puñado de tipos la levanten con pala, la guarden y amontonen, y todo eso con la aprobación explícita o tácita de esa mayoría antes nombrada que es la que pone el lomo ¿hay una utopía mayor que ésa? Y sin embargo está ahí, presente, en nuestra vida cotidiana y sobre nuestras espaldas).
Una revolución decía, que tiene que asumir la forma que las condiciones concretas de existencia le demanden. Una revolución de la que no hay que renegar en tanto persistan las injusticias que vemos día a día, que son evidencias de la necesidad de cambiar el mundo (suena altisonante, pero no nos va quedando otra alternativa).
En ese contexto macro se inscribe la microdinámica de una elección. Primarias en este caso, las PASO para más datos.
¿Esto significa que este zurdito marxistoide cree en la democracia? En principio no “creo”. Sostengo que la democracia es lo mejor de lo peor y no por ningún auto de fe. Racionalmente compruebo que la democracia es el sistema en donde tenemos mayor radio de giro, con los límites obvios que posee una democracia burguesa. La máxima libertaria “la democracia dura lo que dura la obediencia” es cierta punto por punto. Pero para un boxeador es mejor tener las dos manos libres que pelear con las mismas atadas a la espalda.
No hay recetas para una revolución, se hace una revolución haciéndola, saltando al vacío, inventando, creando. La creatividad revolucionaria es lo que hace posible una revolución. Creer que una revolución es una lasaña que se elabora a partir de un libro de recetas es un error enorme y perverso. Porque niega, si señor, niega la posibilidad de una revolución al limitar su horizonte estratégico.
Pensando en lo anterior ¿a quién cuernos votar en las PASO?
Si sos zurdito votá zurditos, dirá el simplista.
Adhesiones automáticas tercera ventanilla a la derecha diré yo. Si uno es zurdito carece de adhesiones automáticas y disciplina partidaria, más que nada porque se precia de abordar el mundo dialécticamente. Y en ese diálogo-análisis permanente aparecen interrogantes y respuestas que ponen en duda lo que a simple vista parece una verdad de cemento.
Por ejemplo, los partidos de izquierda en argentina no son de izquierda. Dicen ser de izquierda, pero en la práctica son cualquier otra cosa o, simplemente, una tímida derecha camuflada.
¿Cómo es eso? grita un enojado militante de esos partidos.
No son de izquierda porque dejaron de ser dialécticos, dejaron de estar en proceso para reemplazar la dinámica social por una estampita de la revolución. Siguen esperando sentados en sus cómodas poltronas a que se den las condiciones históricas propicias para la revolución y encontrando agitación prerrevolucionaria en cualquier lugar y fenómeno social, aún cuando esa agitación provenga de sus enemigos de clase. Esperan la revolución, no la crean ni propician. Piensan que una revolución es inevitable y que solo hay que estar a la vanguardia.
Aguardarla como quien espera el 86 para ir a Liniers. 
Como se detuvieron en un momento particular de la historia no han revisado los conceptos con los que intentan descifrar el mundo que los rodea. El capitalismo, pese a mantener intactos sus objetivos, ha mutado en sus formas una y otra vez para resistir y combatir, entre otras cosas, a aquellos que quieren discutirle su condición hegemónica.
Los partidos de la izquierda argentina no han tomado nota del asunto. Siguen hablando de obreros, capital, alienación, proletariado, explotación, lucha de clases, etc., como si estuviéramos en Cuba, China o la Unión Soviética varias décadas atrás.
Claro que sigue habiendo explotación, obreros, plusvalía, lucha de clases, etc. Pero no bajo la misma forma que describió Marx o Engels o El Che o Mariátegui o Gramsci. Sigue habiendo explotación (verdad de Perogrullo, el capitalismo presupone la explotación de la fuerza de trabajo) pero se presenta de maneras distintas. Los partidos de izquierda en la Argentina no tienen respuestas para estas mutaciones: nada más proclaman eslóganes que ya han perdido su filo porque refieren a situaciones e imaginarios anacrónicos. ¿Cómo pelear, por ejemplo, contra la explotación en un call center? La izquierda argentina sacará a relucir inmediatamente su viejo arsenal de categorías sin detenerse ni un momento a conjeturar que el problema central de la pelea es la deslocalización permanente y la alta movilidad de los laburantes. Trata, inútilmente, de reducir la realidad para que le quepa en los libros que ya conoce.
Por eso no solo no representan a nadie sino que además no pueden localizar a uno solo de los que dicen representar porque teóricamente los han perdido de vista hace mucho tiempo.
Y los socialistas. Aydió. Tienen una confusión tan enorme que una de las facciones en las que se han partido se nominó a sí misma como “Socialismo de Izquierda”. Tímidos, oscilando entre la necesidad de transformación y la buena educación, se mueven de izquierda a derecha (más bien derecha en estos últimos tiempos) para quedar bien con unos y con otros. Su falta de solidez programática es notable, a tal punto que cuesta encontrar una propuesta o medida de neto corte socialista en sus proclamas.
Ambos, izquierda y socialismo, por motivos distintos pero provistos del mismo pedo cósmico, se aliaron con sus enemigos de clase para vaya a saber qué.
¿Cómo puedo yo votar a alguien que se trepó a una tarima para defender a los dueños de la Sociedad Rural? ¿Cómo puedo pensar que ese sujeto/a es de izquierda?
Por eso votar zurditos, no, gracias. Si quiero votar a la derecha, voto a la derecha, porque forma es contenido.
Como zurdito tampoco votaría a la derecha. Porque los objetivos de la derecha están en el polo opuesto a lo que yo quiero para una sociedad.
Pero debo reconocer que la derecha, al menos, tiene claro para dónde va. No tienen dudas, son monolíticos en ese punto. Difieren en cuanto a las formas y las maneras de llegar al poder pero lo que quieren hacer una vez ahí es evidente.
Y no lo esconden. Solo un analfabeto político puede no distinguir las metas de la derecha argentina. Solo un analfabeto político puede pensar que, siendo parte de las clases subalternas, un candidato de derecha lo tendrá como punto central de sus preocupaciones de gobierno. La derecha busca recuperar el poder para la clase que representa. Lisa y llanamente. Habrá que entenderlo y dejarse de poesía pre-electoral. El “juntos” del PRO no es todos juntos, es “juntos la gente como uno”. La cosmovisión de Massa deja afuera a más de la mitad del padrón electoral. De Narváez es mucho más taxativo. La frase “ella o vos” debe traducirse como “Ellos o nosotros”. Nada nuevo, pero el grado de explicitud se ha vuelto cuasi pornográfico. Y sorprende que los futuros apaleados no lo comprendan.
En fin.
¿A quién votar entonces?
-Vas a votar al FPV, botonazo, vago, mantenido”.
Querido troll que andas buscando una hendija, debo decirte que, dada la oposición que he descripto y mi propia postura política, no me quedan muchas más opciones. Y no porque crea que el FPV es la panacea, el maná del que habla la biblia o el último vaso de agua del desierto. No no.
Puestos a transitar el barro de la realpolitik, el FPV es el que me lleva más cerca de mis objetivos. Que no siempre son los objetivos del FPV. De hecho, las más de las veces mis metas y las metas de una parte nada despreciable del FPV son antagónicas. No creo en el capitalismo, ni en serio ni en joda. Me parece que una sociedad no puede construirse sobre el aumento exponencial del consumo. Deploro minuciosamente el impacto sobre el medio ambiente que produce la sobredemanda y la sobreoferta. No quiero darle la mano a un tipo como Urtubey o Gioja. Guildo Insfrán me da caspa ácida y Alperovich me resulta vomitivo.
Pero los represores están presos y antes no lo estaban. El matrimonio igualitario es una realidad y antes no lo era. La necesidad de auxiliar a los sectores más desprotegidos no estaba y ahora hay AUH. Puede no gustarte que los negros coman todos los días, pero me hace feliz que eso pase.
Antes no había Ley de Medios y ahora hay. Mal aplicada, peor militada, bombardeada por la corporación judicial a pedido de la corporación económica. Pero ahí está.
Antes la ciencia era un estorbo intelectualoso y ahora es una política de estado.
¿Qué quiero decir con todo esto?
Que el escenario se ha modificado. Que de ahora en adelante hay cosas que ya no se pueden discutir, que son un dato básico, el insumo primordial de donde hay que partir para charlar cualquier cosa.
Hay situaciones que no tienen vuelta atrás porque ha cambiado la estructura. Y un cambio de estructura es de alguna manera una pequeña revolución. Que no es todo lo que uno quiere pero no es poco.
Quien esté familiarizado con Gramsci estará sonriendo en este momento.
Si amigos: se llama Guerra de Posiciones, aunque estamos muy lejos todavía del bloque histórico. Aunque estamos más cerca qe hace dos décadas atrás.
Se conquistaron varias trincheras. Me dirán que el FPV no es un partido revolucionario. Chocolate por la noticia diré yo. Pero si el reformismo propugnado por el gobierno molesta tanto, jode tanto y empuja al medio pelo a la calle casi gritando “Viva el cáncer” algo bueno debe estar ocurriendo.
Y ese engañapichanga de “han dividido al país”, ¡que ya estaba dividido gilipollas! ¿qué piensan? ¿Qué antes del FPV todo era un lecho de rosas, un sánguche de consenso y diálogo? No no. Que no se escuchara la voz de los olvidados, de los que no estaban invitados a la fiesta no significa que estuvieran recontentos con la exclusión creciente.
Pasa que a los mediopeleros y a los que cortan el bacalao no les gusta que les enmienden la plana. No les simpatiza ni un poco que sus actos y declaraciones tengan respuesta. Lo que llaman “libertad de prensa” es su viejo derecho de pernada de hablar sin recibir críticas. Paradójicamente cuando piden pluralidad en realidad buscan hablar solos, a los gritos y que todo el resto se calle.
Ahora, mal que mal, con todas las reservas del caso, hay más de una voz. Varias diría yo. Y eso siempre es bueno, aunque no le guste a Marcelo Bonelli.
Y no solo hay más de una voz, hay pibes que se interesan en la política. La vieja y puta política, tan denigrada e insultada, retomada por los muchachos que vuelven a discutir lo que nunca tendría que haber dejado de discutirse.
Y si, hay confrontación. ¿Qué esperaban? ¿Régimen de partido único?
La única unanimidad es la de los cementerios, y tampoco es tan perfecta.
Por último, dado que este testamento se ha hecho largo, culpo en persona a la oposición por la falta de alternativas, serias, argumentadas, sólidas. No es posible que ningún opositor tenga propuestas superadoras. Me resulta increíble que no exista una sola opción distinta al gobierno nacional que pueda tomar lo que se ha hecho bien, mejorar lo que está más o menos, rehacer lo que está mal y sobre todo, renunciar a la venganza por la que claman con la baba cayéndoles por la comisura de los labios, casi todos los representantes del arco opositor.
Eso me asusta: la sed de revancha. Cosa que uno puede comprobar escuchándolos, leyéndolos, verificando las consignas de los cacerolazos, etc.
Es odio en estado puro que pretende la destrucción del supuesto enemigo.
Piden diálogo y consenso. Pero solo de la boca para fuera.
Por dentro quieren venganza. Quieren disciplinar al negraje que tuvo la peregrina idea de transformarse en sujeto político. Quieren recordarle que no pueden ser protagonistas de su propia historia porque para iluminarlos están ellos, los que han desplegado durante décadas su hombría de bien con tanto éxito que casi nos hacen desaparecer como país.
A los que dicen: “Soy de la mitad que mantiene a la otra mitad” hay que contestarles recordando su indiferencia “Sos de la mitad que miraba para otro lado mientras excluían a la otra mitad”. Y ahora querés lo mismo aunque disimules tus intenciones detrás de consignas republicanas.
Nunca les interesó la república ni las instituciones, y siguen sin importarles un soto.
Creen que el país es una estancia y que ellos son los patrones.
No más. Ya no más.
Si che, soy un botonazo.
Nos vemos el domingo, urna de por medio.

jueves, 8 de agosto de 2013

INDECENTES

Inmorales
Inescrupulosos
Innobles
Respeto por el duelo.
Respeto por la tragedia.
Un poco de humanidad.
Pedírselo a esta gente es inútil.
Ellos quieren seguir mostrando "indignación"
Y lo que muestran es indignidad.
...